Adjetivos determinantes

Tal vez lo más conveniente, previo a tomar un momento para explicar el concepto de Adjetivo determinativo o determinante, sea revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partícula, dentro de su justo contexto morfológico.

Definiciones fundamentales

De esta manera, puede que también sea recomendable delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Palabras, Sustantivos y Adjetivos, por encontrarse directamente relacionados con las partículas que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las palabras

En este sentido, se tendrá entonces que las Palabras han sido explicadas de forma general como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las Lenguas naturales. No obstante, puede que el entendimiento integral de este tipo de partículas pase por tomar en consideración la definición particular que han promulgado sobre ellas cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, la Morfología –materia que se preocupa por la constitución de las palabras- define estar partículas lingüísticas como una estructura morfológica, conformada por una combinación coherente de Lexemas (unidades lingüísticas que se encargan de aportar a la palabra su sentido léxico) y de Morfemas (unidades lingüísticas que se unen al Lexema, para complementarlo, aportándole a esta partícula información léxica, o incluso gramatical.

Con respecto a la Semántica, esta disciplina que se encarga de estudiar los significados, ve en las Palabras partículas lingüísticas con sentido propio, las cuales hacen vida entre dos silencios, que ocurren durante un texto. En este punto, es importante señalar que siempre que en Lingüística se hable del concepto “texto”, se hará para señalar el texto oral, puesto que para esta disciplina el texto escrito o la Escritura es apenas un sistema secundario de registro de la realidad viva y dinámica del Lenguaje.

Por último, también será necesario señalar que la Sintaxis –área lingüística que se enfoca en estudiar las palabras de acuerdo a su ubicación- concibe a estas partículas como el núcleo mismo de la oración, así como cada uno de los eslabones que conforman esta cadena superior de conocimiento.

De esta forma, en una visión que fuese desde lo micro a lo macro, una combinación de lexemas y morfemas generaría palabras, al tiempo que una organización coherente de palabras produciría oraciones, y finalmente una disposición coherente y cohesionada de oraciones daría como resultado textos.

Sustantivos

En segunda instancia, será igualmente necesario tomar un momento para revisar el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las lenguas naturales.

Así también, desde una perspectiva mucho más específica, los Sustantivos han sido explicados por la Semántica como un tipo de palabra, que cumple con la tarea de señalar algunas entidades específicas, las cuales se encontrarán conformadas entonces por personas, lugares, animales, objetos o conceptos. Por ende, los Sustantivos podrán ser considerados como nombres, en tanto que se encargan de nombrar.

Desde el punto de vista de la Morfología, los Sustantivos serán considerados entonces como palabras variables, puesto que cuentan con la capacidad de cambiar su estructura, a fin de poder concordar en género y número con la entidad que nombra. Para la Sintaxis, en cambio, los Sustantivos han de ser vistos como el núcleo mismo del sujeto, así como de los sintagmas nominales y preposicionales.

Adjetivos

Por último, también será de provecho lanzar luces sobre el concepto de Adjetivos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de palabras, que pueden encontrarse en las lenguas naturales.

En un sentido mucho más específico, los Adjetivos han sido explicados por la Sintaxis como aquellas partículas, que en la oración, se ubican al lado de los Sustantivos, para acompañarlos, y al mismo tiempo calificarlos o determinarlos.

Por su lado, la Morfología ha explicado que los Adjetivos podrían verse también como palabras variables, en tanto estas partículas logran cambiar su estructura lingüística, a fin de concordar en género y número, con los sustantivos que acompañan.

Finalmente, para la Semántica, los Adjetivos serán palabras que acompañan al Sustantivo, bien sea de forma anterior o posterior, con el fin de señalar algunas de sus características o atributos específicos. En este orden de ideas, esta disciplina también advierte que los Adjetivos pueden señalar dos distintos tipos de características:

  • Características concretas: cuando los adjetivos refieren a características que pueden ser percibidas por medio de los sentidos. Por ejemplo: Cama suave, Perro negro.
  • Características abstractas: cuando los adjetivos se refieren a características que resultan imposibles de ser percibidas por los sentidos, puesto que se encuentran conformadas por ideas, o conceptos. Por ejemplo: Soldado valiente, Niño travieso.

Adjetivo determinante o determinativo

Una vez se han explicado cada uno de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo tomar un momento para aproximarse al concepto de Adjetivos determinantes o determinativos, los cuales han sido explicados en primer momento como uno de los principales tipos de Adjetivos que existen en las Lenguas naturales.

Por igual, ya desde una perspectiva mucho más precisa, se tendrá que la Semántica ha definido los Adjetivos determinantes o determinativos, como la partícula lingüística que acompaña al Sustantivo, con el fin de identifica y precisar el significado de esta partícula, así como de la entidad que es nombrada por ella, es decir, que este tipo de Adjetivos cumplen con la función de determinar al Sustantivo.

Un ejemplo de este tipo de Adjetivos sería el siguiente:

Pásame aquel libro

En esta oración, la partícula “aquel” constituye un adjetivo determinante o determinativo, en tanto que acompaña al Sustantivo, para precisarlo, revelando que el libro que se pide es uno en específico, y no cualquiera.

Tipos de Adjetivos determinantes o determinativos

No obstante, no se puede hablar de un solo tipo de Adjetivos determinativos. En este sentido, al menos en el Español, la Lingüística reconoce siete distintos tipos, cada uno de los cuales puede ser explicado de la siguiente forma:

Artículos

Este tipo de adjetivo cumple con la tarea de acompañar al sustantivo, a fin de identificarlo o precisarlo, al tiempo que denuncia si la entidad que nombra el sustantivo es conocida o no por el hablante. De igual forma, la Lingüística señala que esta clase de adjetivo cuenta con dos distintos subtipos, los cuales han sido explicados a su vez de la siguiente forma:

  • Artículo determinado: se usa cuando la entidad de la cual se habla es conocida por el hablante, es decir, que se encuentra determinada o definida. Algunos ejemplos de este tipo de partículas serán los siguientes:

La mañana está hermosa
El señor Jairo vendrá mañana
Las casas coloniales son hermosas
Los años pasan volando

  • Artículo indeterminado: por su parte, dentro de esta clase de Adjetivos determinativos también se encontrarán los Artículos indeterminados, los cuales acompañan al sustantivo, para definirlo, al tiempo que indican que el hablante desconoce o no tiene precisión sobre la entidad de la cual habla. Algunos ejemplos del uso de estos adjetivos en el Español serán los siguientes:

Un día de estos voy para allá
Pásame una manzana de esas
Unos hombres vinieron a buscarla
Vino a hacerme unas preguntas, y se fue

Adjetivos demostrativos

En segundo lugar, dentro de los distintos tipos de Adjetivos determinante o determinativos se encuentran los Demostrativos, los cuales también acompañan al Sustantivo, para precisarlo y definirlo, al tiempo que señalan a cuál distancia se encuentra la entidad respecto a la persona que habla. Por ende, estos adjetivo señalan la proximidad de la entidad.

En el Español, existen tres distintos tipos de Adjetivos demostrativos, de acuerdo entonces a la proximidad que señalan, una explicación breve de cada uno sería los siguientes:

  • El primer grupo, sirve para indicar que el objeto o entidad de la cual se habla se encuentra bastante cerca de la persona que habla. Estas partículas serán las siguientes: este, esta, estos, estas.
  • En segundo lugar, se encontrarán aquellas partículas que revelan que la entidad de la cual se habla se encuentra a una distancia media, o intermedia, de la entidad respecto a la cual se habla. Estas partículas serán las siguientes: ese, esa, esos, esas.
  • Por último, dentro de este tipo de Adjetivos se encontrarán también aquellas partículas que son usadas para indicar que el objeto o entidad, respecto al cual se habla se encuentra a una distancia lejana, respecto al hablante. En el Español, este tipo de particular serán las siguientes: aquel, aquella, aquello, aquellas, aquellos.

Adjetivos posesivos

En tercer lugar, dentro de los Adjetivos determinativos, se encontrarán también los Adjetivos posesivos, los cuales han de ser vistos entonces como aquellas partículas lingüísticas que acompañan al Sustantivo, para precisarlo y definirlo, señalando entonces a quien pertenece la entidad que este nombra. Algunos ejemplos del uso de los Adjetivos posesivos dentro del Español serán los siguientes:

Mi esposo llegará de viaje mañana
Tu carro es hermoso
Nuestros hijos crecen rápido

Adjetivos numerales

Por otro lado, dentro de los distintos tipos de Adjetivos determinativos, se podrán conseguir también los Adjetivos numerales, los cuales cumplen con la tarea de acompañar al Sustantivo, a fin de precisar las relaciones numéricas que sostiene o expresa esta partícula. Al menos en el Español se pueden encontrar cuatro distintos tipos de Adjetivos numerales:

  • Cardinal: es usado para precisar la cantidad específica de la identidad. Por ejemplo: Martha tuvo dos hijos.
  • Ordinal: por su lado, este tipo de partícula es usada para precisar el orden que ocupa la entidad dentro de una distribución o conjunto. Por ejemplo: Es la segunda vez que me llamas.
  • Múltiplo: así mismo, dentro de los Adjetivos determinativos numerales, se encuentran los múltiplos, los cuales acompañarán al Sustantivo, para indicarle cuántas veces esta partícula contiene una cantidad específica. Por ejemplo: A Mario le dieron una triple ración de helado.
  • Partitivo: finalmente, dentro de los Adjetivos determinativos numerales, se encontrará también este tipo de adjetivos, que se unen al Sustantivo, para señalar qué parte de una unidad dividida en varias partes representa la entidad. Por ejemplo: La mitad de la luna no se ve.

Adjetivos indefinidos

Así también, dentro de este tipo de adjetivos, se encontrarán de igual forma los Adjetivos determinativos indefinidos, los cuales acompañan al Sustantivo, a fin de definirlo, denunciando entonces que se desconoce respecto a él, tanto su cantidad como su identidad. Algunos ejemplos de su uso serán los siguientes: Dijo que vendría cierto día a acordar las cláusulas.

Adjetivos interrogativos

Por su lado, este tipo de partículas, que pueden contarse dentro de los Adjetivos determinativos, servirán entonces para acompañar al Sustantivo, indicando que sobre él recae la pregunta que se fórmula. Los adjetivos interrogativos serán los siguientes: Cuánto, Qué, Cuáles, Cuántos. Siempre van acentuados, y dentro de signos de interrogación, si es una pregunta directa.

Adjetivos exclamativos

Por último, estas partículas también forman parte de los Adjetivos determinativos, y cumplen con la tarea de acompañar al sustantivo, para señalar cuál es la entidad respecto a la cual se genera la oración de exclamación. Los adjetivos exclamativos del Español son los siguientes: Qué, Cuánta, Cuántas. Siempre van acentuados, y forman parte de oraciones que deben ir encerrada en signos de exclamación.

Imagen: pixabay.com

Adjetivos determinantes
diciembre 29, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar