Adverbios modificadores

Dentro de una clasificación de adverbios, realizada por la Sintaxis, se distinguen los Adverbios modificadores. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta clase de partículas, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderlas en su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se decidirá igualmente enfocar esta revisión a dos nociones específicas: Palabras y Adverbios, por encontrarse directamente relacionados con la clase de palabras, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las palabras

De esta manera, se comenzará diciendo que las Palabras han sido explicadas, de manera general, como uno de los principales tipos de partículas lingüísticas, que existen en las lenguas naturales. Empero, si se quisiera tener una visión integral sobre ellas, tendría que hacerse también una revisión de cuáles son las definiciones que las principales disciplinas lingüísticas han promulgado sobre las palabras.

En este orden de ideas, podrá verse cómo por ejemplos la Morfología –disciplina que se centra en estudiar la constitución de las partículas lingüísticas- entiende que las palabras pueden ser explicadas como estructuras morfológicas, que surgen de la combinación coherente de algunas unidades lingüísticas, como por ejemplo los Lexemas –los cuales aportan información léxica a la palabra- o los Morfemas –que se unen a los lexemas, para complementarlos, aportando información léxica o semántica.

Por su parte, la Semántica –materia que se preocupa por estudiar los significados- ha descrito las palabras como una clase de partícula lingüística, con sentido propio, la cual se ubica entre dos silencios, que suceden en un texto. En cuanto a este concepto, es necesario también señalar que siempre que en la Lingüística se haga referencia a la noción “texto”, se hará para referirse el “texto oral”, y nunca al escrito, en tanto que para esta disciplina la Escritura es tan solo un sistema de registro secundario de la realidad viva del lenguaje, al cual considera su verdadero objeto de estudio.

Finalmente, para la Sintaxis –disciplina que estudia las partículas de acuerdo a su función y posición- las palabras vienen siendo el núcleo mismo de la oración, al igual que cada uno de los eslabones de esta cadena superior de sentido. De esta forma, en una visión de micro a macro, la mezcla de lexemas y morfemas generan palabras, mientras que las combinaciones de palabras dan como resultado oraciones, y por último el ordenamiento de oraciones genera textos.

Los adverbios

En segunda instancia, también será necesario revisar el concepto de Adverbios, los cuales serán explicados por la Lingüística, como una de las principales clases de palabras, que existen en las lenguas naturales.

Así mismo, desde una óptica mucho más específica, la Sintaxis ha explicado los Adverbios como un tipo de palabra, que cumple con la tarea de acompañar, en la oración, a los verbos, adjetivos o incluso algunos adverbios, con el fin de modificarlos. En cuanto a su posición, estas palabras pueden ubicarse tanto de forma anterior como posterior a las partículas a las cuales acompaña.

No obstante, esta no es la única función que la Sintaxis reconoce para los Adverbios, puesto que esta disciplina también señala que estas partículas pueden fungir como nexos sintácticos, con la capacidad de unir dos elementos distintos de la oración, o incluso también dos oraciones.

Para la Semántica, en cambio, los Adverbios son entendidos como una clase de palabra, cuya misión será acompañar a verbos, adjetivos o adverbios, con el objetivo de complementarlos, ofreciendo sobre ellos información circunstancial, es decir, el lugar, tiempo, modo, cantidad o frecuencia, entre otros datos, que atañen a la acción o característica, señalada por las palabras a las cuales acompañan los Adverbios.

Por último, la Morfología considera que los Adverbios deben ser entendidos como una clase de palabra invariable, toda vez que no modifican su estructura morfológica, aun cuando las palabras a las cuales acompaña sí cuentan con la facultad de modificar su forma, en cuanto al contexto lingüístico al que pertenecen.

Adverbios modificadores

Toda vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los Adverbios modificadores, considerados en principio como uno de los tantos tipos de adverbios, que pueden encontrarse desde una perspectiva sintáctica.

Así también, desde una perspectiva mucho más precisa, la Sintaxis ha señalado que los Adverbios modificadores son aquellos que en la oración se sitúan al lado del verbo, con el fin de modificar su sentido. Por ende, se entiende igualmente que desde el punto de vista semántico los Adverbios modificadores son concebidos como partículas que una vez acompañan al verbo amplían o alteran su significado.

Siendo adverbios al fin, la Morfología también ha explicado que los Adverbios modificadores pueden ser entendidos entonces también como palabras invariables, puesto que no cambian su estructura morfológica. Algunos de los ejemplos que se pueden encontrar, respecto a esta clase de Adverbios, en el Español, serán los siguientes: Todo, Nada, Algo, Muy, Mucho, Menos, Mal, Peor.

Imagen: pixabay.com

Adverbios modificadores
marzo 30, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar