Análisis literario de Arráncame la vida

Dentro de las Letras latinoamericanas, se conoce con el título de Arráncame la vida a una novela de la célebre escritora mexicana Ángeles Mastretta, la cual fue publicada originalmente en México, durante el año 1985, convirtiéndose desde el primer momento en un fenómeno en ventas, hecho que le valió su reedición siete años después por la casa editorial Seix Barral, quien la publicó nuevamente y con gran éxito en 1992.


Lo más reciente:

Trascendencia de Arráncame la vida

De acuerdo a algunos críticos literarios, esta novela de la escritora y periodista mexicana Ángeles Mastretta cuenta con una gran trascendencia dentro de las letras hispanoamericanas, en especial en la Literatura mexicana, en donde marca una antes y un después en cuanto a Literatura feminista, como ha sido catalogada por algunos lectores y críticos. En este sentido, Arráncame la vida cuenta con el privilegio de erigirse como la primera novela de su escritora, y también en la pionera en abordar temas pertenecientes a la dimensión íntima femenina, los cuales nunca antes habían sido abordados por ninguna otra autora o autor.

Análisis literario de Arráncame la vida

En cuanto a los atributos literarios de esta obra narrativa, la Crítica la ha considerado como una obra, cuyo narrador en primera persona va dando cuenta paralelamente de dos grandes universos: el lado patriarcal, encargado de ejercer el poder desde lo militar y político, aun cuando deba tejer redes no tan transparentes en torno a sus negocios y ambiciones. Por otro lado, la narradora también da cuenta de cómo es percibido desde el lado femenino esta lucha masculina por el poder, al tiempo que aborda otros temas inherentes a la intimidad de la mujer mexicana, en medio de una sociedad que continúa viendo al sujeto femenino más como un objeto decorativo que como un ser humano.

En este sentido, a través del personaje protagónico, llamado Catalina Guzmán, la obra se enfoca en distintos aspectos femeninos, que para el momento de su publicación resultaba un verdadero tabú, dentro de la sociedad mexicana. De esta forma, se podrían enumerar algunos de los principales tópicos que toca esta obra narrativa, de la Literatura contemporánea mexicana. A continuación, algunos de ellos:

Opinión de la mujer en el matrimonio

De acuerdo a algunos críticos, la primera parte de Arráncame la vida, la cual gira en torno a la forma en que el General escoge a Cati, y cómo sus padres le permiten llevarla al mar, sin que dé explicaciones y aun llevándole treinta años de edad, así como luego se la lleva para su casa, sin grandes ceremonias, estaría erigiéndose a una gran crítica a la forma cómo en la sociedad mexicana se estuvieron llevando durante siglos las uniones matrimoniales, en donde el hombre y los padres son los que deciden la suerte de la mujer, sin que ésta tenga derecho a opinar. En cuanto a la novela, por fortuna para Cati, ella sí se enamora del General, aun cuando con el tiempo ese amor se vaya enfriando y demostrándose mentira.

Violencia machista

Así mismo, desde el principio, Cati es obligada por el General a hacer y aceptar muchas cosas que atentan contra su propia dignidad y estabilidad, y que sin embargo acepta con sumisión y obediencia, erigiéndose como un ejemplo de las continuas vejaciones de las que son víctimas las mujeres bajo el yugo patriarcal, el cual las ve y trata como objetos o parte del mobiliario doméstico. Cati es víctima de una violencia sistemática, que más que por golpes, se traduce en la obligación de aceptar, obedecer, permanecer sola, auto-anularse, entre otras concesiones que la van relegando a un segundo plano.

Sexualidad de la mujer

Así mismo, otro de los grandes temas y revelaciones de la novel Arráncame la vida giran en torno al cuerpo de la mujer y su sexualidad. Hasta ese momento, era un tema no abordado por ningún autor mexicano, asumiéndose que el placer femenino no era campo de conversación. Sin embargo, Ángeles Mastretta construye con Cati un personaje femenino que comienza a preguntarse cómo el cuerpo femenino puede alcanzar el placer que ella puede observar en el cuerpo de su marido, el General.

De igual forma, los otros personajes femeninos de su entorno demuestran también una gran ignorancia sobre el tema de su propia sexualidad, dejando sobre la mesa el cómo existe en la sociedad -en donde hace vida Cati- un profundo veto sobre la sexualidad femenina, la cual solo era vista a través de tres estereotipos o paradigmas: la Virgen de Guadalupe, inmaculada y pura; la Malinche, traicionera y fácil; o la chingada, la mujer violada y despreciada. No obstante, Arráncame la vida trae a escena un nuevo modelo de mujer, una mujer de carne y hueso que se cuestiona por qué su voz no vale y por qué su cuerpo es ignorado o utilizado, sin que se le vea como una fuente no sólo dadora de placer, sino también receptora.

La mujer en el matrimonio

Arráncame la vida también se convierte en un espacio en donde se plantea la vida de la mujer mexicana dentro de la institución del matrimonio, el cómo debe aguantar pacientemente las distintas infidelidades, mientras se ocupa de la casa y de conservarse pura. No obstante, ya cuando Cati se convierte en una mujer madura surge también la oportunidad de entregarse al verdadero amor, conociéndolo ya en su adultez, y viviendo la pasión y amor que se le había negado. De esta manera, Arráncame la vida lanza luces igualmente sobre un tema aún más complejo que la sexualidad femenina mexicana: el adulterio de la mujer.

La maternidad

Finalmente, otro de los grandes temas feministas que esta novela desnuda frente a sus lectores es la maternidad, siempre idealizada por la sociedad patriarcal, la cual la hace ver como el último objetivo de toda mujer, su camino a la realización. En esta historia en cambio se le aborda desde un punto de vista biológico y práctico, revelando cómo Cati incluso confiesa dedicarse a sus hijos, no por amor, sino por ser la única opción que la salvaría del aburrimiento. En este sentido, la maternidad también es despojada del velo romántico con el que ha sido apreciada siempre, para inscribirse en una responsabilidad más, impuesta al universo femenino, el cual –lo desee o no- debe asumirlo en silencio, y entregársele con dedicación.

Conclusión

Es así entonces cómo Arráncame la vida es vista por la Crítica como una novela posmoderna de tema netamente feminista, la cual crea una renovación en las Letras hispanoamericanas, planteando un nuevo imaginario y lenguaje, que pone punto final a la voz masculina –ejercida por los hombres escritores o por las escritoras que hasta entonces emulaban la voz masculina- para dejar que se cuele entre sus páginas la voz de la mujer que se atreve a cuestionarse la larga lista de imposiciones que va sufriendo a lo largo de una vida, que la condena más a ser objeto decorativo y utilitario, que un ser humano con razón, voto, ambiciones, esperanzas, pasiones, sueños y Derechos.

Imagen: pixabay.com

Análisis literario de Arráncame la vida
octubre 30, 2016

Ver más Artículo al azar