Antónimos complementarios

Quizás lo mejor, antes de abordar una explicación sobre los Antónimos Complementarios, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro ayudarán entender este tipo de palabras, dentro de su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que lo mejor sea enfocar esta revisión teórica a tres definiciones específicas: la primera de ellas, la de Palabra, pues esto permitirá entender en qué clase de partícula lingüística pueden ser clasificados estos tipos de antónimos. Así mismo, será necesario revisar los conceptos de Antónimos y de Antónimos complementarios. A continuación, cada uno de ellos:

La palabra

De esta manera, se comenzará por decir que la Palabra puede ser explicada como un tipo de partícula lingüística, la cual ha sido explicada desde tres distintas perspectivas. Por ejemplo, para la Morfología la Palabra será entendida como una combinación coherente de Lexemas (unidades mínimas de sentido) y de Morfemas (unidades lingüísticas que aportan información léxica o gramatical al lexema).

Por su lado, la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar las palabras desde su significado- ha visto la Palabra como una partícula mínima que refiere a conceptos específicos, y que se encuentra incluida entre dos silencios, que suceden en un texto. En este punto, es necesario señalar que cuando en Lingüística se habla de texto se referirá al texto oral, y no al escrito, por cuanto para esta disciplina la Escritura será tan solo un registro secundario del lenguaje, que existe en la Lengua, y se realiza en el Habla.

En cuanto a la Sintaxis, esta disciplina señala la Palabra como el núcleo de la oración. En una visión, que va de micro a macro, la Palabra sería una combinación coherente de lexemas y morfemas, mientras que la combinación de palabras da como resultado oraciones, y finalmente una organización coherente y cohesionada de oraciones dan como resultado textos.

Antónimos

En segunda instancia, los Antónimos serán entendidos como una clase de palabras, definida desde la Semántica, y explicada como aquella partícula lingüística, comprendida entre dos silencios, que ocurren en un texto, y que se relacionan con otra u otras palabras, ante las cuales presentan oposición, a nivel semántico. No obstante, la Semántica refiere que no existe un solo tipo de Antónimos, sino que estos se clasificaran según el grado de oposición que los pares o grupos de palabras sostienen entre ellos.

Antónimos Complementarios

Finalmente, también será necesario reparar en el concepto de Antónimos complementarios, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de antónimos, reconocidos por la Semántica. Por igual, desde un punto de vista más particular, los Antónimos complementarios serán explicados como aquellos pares de palabras, entre los cuales además de oposición también existe un grado de exclusión, es decir, que si existe la presencia de una idea o concepto, se asume que su antónimo es imposible, pues además de oponerse se excluyan. Un ejemplo de este tipo de antónimos complementarios, serán los pares Vivo / Muerto, en donde claramente se percibe que si un individuo se encuentra vivo no está muerto, y viceversa, por lo que entonces estos pares de partículas son Antónimos complementarios.

Ejemplos de Antónimos complementarios

Sin embargo, puede que ciertamente la forma más eficiente de completar una explicación sobre este tipo de antónimos, sea conveniente revisar algunos ejemplos, que permitan exponer algunos casos en donde se puede ver de forma concreta cuáles son los pares de palabras del Español, que pueden ser usadas como ejemplos de Antónimos complementarios. A continuación, algunos de ellos:

  • Un primer ejemplo de Antónimos complementarios será el par Casado / Soltero, puesto que si un individuo se encuentra Casado, no puede estar Soltero, por lo que entonces son conceptos opuestos, y a la vez excluyentes.
  • Así también el par Apagado / Encendido puede ser comprendido como un ejemplo de Antónimos complementarios, puesto que si un elemento se encuentra apagado no puede estar encendido, por lo que entonces serán Antónimos complementarios.
  • En tercer lugar, el par Legal / Ilegal será conocido como Antónimos complementarios, ya que si un hecho es legal no puede ser ilegal, por lo que entonces este par de palabras, además de oponerse, son excluyentes.
  • Por otro lado, en el Español, otro ejemplo de Antónimos complementarios, serán las partículas Par / Impar, puesto que estos conceptos se excluyen mutuamente, al tiempo que también se pueden considerar como opuestos.
  • También se puede encontrar un ejemplo de Antónimos complementarios en el Español en el par Puro / Impuro, puesto que apuntan a conceptos opuestos y excluyentes, en consecuencia estas partículas se insertan en este tipo de antónimos.
  • Con respecto a los diversos Antónimos complementarios del Español se puede encontrar el par Verdad / Mentira, pues si algo es verdad, no puede ser mentir a medias. En consecuencia, estos conceptos se oponen y excluyen.
  •  Por último, el par Justicia / Injusticia también podrán ser entendidos como palabras, del Español, que refieren a conceptos opuestos y excluyentes, por lo que entonces pueden ser tomados igualmente como ejemplos de Antónimos complementarios.

Imagen: pixabay.com

Antónimos complementarios
agosto 29, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar