Avances de la Ciencia y Tecnología, ¿bueno o malo?

La Tecnología puede ser entendida como el conjunto de hallazgos, inventos, herramientas y máquinas que una civilización ha desarrollado, por medio de su conocimiento científico, durante el transcurso de su historia. Así mismo, puede ser tenida también como el grupo de descubrimientos y herramientas creadas con el que una determinada sociedad cuenta en un momento preciso de su historia.

También te puede interesar:

De esta forma el concepto de Ciencia y Tecnología tendría una visión diacrónica, la cual podría ser vista desde el punto de vista acumulativo, así como una expresión sincrónica, en donde se estudien o resalten exclusivamente los avances e invenciones que se hayan hecho en un momento específico de la historia de la civilización estudiada.

Carácter práctico de la Ciencia y la Tecnología

Así mismo, los expertos coinciden en señalar que el desarrollo científico y tecnológico de una civilización se encuentra estrechamente relacionado con la praxis económica de ésta, siendo el modo de vida, producción y consumo lo que genera los avances científicos y tecnológicos específicos de una sociedad, los cuales son directamente impulsados por la necesidad de dar solución a los retos que implican dicho desarrollo económico y cultural.

En este sentido, se podría afirmar entonces que el desarrollo científicos y tecnológico es un proceso meramente práctico, es decir, que se da y avanza con la intención de solucionar hechos prácticos, que le permitan a la sociedad que los concibe realizar sus procesos de producción, alimentación, consumo, recreación, información, comunicación, entre otros, de forma mucho más rápida, sencilla, eficiente, elevando así su nivel de vida, el cual en la era moderna es entendido específicamente como confort.

Tecnología y medicina

No obstante, la Tecnología también se ha ido desarrollando conforme a las necesidades médicas de la civilización humana. Así, Ciencia y Tecnología han caminado de la mano en la invención de medicinas, intervenciones quirúrgicas, tratamientos, trasplantes de órganos e implementación de prótesis de gran tecnología, con el fin de mejorar la calidad y esperanza de vida de aquellos miembros de la sociedad que han enfermado, cuya vida se encuentran en peligro, o que por sus condiciones físicas necesitan el uso de desarrollos tecnológicos que garanticen y les brinden mejores posibilidades de movilidad.

Breve historia de la Tecnología

Así las cosas, la Ciencia ha asumido que la Historia de la Tecnología puede comenzar a contarse desde el momento en que el primer humano tomó una piedra, un palo o hueso, a fin de utilizarlo como herramienta, que le permitiera realizar de una forma mucho más eficiente alguna tarea específica. Es decir, desde el instante en que la mente humana concibió el carácter utilitario que podía tener un elemento de su entorno inmediato.

Al respecto entonces, la Historia de la Ciencia y la Tecnología fija sus inicios en los comienzos de la civilización misma, contando con sus primeros avances en la remota Edad del Paleolítico, en donde resaltan avances o invenciones como el desarrollo de cuchillos y armas que serían usadas para la casa. Igualmente, durante esta etapa el hombre hizo otros importantes descubrimientos, que revolucionarían para siempre la civilización, así como el propio desarrollo evolutivo de éste: en primer lugar, el humano descubrió y aprendió a manipular el fuego, lo cual le permitió cocinar los alimentos, lo cual incidió de forma impactante en su metabolismo y evolución. Por otra parte, también inventó la rueda, logrando un importante avance en los medios de comunicación, lo cual le permitió también trasladar productos de un sitio a otro.

Más adelante, durante el Neolítico, el humano concibió y descubrió la Agricultura, cambiando su historia para siempre, pues esto hizo que la civilización pasara de ser nómada a sedentaria, abandonara las cavernas por casas primitivas cercanas al cultivo, además de las herramientas desarrolladas para la siembra, las cuales serían fabricadas por los hombres de la Edad de los Metales, quienes prepararían al hombre para la Edad Antigua y la Edad Media, las cuales contarían también con sus importantes descubrimientos científicos, como aquellos ocurridos dentro de la Astronomía, las Matemáticas, la Química, la Literatura, la Filosofía, entre otras ciencias que alimentarían el gran desarrollo tecnológico de los años venideros.

Siglo XX

Sin embargo, quizás la época de la civilización en donde más han sucedido avances científicos y tecnológicos haya sido el siglo XX, el cual le otorga a la Edad Contemporánea el privilegio de contar con herramientas, máquinas e invenciones que dejarían atónito e incrédulo a cualquier ciudadano del pasado, cuando éstas eran sólo parte de la Ciencia ficción.

De esa forma, durante las diez décadas del siglo XX, en especial en aquellas transcurridas durante y después de la Segunda Guerra Mundial, el mundo fue testigo del descubrimiento de la electricidad, de las ondas hertzianas, así también como de la invención de trenes eléctricos, automóviles, aviones, naves espaciales, medios de comunicación: telégrafo, radio, televisor, fax, internet. Por su parte, la Medicina innovó también con el descubrimiento de las vacunas y de los antibióticos, los cuales han salvado miles de vida, según afirman los científicos. Así también avanzó a pasos agigantados el campo quirúrgico, permitiendo también el trasplante de órganos. La infertilidad dejó de ser un problema sin solución, a través del desarrollo de la inseminación artificial, los bebés in vitro, así como otros importantes descubrimientos de la Medicina de Fertilidad.

En la actualidad, para la mayoría de los ciudadanos de países industrializados es tan sólo impensable un mundo donde no existan aparatos electrodomésticos, electricidad, agua y gas directos, televisión, radio, teléfonos celulares, ascensores, escaleras mecánicas, carros, trenes, barcos, aviones, entre otros miles de inventos que han construido un mundo de confort, en donde el hombre se ha integrado como una pieza más de la gran maquinaria de producción, que origina día a día muchos más avances, centro y objeto de estudio de esta era, la cual ha sido nominada sin casi ninguna oposición: la era tecnológica.

Ciencia y Tecnología, ¿buena o mala?

Sin embargo, aun cuando la mayoría de las personas sienten fascinación por cada uno de las invenciones de la industria tecnológica, la cual avanza a pasos agigantados, produciendo durante un año invenciones que tardaron siglos en concebirse, algunos se preguntan si la civilización se encuentra dando los pasos correctos al transitar por este camino. De esta forma surgen dos versiones, que resulta pertinente revisar:

Tecnología milagrosa

Por un lado, se encuentran aquellos que celebran la tecnología y sus descubrimientos, otorgándole a ésta la existencia y conformación misma de la sociedad actual. Así mismo, ven en la tecnología la manifestación misma de la gran capacidad e inteligencia del hombre, quien se ha impuesto a los retos de la naturaleza, venciéndolos y superándolos, lo cual le ha permitido generar invenciones que garantizan el confort, la salud y el desarrollo de aquellos que tengan acceso a ellos, aun cuando no sea la gran mayoría, puesto que también es importante recordar los gastos y costos que implican este tipo de avances y cómo llegan sólo a manos de quienes pueden costearlos, lo cual haría que en realidad el poder de comunicación, estudio, confort, salud y seguridad llegara a solo unos pocos en el mundo.

Sin embargo, más allá de las diferencias o exclusiones, aquellos que avalan por el desarrollo tecnológico ven en él el increíble potencial de cambiar el mundo, para bien, que guarda en su seno la Ciencia y la Tecnología, pudiendo llevar a todos los humanos, no sólo confort, sino sobre todo fuentes sustentables y seguras de alimentación, trabajo y salud.

Tecnología catastrófica

No obstante, existe también un grupo que identifica el desarrollo de la Tecnología como algo negativo e incluso riesgoso, considerando que si bien ella ha traído hechos positivos para la vida del hombre, su crecimiento vertiginoso puede implicar un gran riesgo para la propia especie que la creó. En este sentido, uno de los principales puntos a criticar se enfoca específicamente en la carrera por crear cada día dispositivos más eficientes y novedosos, cuyo tiempo de aparición cada vez se acorta más, incitando a que las personas vivan una carrera por alcanzar la última tecnología, cambiando de dispositivos, por una cuestión de moda más que de necesidad. Lejos de ser una crítica social, la preocupación de sus detractores se dirige a la gran cantidad de recursos naturales empleados en la fabricación de cientos de dispositivos, así como en los deshechos tecnológicos que van quedando detrás de esta acelerada industria.

Así mismo, hay quienes indican que el desarrollo de la tecnología que vive la civilización desde el siglo XX se generó gracias a los conflictos bélicos vividos durante esa centuria, hecho que originó que la Ciencia descubriera de forma más rápida y eficiente cómo hacer armas de destrucción masiva, y un poco más lento las curas para enfermedades mortales, hecho bastante criticado por aquellos que opinan que aunque la Tecnología es sumamente útil, en realidad ha sido mal direccionada por quiénes la financian y manejan.

Conclusión

En este sentido, se podría concluir entonces que la Ciencia y la Tecnología son una fuente inagotable de invenciones que pueden traducirse en el bienestar de los humanos, siempre y cuando se use adecuadamente, de forma sostenible, pensando en las consecuencias, y siendo impulsada en todo momento por el deseo de producir, mantener, curar y proteger la vida humana, teniendo a la vez cuidado con los efectos colaterales de su acción. De esta forma, la Tecnología –como toda creación y producto humano- será buena o mala, según el uso que le den los humanos que la manejen.

Imagen: pixabay.com

Avances de la Ciencia y Tecnología, ¿bueno o malo?
octubre 6, 2016

Ver más Artículo al azar