Biografía de Afonso de Albuquerque

Afonso de Albuquerque (Alhandra, Portugal, 1453 – Goa, India, 16 de diciembre de 1515). Almirante, Líder militar y Conquistador de origen portugués, reconocido históricamente por sus incursiones en territorios del océano Índico, que contribuyeron a la conformación del Imperio Portugués.


Lo más reciente:

Sus temerarias acciones lo hicieron ganarse varios sobrenombres, llegando a ser conocido como El Terrible, El Grande, el León de los Mares y el César de Oriente. Llegó a ser Segundo Virrey de la India Portuguesa, cargo que ejerció también de forma ejemplar, trayendo a Portugal, grandes ganancias, así como la consolidación de su poder en los territorios coloniales portugueses de Oriente.

Primeros años

Afonso de Albuquerque nació en el año 1453, en Alhandra, Portugal, siendo el segundo de los cuatro hijos del matrimonio entre el señor de Vila Verde de los Francos, Gonçalo de Albuquerque y su esposa doña Leonor de Meneses, hija del conde de Autouguia, don Álvaro Gonçalves de Ataíde. Siendo su padre alto funcionario de la corte de Afonso V y descendiente de la familia real, Afonso de Albuquerque tuvo la oportunidad de educarse junto a otros miembros de la nobleza, entre ellos el príncipe João, quien más tarde sería rey de Portugal.

Desde muy joven se trasladó al norte de África, donde sirvió al Rey por una década completa, adquiriendo gran experiencia militar. A partir de 1471 acompañó a Afonso V en las campañas, destinadas a conquistar Tanger, Anafé y Arcila. En 1476, combatió junto al príncipe João en las guerras libradas contra el Reino de Castilla. Igualmente, en 1480, participó en la escuadra que partió en rescate de Fernando II de Aragón, Sicilia y Nápoles, a fin de evitar el avance de los turcos sobre la península itálica, que concluiría en 1481 con el triunfo del bando cristiano. Ese mismo año, fue nombrado por el ahora rey João II, Jefe de Caballería. Ocho años después volvió a África, donde asumió el control de la defensa de la Fortaleza de la Chistosa. En 1490, formó parte de la guardia del Rey.

Primera incursión a la India

En 1503, bajo las órdenes del nuevo rey D. Manuel I de Portugal, quien a diferencia del soberano anterior no lo tenía muy en gracia, Albuquerque partió al mando de una flota de tres naves y en compañía de su primo Francisco de Albuquerque, Nicolau Coelho y Duarte Pacheco, a su primera expedición a la India. Luego de varias batallas, que les permitieron asegurar el trono del rajá de Cochín, lograron construir la fortaleza de Cochín, levantando así el primer asentamiento europeo en tierra India, punto desde el cual se lograría la expansión del imperio portugués hacia Oriente. Igualmente entabló relaciones comerciales con Coulão. A su regreso a Portugal fue bien recibido por su rey D. Manuel I, quien al parecer, frente a los grandes triunfos de este almirante, cambió su forma de pensar.

Virrey de las Indias

En 1509, es enviado de nuevo por el rey D. Manuel I hacia Oriente, esta vez en compañía de Tirstão da Cunha, con el fin de remplazar a Francisco de Almeida y asumir el cargo de virrey de las Indias. No obstante el virrey de Almeida se rehusó a entregar el poder, encerrando por tres meses a Albuquerque en la fortaleza de Cananaor, ubicada en Malabar. Luego de ser liberado, asumió su cargo como nuevo Virrey de las Indias, después de lo cual emprendió una campaña a fin de conquistar Calicut, la cual sin embargo no logró su cometido. No obstante, en 1510 consiguió tomar en control de Goa, ciudad que además declaró capital de las Indias Portuguesas. A partir de entonces, logró sucesivamente la conquista de Socotra, Kuryat, Sohar, Khor Fakkan, Kalhay, Omán, la ciudad de Ormuz, ubicada en el Golfo Pérsico, así como Ceilán y Malaca, lo que le abrió paso hacia las distintas islas malayas, entre las cuales consiguió tomar el poder sobre Sumatra y Java.

Igualmente, en 1513, Afonso de Abuquerque se convirtió en el primer europeo en navegar el Mar Rojo. En su incursión realizó alianzas con el negus de Abisina, al tiempo que se trazó el proyecto de desviar el río Nilo hacia el mar rojo, a fin de romper con la competencia que significaba el canal de Suez. Al año siguiente, abandona las incursiones militares y se dedica a la diplomacia, siendo una de sus primeras acciones la firma de la paz con Calicut. Igualmente, se dedica a enriquecer la capital de las Indias Goa, donde comienza a propiciar casamientos de portugueses con indios, a fin de crear una raza mestiza en la colonia portuguesa.

Años finales

Sin embargo, en Portugal, sus enemigos trabajaban siempre por levantar calumnias contra este almirante, logrando finalmente hacia el año 1515 convencer, al rey D. Manuel I, de las intensiones de Afonso de Albuquerque de pretender declarar la independencia del territorio conquistado en la India, arrebatándoselo a Portugal. Para evitar esto, el rey decidió enviar al principal enemigo político de Albuquerque, Lopo Soares de Albergaria, en su sustitución. Afonso de Albuquerque se enteró en el mar, a su regreso de Ormuz, cuando se cruzó en el puerto de Goa, con un navío que traía la noticia. La decepción fue tan fuerte que la noticia puso fin a su vida el 16 de diciembre de 1515. Su cuerpo fue enterrado en la iglesia de Nossa Senhora da Serra en Goa, la cual él mismo había mandado a erigir en el año 1513. Posteriormente, en 1566, sus restos fueron trasladados, según su Testamento, al convento de Nossa Senhora da Graça dos Religiosos Eremitas de Santo Agostinho da corte, la cual fue destruida en 1755 por el terremoto de Lisboa, perdiéndose la edificación original. Le sobrevivió su hijo, Brass de Albuquerque, hijo ilegítimo, a quien reconoció en 1500, y quien redactó en 1557 la obra Comentários do Grande Afonso de Albuquerque.

Fuente de imagen: datuopinion.com

Biografía de Afonso de Albuquerque
agosto 8, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar