Biografía de Amelia Earhart

Amelia Mary Earhart (Atchison, Kansas, Estados Unidos, 24 de julio de 1897 – desaparecida en el Océano Pacífico, 2 de julio de 1937). Aviadora estadounidense, reconocida históricamente por sus célebres marcas en la aviación. Fue la primera mujer en realizar como pasajera un viaje a través del Atlántico.

Así mismo, ya como piloto, fue la primera mujer en lograr la travesía en solitario por el Atlántico, así como el primer vuelo entre Hawai y los Estados Unidos, hazaña que había cobrado la vida de todos los pilotos que lo habían intentado. De igual forma rompió varios récords de altura y velocidad. Desapareció mientras intentaba realizar el primer viaje en avión alrededor del mundo, siguiendo la línea ecuatorial. Su personalidad y sus proezas la convirtieron en símbolo del movimiento feminista.

Vida temprana

Amelia Earhart nació el 24 de julio de 1897, en la ciudad de Atchison, en Kansas, Estados Unidos, en el seno del matrimonio entre Edwin Earhart y su esposa Amy Otis. No obstante, se crió los primeros años con sus abuelos maternos, Alfred y Harres Otis, pues su abuelo Alfred siempre creyó que el padre de Amelia era incapaz de brindarle a su hija y sus dos nietos la vida que se merecían. Desde pequeña, se distinguió por ser una niña inquieta, que justaba de los juegos al aire libre. En 1905, se trasladó con su familia hacia Des Moines, en el estado de Iowa, a fin de que su padre asumiera un cargo como ejecutivo. Fue en esta ciudad donde, en 1907, Amelia vería por primera vez una aeroplano, al asistir a una feria estatal. No obstante, el aparato no llamó para nada la atención.

Inicios en la aviación

Luego del estallido de la Primera Guerra Mundial, se alistó junto a su hermana como enfermera voluntaria, trasladándose hacia Toronto, Canadá, donde tuvo la oportunidad de atender a varios pilotos, así como de visitar el campo del Cuerpo Aéreo Real. Esta experiencia despertaría la curiosidad de Amelia por la aviación, la cual terminaría de nacer totalmente, cuando en 1920, en un espectáculo aéreo llevado a cabo en Long Beach, Amelia voló por diez minutos como pasajera en un biplano. A partir de entonces la aviación se convertiría en la pasión de su vida. Se inscribió entonces en clases de aviación, con la aviadora Neta Snook y compró un aeroplano Kinner, a quien bautizó “El Canario”.

En 1922, Amelia consiguió su primera marca, al lograr volar a una altitud mayos a catorce mil pies de altura. Un año después se convirtió en la decimosexta mujer en conseguir la licencia de piloto de la Federación Aeronáutica Internacional.  En 1927, comenzó a formar parte de la Asociación Aeronáutica Nacional, capítulo Boston. A partir de entonces se dedicó a invertir dinero, en pro de la construcción de pistas de aterrizaje, así como a promover la aviación entre las mujeres.

Marcas y récords

En 1928, recibió una propuesta del capitán H.H Railey que cambiaría el curso de su vida. Así, en abril de ese año, a bordo del Friendship, y en compañía del piloto Wilmer Stultz y el mecánico Louis Gordon, Amelia se convirtió en la primera mujer en cruzar como pasajera el Océano Atlántico. Su nombre se convirtió en noticia, incluso el propio presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolidge, la felicitó. La prensa la bautizó como Lady Lindy, por su gran parecido con el piloto Charles Lindbergh, con quien comenzaron a relacionarla. Su fama la llevó a dar conferencias en varias ciudades y a publicar su libro Veinte horas, cuarenta minutos, el cual editó gracias a la ayuda del publicista George Putnam, quien fue el que sugirió a Amelia para esta travesía, y con quien se casaría en 1931. En los próximos años, Amelia seguiría en su labor de continuar impulsando la aviación, sobre todo en los círculos femeninos.

En 1932 impuso una nueva marca, cuando se convirtió, el 20 de mayo de 1932, en la primera mujer en atravesar el Océano Atlántico, en solitario, récord que nadie había igualado desde que  Lindberg lo hiciera, cinco años antes. Igualmente durante esta travesía rompió otras marcas. Al ser un viaje de ida y regreso, Amelia impuso también el récord de ser la primera persona en volar dos veces en solitario a través del Atlántico, así como el de ser la mujer en haber volado a más larga distancia, sin parar. Igualmente, logró hacerlo en menor tiempo que Lindberg. Su hazaña la hizo merecedora de la Medalla Dorada de la National Geographic Society, la cual recibió de las propias manos del presidente Hoover. Fue elegida la mujer más destacada del año, recibió varias llaves de la ciudad, en distintas localidades. Igualmente se convirtió en ser la primera mujer en recibir la Distinguished Flyin Cross de manos del Congreso.

Posteriormente, el 11 de enero 1934, consiguió convertirse en la primera persona en lograr un vuelo entre la isla de Hawai y Estados Unidos. Partió de Honolulu, arribando primero en Oakland, California, para continuar hacia Washington. Antes que Amelia, diez pilotos masculinos habían intentado este recorrido con anterioridad, perdiendo la vida. El propio presidente Roosevelt le envió sus felicitaciones. Unos meses después, viajó en solitario entre Los Ángeles y Ciudad de México, y de Ciudad de México a Newark, Nueva Jersey, imponiendo nuevos récords.

Último vuelo

En búsqueda de nuevos logros, en 1935, Amelia Earhart comenzó a planificar el vuelo que sentía le faltaba por hacer: darle la vuelta al mundo, siguiendo la línea ecuatorial. Después de un accidente en el primer intento, el 21 de mayo de 1937, a bordo del bimotor Lockheed Electra 10-E, Amelia Earhart despegó, en compañía de Fred Noonan, desde Los Ángeles rumbo a su último viaje. El 2 de julio de 1935, cuando llevaban treinta y tres mil kilómetros de recorridos, y se encontraban en la penúltima etapa de la travesía, el avión desapareció en medio de un temporal. Hasta el día de hoy se desconoce el destino de sus tripulan.

Fuente de imagen: duna.cl

Biografía de Amelia Earhart
agosto 12, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar