Biografía de Anton Domenico Gabbiani

Ampliar este tema:

Anton Domenico Gabbiani (Florencia, 13 de febrero de 1652 – ibídem, 22 de noviembre de 1726). Artista y pintor florentino, perteneciente al período del Barroco tardío. Es reconocido por su gran talento en el género del retrato, convirtiéndose en el principal retratista de la famila real Médici. No obstante, los críticos de arte consideran que su obra maestra corresponde a los frescos pintados en el techo de la Palazzina Meridiana, destacando entre ellos los de la Sala Meridiana, ubicados en el Palacio Pitti.

Vida temprana

Anton Domenico Gabbiani nació el 13 de febrero de 1652 en Florencia, Italia. Desde muy pequeño comenzó su formación artística, teniendo la oportunidad de ser estudiante del artista flamenco Justus Sustermans, quien en ese momento se destacaba por ser el mejor retratista, y estar al servicio de la familia Médeci. Igualmente, continuaría sus estudios en arte, de la mano de los reconocidos pintores Valerio Spada, Giusto Suttermans y Vicenzo Dandini, cuya academia era el centro cultural de Florencia. A los veintiún años, Anton Domenico Gabbiani se trasladó a Roma, donde llegó el 20 de de mayo, con el fin de continuar su formación artística, bajo el auspicio del duque Cosme III de Médici.

En esta ciudad tuvo oportunidad de formarse durante tres años en la Accademia Fiorentina, bajo la tutela de Ciro Ferri y Ercole Ferrata. Durante este tiempo, Anton Domenico Gabbiani entró en contacto con la obra de los grandes maestro de la plenitud barroca, en especial Carlo Maratta y Pietro de Cortona. Al terminar su formación, se trasladó a Venecia, en un viaje de estudios, patrocinado por el marqués Francesco Riccardi, donde permaneció por un año bajo la tutela del retratista Sebastiano Bombelli.

En 1680 regresó a Florencia, tras haber sido absuelto de su primer encargo público, consistente en pintar el San Francisco de Sales en Gloria a los Santos Apóstoles. De acuerdo a los historiadores, 1684 marca su inicio como pintor independiente, recibiendo constantes encargos por parte de la familia Médici, en especial del Gran Duque Cosimo III, Vittoria Della Rovere y el Gran Príncipe Fernando, quien tomó especial afecto por este pintor florentino.

Carrera como retratista

Según lo señalado por la crítica, en sus pinturas de estos años se puede percibir la influencia de Marata y Dandini. De 1680 a 1725 se pueden contar las más importantes de sus obras, entre las que destacan: Músicos de la corte de los Médici (1681); Retrato de los músicos Vicenzo Olivecciani, Antonio Rivani y Giulio Cavalletti (1681); Anunciación (1684); Gloria de San Francisco de Sales (1685); Autorretrato (1685); Retrato del Príncipe Fernando de Médici con sus músicos (1685); Retrato de Ana María de Médici (1685); Retrato de tres músicos de la corte de los Médici (1685); Retrato de cortesanos de la corte de los Médici (desde 1685 a 1690); Retrato de tres músicos de la corte de los Médici (1687); Mercurio presenta la Paz a Júpiter en el Olimpo (1691).

Frescos y temas religiosos

Además de esta serie de retratos, Anton Domenico Gabbiani también fue contratado para la realización de varios frescos, entre los que destacan los realizados por el pintor en 1689 en el techo del Teatro della Pergola con los Parnassus; así como uno hecho el mismo año en el apartamento de la esposa del príncipe Fernando en el Palacio Piti. Igualmente, destacan los frescos de la Regi mezzanini, los cuales aún pueden observarse dentro del Palacio Pitti. También resalta el freso Apoteosis de Cosme el Viejo (1668). De la misma forma pintó para los Médeci algunas copias de obrar maestras.

Así mismo, fue contratado por familias de la aristocracia florentina para la realización de numerosos frescos y ornamentos dentro de sus lujosas residencias. Entre ellas destacan el Palacio de Riccardi Médici y los Frescos de la Palazzina Meridiana, realizados entre 1692 y 1693, considerados su obra maestra; así como en los palacios de Strozzi-Ridolfi y Gerini, en 1964; el de Corsini al Parione, entre 1695 y 1700; el de Beccuto de Orlandini en 1697, ese mismo año pintó algunas zonas del Palacio Sansedoni a Siena; al año siguiente, en 1698, pintó también el de Rinuccini, en Poggio a Caiano.

Al año siguiente, partió en viaje para Venecia. Regresó en 1700 a Florencia, donde pintó El Rapto de Gamínedes, para el Príncipe Fernando de Medici. En esta época también le fue encargado por la familia real la realización del fresco Santa María Magdalena llevada al cielo en presencia de Jesucristo y de la Virgen, pintado en la cúpula de San Frediano en Cestello, y para lo cual el artista dedicó su trabajo desde el año 1702 y 1718.

Años finales

A partir de la muerte del Príncipe Fernando de Medici, ocurrida en el año 1713, Anton Domenico Gabbiani se dedicó sobre todo a plasmar en sus obras, temas religiosos. De esta época destacan su pintura Presentación de Jesús en el Templo, que data de 1716; su fresco La Virgen ofrece el hábito a los fundadores de la Orden de los Siervos de María, pintado en el santuario de Monasterio, en el año 1718; así como la obra Tránsito de San José, realizada en 1723. Tres años después, el 22 de noviembre de 1726, mientras se encontraba pintando el fresco con la Fiesta de los Dioses, en el Palacio Incontri, ubicado en Florencia, cayó de un andamio, muriendo como producto del accidente.

Fuente de imagen: wikipedia.org

Biografía de Anton Domenico Gabbiani

Bibliografía ►

Se habla de:             


Ver más Artículo al azar