Biografía de Juan Gabriel

Ampliar este tema:

Alberto Aguilera Valadez, conocido por su nombre artístico Juan Gabriel (Parácuaro, Michoacán, 7 de enero de 1950 – California, Estados Unidos, 28 de agosto de 2016). Cantante, cantautor, compositor, actor, músico y productor discográfico, quien es considerado una de las figuras más influyentes dentro de la música popular mexicana de latinoamericanas.

Récords musicales de Juan Gabriel

En este sentido, el Divo de Juárez –como también se le conocía- destacó durante casi cuarenta y cinco años de carrera artística  por sus importantes contribuciones a casi todos los géneros musicales, cultivando en su haber al menos 1.800 composiciones musicales. Así mismo, Juan Gabriel destaca como el compositor más interpretado a nivel mundial.

Con referencia a su éxito como cantante, Juan Gabriel llegó también a convertir sus producciones discográfica en verdaderos fenómenos en venta, logrando alcanzar la cifra de 150 millones de discos vendidos, sin contar los 75 millones de producciones que logró vender fungiendo de productor discográfico, así como los 45 millones de copias que junto a Rocío Durcal los colocaron en un momento como el dúo musical del momento.

Entre otros números, que revelan el gran éxito de esta artista mexicano, están aquellos que afirman que hasta el 2016, Juan Gabriel se alzaba como el artista de su país con más reproducciones en el canal virtual de Youtube. Así mismo, logró convertirse en un show man, un espectáculo y el protagonista de recitales que se prolongaban por horas, en donde entregaba todo. De acuerdo a sus biógrafos, sus presentaciones llegaron a alcanzar el número de 15 mil, teniendo la oportunidad de visitar varios países del mundo, siendo el primero de ellos Venezuela.

Primeros años

De acuerdo a las pocas biografía oficiales que existen, puesto que este artista fue durante toda su vida bastante reservado con su entorno privado, Alberto Aguilera Valadez –nombre real de Juan Gabriel- nació en el pequeño pueblo de Parácuaro, ubicado en Michoacán, México, el 7 de enero de 1950, convirtiéndose en el menor de los diez hijos de Gabriel Aguilera Rodríguez y Victoria Valadez Rojas, ambos campesinos de esta zona mexicana.

Cuando el pequeño Alberto contaba apenas con tres meses de edad, la desgracia tocó a la puerta de su familia. Su padre, se encontraba en labores de siembra, cuando tratando que talar y quemar un terreno, el fuego que prendió a un pastizal jugó en contra, tomando por asalto las propiedades de algunos vecinos. La angustia de ver lo que había provocado sin querer, llevó a Gabriel Aguilera a decidirse por el suicidio, por lo que se lanzó a un río. No obstante, fue rescatado. Sin embargo, no pudo recuperarse del estado de alteración psicológica que le provocaba el hecho. Terminó siendo internado en una institución psiquiátrica. Algunas versiones refieren que escapó del centro, otras afirman que murió en él.

A consecuencia de esto, Victoria Valadez se vio sola y con un gran número de hijos. Pronto, los problemas con sus cuñados también aparecieron, por lo que esta mujer decidió trasladarse con sus hijos. Fue así como el pequeño Alberto llegó a vivir a Ciudad Juárez, en Chihuahua. En principio, Alberto junto a su madre llegó a habitar un pequeño cuarto en casa de la doña María Romero Mora, patrona de la casa en donde trabajaba como servicio Victoria. Sin embargo, las circunstancias obligaron con el tiempo que el pequeño Alberto, con tan sólo cinco años, fuese internado en El Tribunal, un internado social para menores, en donde viviría hasta su adolescencia.

Años en el internado

Lejos del cariño de su madre y entre gente extraña, el pequeño Alberto debió asumir la vida en soledad, madurando rápidamente para poder hacerle frente. Sin embargo, la estadía en este centro no sería del todo mala, puesto que fue en estas paredes, que el futuro Juan Gabriel aprendería los primeros conocimientos del oficio con el que conocería la gloria. De esta forma, Alberto estableció amistad con un hombre, llamado Juan Contreras, quien trabajaba en el internado como maestro de hojalatería, y quien fue el que le enseñó a Alberto la importancia de observar, así como el arte de la música, enseñándole a tocar guitarra, entre otros instrumentos. Rápidamente, Juan Gabriel descubriría también su talento. Siempre recordaría a este hombre como su maestro y padre. De esta época, es su primera composición: La muerte del palomo, la cual se convertiría en uno de sus grandes éxitos, años después, aun cuando la compuso con apenas 13 años.

Adolescencia

Sin embargo, los 13 años no sólo llegarían con el descubrimiento de su talento musical, sino con una decisión importante: escapar del internado. Así, un buen día aprovechó para cumplir con su tarea de sacar la basura a la calle, y no regresó nunca más. Durante el primer año de libertad, Alberto fue protegido por Juan Contreras, en casa de quien vivió, y a quien ayudaba a vender artesanías que ambos fabricaban. A los 14 años, Alberto por fin fue a vivir con su madre Victoria, y su hermana. Desde ese momento, se dedicó a vender burritos en la calle, para así poder ganarse la vida.

Inicios musicales

Su talento de compositor era sumamente activo, con apenas pocos años ya contaba con al menos cien canciones nacidas de su pluma. Reconociendo su propio talento, comenzó a querer que la gente lo escuchara, buscando una oportunidad. Después de haber viajado a algunas ciudades como California, Tijuana o Rosarito, sin encontrar el éxito buscado, Alberto regresó a ciudad Juárez, donde conoció a David Bencuomo, quien le dio la oportunidad de cantar sus canciones y las de otros famosos en su establecimiento nocturno, conocido como el Noa Noa. En esa época, Alberto Aguilera ya contaba con un nombre artístico: Adán Luna.

Llegada de la gran oportunidad

Tratando de conseguir reconocimiento en el mundo musical, Alberto viajó a Ciudad de México, en donde tuvo la oportunidad de trabajar como corista en la RCA, para prestigiosos cantantes como Leo Dan, Roberto Jordan e incluso la propia Angélica María. Sin embargo, durante una de sus estadías en Ciudad de México, fue invitado como cantante en una fiesta, donde terminó acusado injustamente de robo, siendo condenado y confinado a la prisión de Lecumberri.

No obstante, lo que parecía una terrible desgracia resultó ser el golpe de suerte que esperaba, pues en prisión conoció a la cantante Enriqueta Jiménez, mejor conocida como La Prieta Linda, quien desde el primer momento reconoció la inocencia y talento de Alberto, ayudándolo a salir de prisión, y grabando el primer tema de Alberto Aguilera que llegó al escenario y la radio: Noche a Noche. Así mismo, la cantante se las arregló para presentarles a los directivos de la meca del disco, RCA, a Alberto Aguilera. Después de escucharlo, los directivos sabían que habían encontrado un nuevo talento. Alberto Aguilera grabó su primer sencillo: No tengo dinero, el cual irónicamente era una de las letras que menos le gustaba.

Igualmente, por petición de los directivos, renunció al nombre de Alberto Luna, y decidiendo el nuevo nombre artístico de Juan Gabriel (Juan por su mentor Juan Contreras, y Gabriel por su padre). Era el 4 de agosto de 1971, nacía una figura de la música mexicana y una carrera imparable, que llegaría a su máxima expresión –según palabras de sus críticos- en 1990, cuando se convirtió, después de cientos de éxitos y reconocimientos, en el primer cantante de música popular en presentarse, junto a la orquesta sinfónica de México, en el Palacio de Bellas Artes, abriendo este recinto, destinado hasta el momento solo al Arte Académico, a la cultura popular mexicana, como ha apuntado más de un crítico de este país.

Discografía

Su carrera como cantante estuvo llena de gloria y reconocimiento, de parte de un público que vio reflejadas en sus letras sus vivencias y sentimientos. De esta forma, Juan Gabriel también cosechó numerosas producciones discográficas, que llegan solamente en discos hechos en estudio alcanzan más de sesenta: El alma joven (1971); El alma joven II (1972); El alma joven III (1973); Juan Gabriel con el Mariachi Vargas de Tecalitlán (1974); 10 éxitos (1975);  A mi guitarra (1976); 10 de los grandes (1976); Juan Gabriel con mariachi Vol. II (1977); Te llegará mi olvido (1977); Siempre estoy pensando en ti (1978); Siempre en mi mente (1978); Espectacular (1978);  Mis ojos tristes (1979); En esta primavera (1979) y Con amor (1979).

Las décadas del ochenta y el noventa también constituyeron años de producciones discográficas súper exitosas, siendo si se quier una de las más productivas: Ella (1980); Me gusta bailar contigo (1980); Recuerdos (1980); Con el Mariachi América de Jesús Rodríguez de Hijar (1980); Con tu amor (1981); Cosas de enamorados (1982); Todo (1983); Recuerdos ll (1984); Frente a Frente Vol. 1 (Con Rocío Dúrcal, 1984); Pensamientos (1986); 15 Años de éxitos rancheros (1986); Debo hacerlo (1987); Frente a Frente (Con Joan Sebastian, 1987); Frente a Frente Vol. 2 (Con Rocío Durcal, 1987); 15 Años, 15 Baladas, 15 Éxitos (1989); Juan Gabriel en el Palacio de Bellas Artes (1990); Gracias por esperar (1994); El México que se nos fue (1995); Lo mejor de los tres grandes (Disco 1, 1996); Juntos otra vez con Juan Gabriel y Rocío Dúrcal (Con Rocío Dúrcal, 1996); Las tres señoras (1996); Homenaje a Juan Gabriel (1997); Por mi orgullo (1998); Celebrando 25 años de Juan Gabriel en el Palacio de Bellas Artes (1998); 25 Aniversario solos, duetos y versiones especiales (1998); Juan Gabriel con banda… El Recodo (1998); Románticos (Con Rocío Dúrcal, 1999) y Todo está bien (1999).

Así mismo, la llegada del nuevo mileno no detuvo para nada la carrera de un artista que se reinventaba constantemente. Su producción discográfica de esta época se mantuvo igual de activa, como siempre, sus éxitos fueron: Abrázame muy fuerte (2000); Por los siglos (2001); Inocente de ti (2003); Las 15 eternas de Juan Gabriel (2004); Los 15 grandes éxitos de Juan Gabriel (2004); La historia del divo (2006); Los Gabriel… Simplemente amigos (Con Ana Gabriel, 2007); Los Gabriel cantan a México (Con Ana Gabriel, 2008); Los Gabriel… Para ti (Con Ana Gabriel, 2008); Lo esencial de Juan Gabriel (2008); El divo canta a México (2008); Mis canciones, mis amigos (2009); Lo esencial de las rancheras de Juan Gabriel (2009); Mis Favoritas: Juan Gabriel (2010); Juan Gabriel (2010); Boleros (2010); 1 es Juan Gabriel (2011); 40 Aniversario (2012); Bailando (2012); Celebrando (2012); Mis 40 en Bellas Artes (2014); Los Dúo (2015); Los Dúo (2015) y Vestido de etiqueta por Eduardo Magallanes (2016). Esto sin contar los discos que grabó en colaboraciones, las canciones que acompañaron exitosas novelas y la gran cantidad de películas en las que participó, sobre todo en sus comienzos.

Fallecimiento

Después de cuarenta y cinco años de carrera impecable, de recibir numerosos reconocimientos, de labrar una prolífica y exitosa carrera, que lo convirtieron en el autor e intérprete de verdaderos clásicos de la música mexicana, como Amor Eterno, Querida, Hasta que te conocí, Caray o Abrázame muy fuerte, y de haber cambiado para siempre la escena musical mexicana, Alberto Aguilera, el ídolo de Latinoamérica: Juan Gabriel, falleció de un paro cardíaco, el 27 de agosto de 2016, la mañana después de haber ofrecido en The Forum de Los Ángeles lo que se convirtió en su último concierto.

El espectáculo contó con varias características que lo convirtieron en un gran show, como los que acostumbraba a dar el cantante. En este sentido, resalta por ejemplo el escenario de 360 grados en el que actúo, así como el recuerdo y homenaje a Rocío Durcal, quien fuese su amiga y colaboradora musical. Así mismo, la prensa recordaría a razón de su inesperado fallecimiento el mensaje final que publicarían las pantallas del show: “Felicidades a todas las personas que están orgullosas de ser lo que son».

El mundo hispano se conmocionó con la prematura muerte de su ídolo, surgiendo una verdadera avalancha de expresiones de cariño y tristeza a través de las redes sociales, medios en donde los fanáticos aprovecharon de recordar muchos de sus vídeos y canciones, las cuales acompañaron en el amor y el desamor a cientos de fanáticos, a través de más de cuatro décadas, comprobando una vez más que Juan Gabriel no fue un cantante más, sino un sentimiento, una época, un pedazo de historia latinoamericano, con corazón mexicano.

Imagen: lavozdelpueblo.co

Biografía de Juan Gabriel

Bibliografía ►

Se habla de:                                                             


Ver más Artículo al azar



x