Breve historia de las nueces

La nuez es quizás uno de los frutos secos de mayor producción y consumo en el mundo. Se encuentra adaptada a varias regiones de clima atemperado tanto en Asia, como en Europa y en América. Sin embargo, previo a abordar cómo esta fruta dejó su cuna asiática para extenderse por el planeta, se revisarán algunos aspectos de su naturaleza.

La nuez

En este sentido, se puede comenzar diciendo que la Nuez es un fruto seco, proveniente del árbol conocido regularmente como Nogal, aun cuando también se le conoce por otros nombres como Noguera, Nogueira o Nogala.

Con respecto a su etimológico, los especialistas señalan que la palabra “nuez” proviene del latín nux, mientras que el árbol del nogal era conocido en latín como juglans, es decir, jovins glans, “semilla de Júpiter”, o lo que es equivalente al Español moderno “semilla de los Dioses”.

De hecho, los griegos también conocían al árbol del nogal como Theos balanos o “Semilla de Zeus”. Sin embargo, al fruto del nogal, es decir, a la nuez, preferían llamarlo kara, que puede traducirse como cabeza, debido al parecido que encontraba esta civilización al interior de la nuez con la cabeza humana.

Especies de nueces

Aun cuando se menciona que la nuez es el fruto del árbol del nogal, en realidad, los especialistas han señalado que se conocen al menos unas veintiuna especies comestibles de nueces. Empero, de esta gran variedad, en realidad son consumidas en el mundo, en gran cantidad, apenas cuatro de ellas, las cuales pueden describirse de la siguiente forma:

  • Nuez persa: de acuerdo a lo que señalan las fuentes especializadas, esta nuez, conocida también por su nombre científico, Juglans regia, se caracteriza por su gran tamaño, así como por su fina cáscara. Así mismo, se cree que nació de forma silvestre en el Mar Caspio, aunque hay fuentes que se inclinan más por la teoría que la considera originaria de Asia, específicamente de los territorios pertenecientes a Himalaya. Igualmente, hay teorías que ubican su origen en China o en Japón. Esta fue la variedad que los romanos llevaron a Europa en el siglo V, por lo que también es llamada Nuez europea.
  • Nuez negra: por su parte, la Nuez negra (J. nigra) se distingue por ser de pequeño tamaño, cáscara dura y color oscuro. No obstante, esta Nuez cuenta con un sabor bastante intenso. Según los investigadores, la Nuez negra puede considerarse propia del territorio americano. En Europa se introdujo hacia el siglo XVII. Cuenta con un nivel de producción importante.
  • Nuez blanca: así mismo, dentro de las distintas especies de nueces se encuentra la Nuez blanca (J. cinérea). Esta nuez se distingue por presentar un sabor mucho más dulce que las otras especies, así como una contextura mucho más untuosa, lo cual la hace ideal para ciertos usos en la industria alimenticia, de ahí que sea bastante difícil de conseguir en el mercado. En épocas modernas, los principales productores de la nuez blanca son China, Irán, Turquía y Estados Unidos.
  • Nuez californiana: por último, se encuentra también la variedad conocida como Nuez californiana (J. califónica) la cual constituye la especie más producida, conocida y consumida en el planeta. Esta especie se distingue por ser originaria del continente americano, en donde es producida específicamente en California, de ahí su nombre.

Propiedades de la nuez

Además de ser un fruto seco apreciado por su gran capacidad de producción, conservación y su delicioso sabor, la Nuez es reconocida desde tiempos antiguos como una gran fuente nutricional, lo cual ha hecho que sea recomendada siempre como parte de una dieta saludable, y siempre que no exista un problema de alergia conocido en el individuo.

En este sentido, la Nuez es un fruto seco que aporta al organismo una importante cantidad de Carbohidratos y Azúcares naturales, por lo que su consumo aporta energía al cuerpo humano. Así también la Nuez se distingue por contar con gran cantidad de Fibra, por lo que resulta un aliado del sistema digestivo, combatiendo el estreñimiento, y procurando la depuración del organismo.

Por otro lado, la Nuez también se distingue por contar en su composición con una gran cantidad de Grasas naturales y saludables, componentes que representan al menos 62% del peso de este fruto seco. En este sentido, el ácido graso omega 3, resulta ser uno de los ácidos grasos más importante de este fruto, por lo que las nueces resultan ideales para aquellas personas que por alguna razón no pueden o no quieren consumir pescado.

Así también, en las nueces se puede encontrar gran cantidad de vitaminas. Entre ellas destacan la vitamina A, C, D y E, las cuales se encargan de algunas funciones orgánicas como la regeneración celular, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la prevención del envejecimiento o de ciertas enfermedades degenerativas.

También en el campo de las vitaminas, las nueces se distinguen por contar con gran cantidad de vitaminas del complejo B, entre las que se encuentran las vitaminas B1, B2, B3, B6 y B9, compuestos estos que hacen que el consumo de las nueces sean entonces consideradas como un alimento de oro para la salud del sistema central nervioso.

Igualmente, en las nueces pueden encontrarse gran cantidad de minerales, vitales para el buen funcionamiento del cuerpo humano, como por ejemplo el Cobre, Fósforo, Hierro, Magnesio, Manganeso, Potasio y Zinc. 

Breve historia de la Nuez

Una vez se han revisado estos aspectos sobre las nueces, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a cada una de las etapas que constituyen la Historia de cómo la nuez nació y se extendió por las diversas latitudes del planeta, hasta convertirse en uno de los frutos secos de mayor consumo en el mundo. A continuación, una breve historia de las nueces:

Origen de las nueces

De acuerdo a lo que señalan algunas teorías, la Nuez, es decir, el nogal pudo haberse originado de forma silvestre en Europa, en donde se cree que pudo haber prosperado antes de la última glaciación (aprox. hace 10.000 años). Sin embargo, esta especie no pudo sobrevivir en Europa durante el período glacial.

Así las cosas, los científicos creen que después de la última glaciación, el árbol del nogal pudo nacer de forma silvestre, nuevamente, en los territorios ubicados entre Europa oriental y Asia, específicamente en Persia. No obstante, algunas corrientes científicas consideran que el nogal pudo haber surgido más adentro del continente asiático, específicamente en China o Japón.

Viaje a Europa

En cuanto a su origen, los científicos consideran que la nuez se originó de forma natural y silvestre, siendo conocida por los distintos pueblos y civilizaciones que evolucionaron durante la era posglacial. Empero, los historiadores refieren que fueron los europeos el primer pueblo en cultivar el nogal, y lograr su reproducción y multiplicación por medio de semillas.

Al respecto, algunas fuentes han señalado que quizás el responsable directo de que las nueces viajaran desde Asia hasta Grecia fue Alejandro El Grande, quien habría llevado este fruto seco en alguno de sus viajes, alrededor del año 300 a.C.

Por igual, la Historia cree que fueron también los romanos los que a través de la extensión de su imperio ayudaron a que la nuez volviera a conquistar los territorios a los que había pertenecido de forma previa a la última glaciación.

En este sentido, se cree que la nuez pasó de Grecia a Italia, y de ahí se propagó hacia las regiones del Rhin, en la actual Alemania, y luego hacia España, conforme avanzaban las legiones romanas por el viejo continente. De igual forma, se cree que posteriormente fue llevada también por los romanos hacia Francia e Inglaterra. En este caso, se habla de la Nuez persa, también conocida como Nuez europea.

Viaje a América

Tal como los romanos son reconocidos por la Historia por llevar la Nuez desde hacia Europa, y luego propiciar su cultivo y su propagación por el viejo continente, los españoles son reconocidos por llevar la nuez desde Europa hasta América, lo cual habría ocurrido durante el siglo XV.

Según señalan las fuentes históricas, a su llegada a tierras americanas, la nuez encontró en las tierras en donde actualmente se erige California, suelos y climas adecuados, prosperando a tal punto, que en estas tierras surgió la especie conocida como Nuez californiana, la cual se erige como la variedad más producida y consumida en el planeta.

Así mismo, fue en el continente americano en donde surgiría la especie Nuez negra, la cual sería introducida a Europa, específicamente en Inglaterra, durante el siglo XVII. Esta especie también nació al norte del continente americano.

Con respecto al sur de América, la introducción de la nuez ocurrió algunos siglos más tardes. Igualmente encontró algunos suelos y climas propicios para su reproducción, aun cuando Estados Unidos es el territorio que lideró la producción durante el siglo XX, y las primeras décadas del siglo XXI.

Producción en el siglo XXI

Para las primeras décadas del siglo XXI, los especialistas señalan que la Nuez puede ser considerada como un cultivo con gran capacidad de producción y adaptabilidad en varias latitudes del planeta.

Según los especialistas, para esta época histórica, los países que más resaltan en la producción de nueces son India, Japón y China, en el continente asiático, España en el continente europeo, y Estados Unidos, en América.

Imagen: pixabay.com

Breve historia de las nueces
agosto 22, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar