Características de la Administración que la diferencian de otras disciplinas

Administración, economía y afines

Se puede definir Administración como un proceso netamente social, cuyo principal objetivo es procurar la correcta planificación, organización, dirección, explotación y control de recursos, en pro de lograr la mejor rentabilidad o provecho de un bien o empresa.

Así mismo, la Administración surge también como una disciplina, al tiempo que capacidad inherente del hombre, que busca trazarse metas concretas, y emprender procesos encaminados a conseguirlas, a través de la organización y uso de los talentos y recursos de los cuales se disponga. En este sentido, aun cuando se usa el término Administración para referirse específicamente al ejercicio financiero de administrar un capital o una empresa, cualquier persona en su ámbito doméstico, académico o laboral puede ejercer el pensamiento administrativo, a fin de sacar la máxima ventaja de los elementos a disposición en pro de la obtención de las metas personales.

Elementos de la Administración

Otro punto que llama poderosamente la atención en cuanto a lo que se refiere a la definición de Administración son los elementos que conforman esta disciplina, en los cuales se distinguen principalmente cinco de ellos, que pueden ser descritos brevemente de la siguiente manera:

  • Planificación: de acuerdo a la mayoría de teóricos de esta disciplina, todo proceso administrativo debe partir de la planificación, pues es esta etapa la que le permite al Administrador sincerar sus metas, objetivos y tiempos, primer paso para saber cómo se procederá, pues es fundamental saber precisamente qué es lo que se quiere. Cuando ello haya ocurrido, el Administrador se encontrará entonces en capacidad de decidir qué necesita para lograrlo, trazando un mapa o guía, por el que se orientará el proceso.
  • Organizar: así mismo, teniendo en claro hacia dónde se quiere marchar, la Administración abarca también una fase de organización, en la cual se hace, por así decirlo, inventario de los recursos económicos, materiales y humanos con los que se cuenta, a fin de decidir su disposición y modo de actuar, en pro de obtener las metas trazadas.
  • Dirigir: también, la Administración cuenta con el elemento de la Dirección, considerado por algunos teóricos como uno de los más importantes, puesto que este elemento está relacionado estrechamente con la capacidad de liderazgo que tiene un Administrador para inspirar en sus compañeros el ansia por comprometerse en llevar el proceso adelante. Así mismo, la Dirección permite que el plan trazado desde un principio, se cumpla a cabalidad.
  • Control: como parte de ese elemento de Dirección, también resalta el elemento de Control, pues un proceso que se desarrolle por fases y en cuanto a determinados tiempos debe naturalmente contar con mecanismos de contraloría permanente, a fin de supervisar que realmente se le esté dando seguimiento al plan iniciado, y de no ser así, verificar que se trata de un proceso beneficioso, o por el contrario debe dársele algún tipo de correctivo a la etapa en donde fue localizada la alteración.
  • Uso de Recursos: finalmente, otro de los elementos ligados estrechamente con la Administración es el uso de Recursos, el cual no sólo debe darse de forma estratégica, sino comedida, a fin de que la obtención de la meta no implique el fin mismo de la comunidad humana que se ha agrupado en fin de obtenerlo, sino que por el contrario se traduzca en sustentabilidad.

Características que hacen a la Administración única

Así mismo, existen ciertos rasgos, que de acuerdo a los especialistas en Administración hacen que esta disciplina no sólo sea una capacidad inherente y propia del género humano, sino que además convierten a esta ciencia en única, diferenciándose importantemente de otras materias, incluso de la propia área financiera. De esta forma, según las fuentes que esto afirman, las características que harían que la Administración se diferenciara de forma radical con el resto de las disciplinas serían las siguientes:

Es Universal

Debido precisamente al carácter intrínseco que une la Administración con la naturaleza humana, así como su constitución como un proceso social, la Administración puede ser descrita también como un proceso social, aplicable a toda empresa que realice una persona o colectivo, desde una agrupación filosófica hasta una empresa multinacional, puesto que sus alcances son planificar, organizar y utilizar los recursos que se cuentan en pro del máximo bienestar, procesos que son necesarios en cualquier grupo social, sea cual sea su función o vocación específica.

Es específica

No obstante, esta Universalidad en ningún momento la convierte en una disciplina no definible, por el contrario, el hecho de Administrar conlleva elementos, etapas y técnicas específicas y únicas del ejercicio administrativo, que hacen imposible que se confunda con otra disciplina. De esta forma, la Administración se distingue del resto de las disciplinas también por su nivel de especificidad.

Tiene una unidad temporal

Así mismo, la Administración cuenta con la propiedad de realizar in situ todos sus elementos. Es decir, aun cuando se ha descrito que la Administración está compuesta por elementos como la Planificación, la Organización, la Dirección, el Control y la Explotación de Recursos, no deben entenderse estos como fases sucesivas, que se dan de forma independiente. Por el contrario, en todo momento del ejercicio administrativo suceden de forma simultánea cada uno de estos elementos, por lo que se dice que la Administración, a diferencia de otras disciplinas cuenta con una unidad temporal.

Tiene una unidad jerárquica

Así como sucede con los elementos de la Administración, ocurre en referencia a las personas involucradas en el ejercicio. De esta forma, en una empresa o ámbito cualquiera, aun cuando existen jefes y subordinados, que establecen una cadena de mando jerárquica, en realidad para la Administración son partes de un proceso global, por lo cual se dice que la Administración cuenta con una unidad jerárquica, pues aun cuando entienda que ésta existe en la realidad, en términos administrativos todas las partes del sistema presenta exacto nivel de importancia.

Tiene un valor instrumental

Igualmente, la Administración cuenta con un rasgo que en algunos casos la diferencian de otro tipo de disciplinas, un poco más abstractas o teóricas, y es precisamente aquel que la dota de un carácter instrumental, es decir, que la erige como una disciplina establecida en pro de mostrarle a este proceso social cómo alcanzar determinado objetivo, hecho que hace que la Administración se perfile como una disciplina instrumental, es decir, con un fin determinado.

Cuenta con una amplitud de ejercicio

Reiterando el carácter universal de la Administración, algunos teóricos resaltan que esta disciplina cuenta también con la propiedad de poder ser ejercida por cualquier individuo, independientemente de la carrera u oficio al que se dedique, por ejemplo, los principios de la Administración podrán ser usados tanto por un presidente, a fin de usar adecuadamente los recursos de un país y el determinar hacia dónde quiere irse, como por un ama de casa que desee mantener un excelente nivel de vida con los recursos (pocos o muchos de los que disponga).

Es Interdisciplinaria

Dentro de los rasgos señalados como únicos de la Administración, resalta igualmente el carácter interdisciplinario que lleva consigo el ejercicio del Administrador, pues aun cuando está relacionado básicamente con la matemática, también deberá hacer uso de otras disciplinas como la contabilidad, la estadística, la economía, e incluso algunas materias un poco más sociales y humanísticas como la Psicología, la Filosofía, la Sociología y hasta el Derecho, pues el ejercicio Administrativo no sólo deberá lidiar con los números y sus resultados, sino que también debe llevar conciencia de que se relaciona directamente con personas y el gran reto de inspirarlas y dirigirlas hacia una meta común.

Es Flexible

Finalmente, aun cuando la Administración cuenta con sus propias leyes y normas, no existen fórmulas rígidas, como en el caso de otras disciplinas, sino que la Administración cuenta con cierta flexibilidad, que permite que el ejercicio administrativo se vaya adaptando según la realidad de cada grupo social en donde quiera ponerse en práctica.

Imagen: pixabay.com

Características de la Administración que la diferencian de otras disciplinas

Bibliografía

El pensante (junio 21, 2016). Características de la Administración que la diferencian de otras disciplinas. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/caracteristicas-de-la-administracion-que-la-diferencian-de-otras-disciplinas/