Características de los reptiles

Ampliar este tema:
  • Definición de reptiles De acuerdo a la Taxonomía, los reptiles son un grupo de animales que se caract...
  • Conocido como el Astro Rey, por ser el centro del sistema planetario al cual pertenece nuestro planet...

Definición de Reptiles

De acuerdo a la rama biológica de la Taxinomía, los reptiles son un grupo de animales de la clase Reptilia, inscrita en el Reino Animalia. De igual forma se distinguen por constituir  un grupo parafiléticos de los vertebrados amniotas, es decir que comparten un ancestro común con los peces y anfibios que poseen escamas de queratina en su epidermis.

Así mismo, los científicos han determinado a través del amplio estudio de fósiles que los reptiles se originaron en la Tierra aproximadamente en el período Carbonífero. No obstante, fue en la era Mosozoica donde se diversificaron, teniendo lugar la aparición de los grandes reptiles conocidos como dinosaurios. De igual forma, la era geológica que los vio aparecer también presencio la extinción de casi todos los tipos de grandes reptiles hace aproximadamente sesenta y cinco millones de años.

En cuanto a las principales características de los reptiles, se puede decir que la primera de ellas es la presencia de una piel sumamente resistente, la cual cuenta con presencia de escamas. Para los científicos esto es producto de la adaptación natural de estos animales, la cual le permitió pasar de un medio netamente acuático, a poblar también la tierra, en la cual se han adaptado bien, aunque últimamente los científicos han corroborado que la mayoría en realidad vive en el agua, a pesar de que lleven a cabo ciertas funciones en la tierra.

Igualmente, los científicos han detallados algunas otras características, inherentes a los reptiles, dentro de las que se pueden encontrar las siguientes:

Control de la temperatura corporal

A este respecto, los científicos han señalado que los reptiles son animales de sangre fría, la cual calientan a través de sus hábitos, los que los convierte también en animales del tipo ectotérmicos. En este sentido, los reptiles se tienden durante horas a la luz solar, a fin de que el calor de ésta caliente la sangre, a través de la piel. Por otro lado, en el momento en que necesitan enfriarla, igualmente tienden a desplazarse hacia sitios oscuros o húmedos.

Alimentación

Sus hábitos alimenticios, así como la anatomía de su aparato digestivo, es otra importante característica de los reptiles. Según lo señalado por los científicos, la digestión de estos animales es de un ritmo muy lento. Algunos se alimentan esencialmente de carne, en cuyo caso, debido a lo lento de su metabolismo, pueden satisfacerse con una comida por meses, como es el caso de la boa constrictora. Por otra parte los reptiles herbívoros, se caracterizan por ingerir además de plantas, algunas piedras, las cuales en reemplazo de los dientes de los que carecen sirven para triturar la comida dentro del estómago.

Respiración

Otro de los signos tomados por los científicos como una gran señal de adaptación natural de los reptiles, en su paso del agua a la tierra, es el haber desarrollado capacidad pulmonar. Al respecto los científicos afirman que presentan pulmones mucho más desarrollados que los anfibios, y que al igual que algunos de ellos son capaces de respirar a través de la piel. No obstante algunos de estos animales en vez de poseer dos pulmones, poseen uno, como es el caso de ciertas especies de serpientes.

Sistema circulatorio

A la luz de las descripciones hechas por los científicos, se considera que los reptiles de corazón mejor desarrollado son los cocodrilos, los cuales presentan en su órgano cardíaco dos aurículas y dos ventrículos, al igual que las aves y mamíferos. Así mismo, otras clases de reptiles presentan dos aurículas y un ventrículo, donde se separa la sangre oxigenada de la que no. En todo caso se considera que los reptiles poseen un sistema de doble circuito, en los cuales una vía del sistema circulatorio se encarga de irrigar y recoger sangre oxigenada de los pulmones, y la otra hace lo mismo con el resto de los órganos.

Excreción

Los reptiles presentan dos riñones como también lo hacen los mamíferos, sólo que no presentan vejiga, sino que la orina fluye de los riñones al exterior, al cual se expulsa a través de órganos excretores externos que se asemejan más a los de los anfibios, llamados cloacas. En algunos reptiles más avanzados, hay presencia de vejiga, a pesar de que también sus órganos excretores externos tengan amplio parecido al de los anfibios. Así mismo, los científicos han determinado que la orina de los reptiles básicamente está compuesta por amoniaco, presentándose más que todo en los reptiles acuáticos, mientras que los terrestres existe un proceso en el cual el amoníaco se convierte en ácido úrico antes de excretarlo.

Anatomía

En cuanto a sus características morfológicas, los científicos consideran que los reptiles son bastante parecidos a los anfibios, sólo que estos primeros cuentan con cerebros de mucho mayor tamaño. Igualmente, cuentan con un gran sentido de visión, creyéndose incluso que algunos reptiles cuentan con ojos que les permiten ver en la oscuridad. En cuanto a su poder olfativo, algunos reptiles se caracterizan por contar con un sentido bastante agudo, contando además con receptores olfativos en sus paladares.

Reproducción

A pesar de que los reptiles ponen huevos, la fecundación se produce dentro del cuerpo de la hembra de la especie, después de que el macho ha depositado en su interior el esperma.

Fuente de imagen: petsway.com

Características de los reptiles

Bibliografía ►

Se habla de:     


Ver más Artículo al azar