Características del calvinismo

Definición de Calvinismo

En el ámbito de la Religión, se conoce como Calvinismo a una fe de tipo monoteísta y protestante, la cual basa sus creencias en la figura de Cristo, entendiendo que todo designio parte esencialmente de Dios, quien es el que tiene autoridad sobre todas las cosas.

Creada durante el siglo XVI, por el religioso de origen francés Juan Calvino, a quien se le atribuye también ser el autor de la Reforma protestante en Suiza, uniéndose así a la corriente que fluía desde Martin Lutero. No obstante, la importancia de Calvino radica en la conformación de una “ética protestante” que logró instaurar entre otras cosas la creencia del deber de entregarse al trabajo y el lucro como forma de rendir tributo a Dios, situación que conjugó la fe religiosa con los principios que el Capitalismo usó en parte para desarrollar su sistema productivo, extendiéndose rápidamente a Francia, Escocia, Holanda e Inglaterra.

Características principales del Calvinismo

Por su parte, como toda religión, el Calvinismo se distingue de otras básicamente por sus creencias, símbolos e interpretaciones de la palabra de Cristo, como fe de base cristiana que es. Entre las principales características, pueden contarse a grandes rasgos las siguientes:

1.- El Calvinismo puede definirse como un sistema teológico cristiano protestante.

2.- Entre sus principales diferencias con la Iglesia católica apostólica romana está la de no considerar el sacerdocio como un sacramento.

3.- Dentro de sus principios está el de declarar una creencia absoluta en Dios y su soberanía.

4.- Igualmente, a diferencia de la religión católica, para el Calvinismo, la salvación no es el resultado de la acumulación de obras buenas por parte del hombre, sino que se consigue simplemente por la fe en la gracia divida de Dios.

5.- Así mismo, el Calvinismo asume que Dios es soberano, omnipotente, y tiene competencia en todos los ámbitos de la vida humana, es decir en el plano físico, intelectual, emocional y económico, tanto en la Tierra como en el Cielo. De esta forma, el plan de Dios se trabaja en todos los aspectos de la vida.

6.- En sintonía con lo anterior, de acuerdo al Calvinismo, el hombre depende totalmente de Dios, así mismo todo rincón de su vida, al tiempo que se trabaja la fe y a dios en cada momento, desde las cosas triviales de la vida, hasta el hecho de comulgar.

7.- Así mismo, el Calvinismo se caracteriza por tener una base teológica, basada en cinco grandes preceptos, que son conocidos como los “Cinco Puntos del Calvinismo”. De acuerdo a la Historia de la religión, estos principios son basados en la respuesta de Sínodo de Dort a la Protesta Arminiana. Estos preceptos calvinistas serían los siguientes:

  • La depravación total del hombre: según esta religión protestante, motivo del pecado original de Hombre, cada persona sobre la tierra vive esclavizada por el pecado. Es decir, que naturalmente las personas no están preparadas o dispuestas a Amar a Dios, prefiriendo el bien egoísta y personal, y siendo incapaces de escoger por voluntad propia el seguir a Dios.
  • Elección incondicional: debido a esto, ninguna persona cuenta con el mérito suficiente para ser salvada por Dios, sino que éste en ejercicio de su Señorío y Misericordia escoge quién será salvo.
  • Expiación limitada: igualmente, el Calvinismo sostiene dentro de sus preceptos de fe que Dios escogió antes de la creación del mundo a los que serían salvos, enviando a Cristo para salvar sólo a estos elegidos, por lo que la expiación de la culpa no fue ni será para todos, de acuerdo a esta fe protestante.
  •  Gracia irresistible: así mismo, el Calvinismo pregona que la salvación de un individuo se realiza a través de la Santísima Trinidad, donde cada una de las tres personas divinas cumple con una misión. De esta forma, Dios (padre) eligió antes de la fundación del mundo a los salvos; por su parte Cristo (hijo) vino al mundo a materializar esta salvación, y el Espíritu Santo, el cual es el encargado de convocar y preservar a los santos, escogidos desde el principio por el Padre. En este sentido, el Calvinismo dice que el hecho de la salvación no podrá ser evadida por la persona elegida por Dios desde el principio de los tiempos, quien en algún momento de su vida será tocado por la misión salvadora de Jesucristo, lo cual activará su fe, y lo hará ceñirse al camino de Dios.
  • Preservación de los Santos: por otra parte, el Calvinismo afirma que si un elegido ha recibido el llamado del Espíritu Santo, la fe despertará en él, y no podrá renunciar a ella. Así mismo, esta fe indica que si Dios escogió a un santo, nada podrá estar contra su voluntad, por lo que esta persona no se perderá, sino que se mantendrá bajo la sombra de la fe, pues ha sido la decisión de Dios desde los inicios del mundo. Bajo la lógica de la teología calvinista, Dios cumplirá su propósito sin que haya lugar a falla.

Imagen: araceliregolodos.blogspot.com

 

Características del calvinismo
febrero 28, 2016
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar