Clasificación de los seres vivos

En el planeta, tanto en la tierra como en el mar y el aire, existe tal cantidad de organismos y animales que serían imposibles de estudiar sin primero plantear una clasificación, que ayudara a agruparlos en diversos conjuntos, cuyo análisis sistemático resultara mucho más práctico y eficiente de realizar.

Definición de Taxonomía

Por consiguiente, dentro de las Ciencias Biológicas terminó por desarrollarse la disciplina de la Taxonomía, la cual puede ser definida como la Ciencia que se encarga de desarrollar métodos y plantear la clasificación jerárquica, ordenada y sistémica en la cual se consideran agrupados y distribuidos los distintos organismos vivos que se conocen en el planeta, así como aquellos que están por descubrirse. De esta forma, la Taxonomía se encarga de estudiar, catalogar y clasificar a todos los seres vivos de los que se tenga idea o que vayan descubriéndose, tomando como criterios principales los distintos aspectos biológicos de estos, entre los que destacan sus fenotipos, condiciones genéticas, modos de vida o nivel de evolución, entre otros, obteniendo entonces una tabla jerárquica de los distintos grupos y sub-grupos que habitan el planeta Tierra.

Historia de la clasificación de seres vivos

Aun cuando la Historia de la Ciencia, reconoce al siglo XVIII como el momento formal del nacimiento de la Taxonomía moderna, de manos del zoólogo Carl von Linneo, a quien se le atribuye haber sentado las bases teórica, sobre las cuales se establece la clasificación de los seres vivos que se usa actualmente, en realidad, este deseo por agrupar, ordenar y clasificar la totalidad de organismos data desde los hombres más antiguos, en su intento por articular y entender su entorno.

En este sentido, la Historia distingue a Aristóteles como el primer hombre en interesarse por plantear una organización de los seres vivos, basándose en sus observaciones y el aspecto de los organismos, logrando descubrir rasgos, confirmados por la Ciencia actual, que dejan en evidencia la gran capacidad de observación de este Filósofo clásico. Otro que resalta en este camino, es Dioscórides, científico, que vivió entre el 40 y 90 d.C, y que planteó por primera vez una división que separaba los seres vivos en animales terrestres y animales acuáticos. Incluso, Dioscórides también llegó a clasificar las plantas, señalando tres principales grupos: medicinales, venenosas y aquellas que servían para la alimentación. En este sentido, se puede ver claramente cómo las primeras clasificaciones respondían más a razones utilitarias, que realmente a criterios biológicos.

Durante los siglos siguientes, la clasificación de los seres vivos, se dio entonces bajo los estándares de útil-venenoso, doméstico-salvaje, terrestre-acuático, hasta el siglo XVIII cuando Carl von Linneo estableció un nuevo sistema, que pretendía agrupar a los animales, tomando en cuenta distintos aspectos que ayudaban a clasificar a los animales, primero desde lo general, y luego seguir agrupándolos en cuanto a lo particular. De esta forma, Linneo fue el primero en plantear una clasificación por niveles, los cuales se disponían en forma jerárquica, desde los órdenes superiores hasta los inferiores.

De esta manera, Linneo planteó que los seres vivos fueran clasificados en un orden, compuesto por siete categorías, las cuales serían sucesivamente las siguientes: Reino, Filo, Clase, Orden, Familia, Género y finalmente la especie. Esta división, es la que se usa en la actualidad, aun cuando desde entonces se ha complejizado mucho más que la primera hecha por su creador, el cual planteó en un primer momento la existencia de tres principales reinos: el animal, el vegetal y el mineral, agrupando posteriormente a los organismos existentes en las subcategorías siguientes.

Nomenclatura taxonómica

Igualmente, es a Carl von Linneo a quien la Taxonomía le debe la forma en que se nombran científicamente los distintos organismos vivos. En este sentido, Linneo planteó bautizar a cada individuo a través de una nomenclatura binominal, es decir, compuesta por dos nombres, siendo el primero el referente al género, el cual debe ser anotado con mayúscula, y el segundo aquel que indica la especie del individuo, la cual se acostumbra a ir escrita con minúscula. Ambas palabras deberán ir por tradición en latín y en cursivas. Un ejemplo claro de esto lo puede constituir el nombre científico con el que se reconoce al individuo humano: Homo sapiens, en donde el término Homo estaría indicando que el sujeto pertenece al género Homo o de los Hominios, y a la especia sapiens.

Clasificación taxonómica actual

Hoy en día, la Taxonomía -ciencia biológica encargada de definir los métodos y la forma de clasificar a todos y cada uno de los seres vivos que existen en el planeta, tanto si se conocen como si están por descubrirse- asume una división, la cual está conformada por los siguientes parámetros:

Dominio

Categoría taxonómica que se considera por encima del Reino. Se considera que existen tres principales dominios:

  • Archaea: compuesto por cuatro filos, cien géneros y al menos 300 especies. Está compuesto por organismos que se diferencian de las bacterias desde el punto de vista genéticos y biológicos. Su medio hábitat puede ser considerado como extremo, en cuanto a condiciones de temperatura y de salinidad.
  • Bacteria: incluye bacterias con pared celular como las Eubacterias y las Cianobacterias, así como las que no como las Mycoplasma. Son organismos aeróbicos o anaeróbicos, en cuanto a su metabolismo, así como una nutrición haterótrofa. Cuentan con varias formas: espiral, en racimos, en cadena, en bastón, en cocos, en cadena o diplococos. Así mismo, es grupo contiene las bacterias de tipo Gram positivas y Gram negativas.
  • Eukarya: Se encuentra compuesto por cuatro grandes reinos, en don se incluyen el Protista, el Fungi, el vegetal y el Animal, en donde se encuentra incluido el ser humano. Así mismo, dentro de este gran Dominio incluye múltiples organismos unicelulares, los pluricelulares y también eucariotas.

Reinos

Un poco más abajo del Dominio, esta clasificación comprende cinco reinos diferentes: Monera (compuestos por los organismos menos evolucionados, como los procariotas); Protistas (conformado por microorganismos unicelulares eucariotas); Fungi (constituido por los hongos); Plantae (en donde se incluyen los organismos vegetales) y el Animalia (en donde están los organismos animales).

Filo

Inferior al Reino, se encuentra constituido por las subdivisiones de los reinos Protista y Animal. Se agrupan en el Filo todos los Organismos que pueden considerarse como familia, ya que poseen rasgos comunes. Así mismo, cuenta con subfilos.

Clase

Un poco más abajo del Filo, la Clase plantea una subgrupo que se encuentra dividido en distintos órdenes, cuyo principal criterio de clasificación es que los organismos posean características comunes entre ellos.

Orden

Dentro de este grupo, que se encuentra por debajo de la Clase, se incluyen algunos grupos de familias, que coinciden en sus rasgos o características.

Familia

Siguiendo en la jerarquía actual de la clasificación de los seres vivos, la Familia se encuentra compuesta por cada uno de los géneros que tienen propiedades parecidas. Dentro de este orden, también pueden encontrarse etiquetas como la suprafamilia (por encima de la familia) o la subfamilia (por debajo de la familia).

Género

Por género se entienden la relación de parentesco que puede encontrarse entre los distintos miembros de varias especies. Esto sin embargo, no quiere decir que no puedan existir géneros en donde todos los individuos pertenezcan a la misma especie.

Especie

Conforma la base de la jerarquía de clasificación taxonómica, y se encuentra conformado por aquellos individuos, comunes entre sí, hasta el punto en el que pueden reproducirse, generando a su vez individuos que pueden ser identificados como seres de la misma especie, y que a su vez son fértiles y se reproducirán entre ellos.

Imagen: wikipedia.org

Clasificación de los seres vivos
octubre 16, 2016
Se habla de:                                                 

Ver más Artículo al azar