Clasificación de los sustantivos por su morfología

Quizás lo mejor, previo a abordar una explicación sobre los distintos tipos de Sustantivos, que la Lingüística concibe según su Morfología, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de palabras, en su justo contexto.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también resulte conveniente delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la primera de ellas, el concepto mismo de Morfología, pues esto permitirá cobrar conciencia sobre la naturaleza de la disciplina, en medio de la que ha sido concebida cada una de estos tipos de palabras. Así mismo, será necesario abordar las definiciones de Palabra y Sustantivo. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Morfología

De esta manera, se comenzará por decir que la Morfología puede ser entendida de forma general como una de las principales disciplinas lingüísticas. Así también, ya de una forma mucho más específica, la Morfología puede ser vista como la materia que se encarga de estudiar la Palabra desde su estructura, es decir, desde las distintas unidades y partículas que la conforman, así como en cuanto a los diferentes tipos de palabras que esta combinación de unidades producen.

Palabra

Por su parte, la Palabra es entendida por los distintos autores como una partícula lingüística. Sin embargo, puede que para una apreciación un poco más integral de este tipo de palabra, sea necesario pasar revista por las distintas perspectivas que tienen sobre ella, las diferentes disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, se señalará entonces que por ejemplo la Morfología ve a la Palabra como una estructura lingüística, conformada por una combinación coherente de lexemas (unidades mínimas de significado) y de morfemas (unidades mínimas que complementan al lexema, agregando información léxica o gramatical).

Así mismo, la Semántica –disciplina que se encarga de estudiar las palabras según su significado- opta por ver a la Palabra como una partícula lingüística, con sentido propio, la cual se encuentra comprendida siempre entre dos pausas o silencios, los cuales ocurren siempre en el texto. Cabe recordar también que siempre que en Lingüística se use la idea “texto” será en referencia al texto oral, y nunca al escrito, puesto que para esta disciplina la Escritura es apenas un sistema secundario de registro de la realidad viva del lenguaje, el cual considera existente en la Lengua, y materializado en el Habla.

Finalmente, la Sintaxis, en su labor de describir las palabras de acuerdo a su posición en la Oración, considera la Palabra básicamente como el núcleo de esta estructura superior de significado, así como cada una de las partículas que la conforman, bien si desempeñan una función léxica o gramatical. Viendo entonces, desde una perspectiva que fuese de lo micro a lo macro, la combinación ordenada de lexemas y morfemas origina palabras, mientras que la disposición de palabras genera oraciones, y el orden coherente y cohesionado de palabras da como resultado textos.

Sustantivos

En tercera instancia, será igualmente importante revisar el concepto de Sustantivos, los cuales han sido explicados como uno de los principales tipos de palabras. No obstante, también será necesario pasar revista sobre cada una de las definiciones que sobre los sustantivos han señalado las distintas disciplinas lingüísticas.

Por ejemplo, para la Semántica, los Sustantivos serán aquellas palabras que cumplirán con la función de señalar objetos, personas o conceptos, nombrándolos, es decir, los sustantivos son nombres, o propios, o comunes. Por su parte, la Sintaxis señala que los Sustantivos pueden verse también como el núcleo del sujeto, así como del Sintagma nominal y el Sintagma preposicional.

Finalmente, el Sustantivo será descrito por la Morfología como una palabra variable, puesto que puede llegar a cambiar su estructura, por medio de diferentes prefijos y sufijos, para así concordar en género y número con la entidad que quiere nombrar. Así mismo, además de los cambios o producción por Flexión que pueden experimentar los Sustantivos, estos también pueden pasar por procesos de Derivación, Composición y Parasíntesis, procesos morfológicos que darán como resultado nuevas palabras.

Clasificación según la Morfología del sustantivo

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre cada uno de los distintos tipos de Sustantivos que pueden concebirse según su Morfología, es decir, según la estructura que estos presentan, en cuanto a las unidades lingüísticas que lo conforman. A continuación, una breve explicación de cada uno de ellos:

Vocales fuertes Quizás lo mejor, antes de abordar la definición de Vocales Fuertes, sea revisar de forma breve la pr...
Fonética auditiva Quizás lo más conveniente, antes de abordar la definición de Fonética Acústica, sea revisar algunas ...
El paréntesis (signos de puntuación) Quizás lo más apropiado, antes de avanzar sobre las normas y reglas de uso, promulgadas por la Real ...
  • Sustantivos simples: se conocerá como sustantivos simples aquellos en los que pueda distinguirse una sola palabra, la cual puede estar conformada por un solo lexema, o por una combinación de lexemas y morfemas, pero que funciona como una sola partícula. Por ejemplo: mar, sol, lata, cabra.
  • Sustantivo compuesto: por su parte, los Sustantivos compuestos serán aquellas palabras, que además de nombrar entidades específicas, a nivel morfológico pueden considerarse como producto de un proceso de Composición, en el cual dos lexemas o palabras simples se han unido para generar una nueva palabra, con independencia semántica, gramatical y morfológica, de aquellas que le han dado origen. Algunos ejemplos son los siguientes: parabrisas, pararrayos, abrelatas.
  • Sustantivos parasintéticos: de igual manera, dentro de los distintos tipos de Sustantivos que ha concebido la Morfología, se encuentran los Sinónimos parasintéticos, los cuales son vistos como aquellas palabras que se han generado a través de la combinación de procesos de Composición (unión de dos palabras simples) y la Derivación (unión de un lexema y un afijo derivativo).  Por ejemplo:  Anteojitos.
  • Sustantivos primitivos: por otro lado, en esta clasificación pueden incluirse igualmente aquellos sustantivos, que además de ser considerados palabras simples, pues no provienen de un proceso de Composición o Parasíntesis, pueden ser considerados como primitivos, puesto que se consideran como la raíz primigenia de otras palabras, generadas por Derivación, y que pueden constituir familia de palabras. Algunos ejemplos: sal, mar, sol. Por lo general, los Sustantivos primitivos constituyen un solo lexema, es decir que en ellos no puede percibirse ningún proceso de Derivación, es decir, son palabras que no son resultado de procesos morfológicos productivos, sino que ellos mismos son la raíz en base a la cual pueden iniciarse dichos procesos, que generarán nuevas e independientes palabras, como ocurre cuando intervienen procesos de prefijación o sufijación, por tan solo nombrar un ejemplo.
  • Sustantivos derivados: por el contrario, los Sustantivos Derivados serán aquellas palabras, que además de ser identificadas como nombres, puede verse que provienen –en un sentido morfológico- de un procedo de Derivación. Por lo tanto, pertenecen también a una familia de palabras, con la que comparten una raíz en común. Por ejemplo: panadero, panadería, apanado. . Los procesos de Derivación más productivos de la Lengua española son aquellos que se dan por medio de la Prefijación o la Sufijación.
  • Sustantivo aumentativo: dentro de los distintos tipos de Sustantivos que pueden encontrarse en una clasificación hecha por la Morfología se encuentran aquellos que sirven para señalar entidades, al tiempo que se señala el gran tamaño que estos tienen. Por lo general, estos sustantivos provienen también de un proceso de derivación, en el que una raíz en específico se ha unido con un sufijo preciso, para crear este tipo de palabra. Un ejemplo de este tipo de Sustantivos serán los siguientes: Cochazo, Caserón, Librazo.
  • Sustantivo diminutivo: en sentido contrario, también podrán encontrarse entonces los Sustantivos diminutivos, palabras que se han generado de procesos derivativos, en los que una raíz se unió con ciertos sufijos diminutivos, para generar entonces una palabra específica, que además de nombrar una entidad, señala el pequeño tamaño que esta tiene a ojos del hablante que la nombra. Algunos ejemplos de este tipo de sustantivos serán los siguientes: perrito, mujercita, mesita.
  • Sustantivos despectivos: por igual, la Morfología considerará dentro de la clasificación que ha hecho sobre los distintos tipos de sustantivos, aquellos denominados como Sustantivos despectivos, y que básicamente pueden ser descritos como los tipos de palabras, que cumplen con la función de nombrar objetos, personas o conceptos específicos, pero además transmitir o señalar una apreciación negativa respecto a la entidad que se nombra, la cual además es totalmente subjetiva, es decir, que responde a la opinión propia del hablante. En español, este tipo de palabras se da por medio de un proceso de Derivación, en donde un lexema o raíz se une con ciertos afijos con los cuales deriva nuevas palabras, con esta connotación. Así mismo, es necesario señalar que dentro de la Lengua español muchas veces algunos sufijos aumentativos o diminutivos pueden tener también esta función, es decir, producir por Derivación palabras que son entendidas como despreciativos, o sustantivos peyorativos o despectivos. Algunos ejemplos de este tipo de palabras son los siguientes: mujerzuela, abogadito, libraco, casucha.
  • Sustantivos de gentilicio: por último, será también necesario, en una Clasificación de Sustantivos hecha por la Morfología, nombrar aquellas palabras que sirven o son usadas dentro de la Lengua española para nombrar los nacionales de los diferentes países, es decir los gentilicios, los cuales son entendidos entonces como Sustantivos, que se han producido por medio de un proceso de Derivación, en donde un lexema específico se unió a un sufijo preciso (el cual puede ser –ano, -ana, -ero, -era, etc.) para generar entonces este tipo de palabra. Algunos ejemplos serán los siguientes: Peruano, Venezolano, Colombiano, Chileno)

Imagen: pixabay.com

Clasificación de los sustantivos por su morfología
septiembre 17, 2018