Claves musicales especiales

En notación musical se conoce como clave al signo que colocado en una línea específica del pentagrama indica la altura en que se interpretará la pieza así como el nombre de las notas a las que precede. Debe aparecer siempre al principio de cada pentagrama y antes del primer compás. Entre las claves más usadas se encuentran la clave de sol, la clave de do y la clave de fa.


Lo más reciente:

Sin embargo, además de estas tres existen otras claves más, que se consideran “especiales” o “sustitutivas”, y que tienen la misión de señalar sucesos específicos en la partitura. Estas claves especiales son: las claves de transposición de octava, la clave neutral y la clave de tablatura. A continuación describiremos casa una de ellas:

Claves de transposición de octava: aunque tenemos la noción de que la clave del pentagrama nos indica a qué altura tocará el instrumento no siempre es así, pues en algunos casos el instrumento ha sido afinado una octava por debajo o por encima de la clave que encabeza la partitura. A este efecto se le conoce como transposición de octava.

Históricamente, desde el siglo XVIII, se ha usado la clave de sol en segunda para indicar transposiciones de instrumentos cuya tesitura se encuentra una octava más grave, como la flauta de pico, la guitarra o la voz coral de tenor.  Dentro de estas claves se encuentran las siguientes, las cuales se apuntan en la partitura con su forma modificada, a fin de evitar ambigüedades:

  • Clave de sol con un “8” por debajo: Tal como su nombre lo indica, su notación se da colocándole a la clave de sol en segunda un “8” por debajo, pero sin espacio entre la clave y el número. Esta clave modificada se usa para indicar la voz coral del tenor, debido a que la clave de do en cuarta creada específicamente para esta voz ha caído en desuso. Igualmente se puede indicar con dos claves de sol superpuestas entre sí.
  • Clave de sol con un “8” por encima: su notación se realiza agregando un “8” justo arriba y sin ningún espacio entre ellos. Esta clave especial señala que la pieza debe ser interpretada una octava por encima de lo que señala el pentagrama. Normalmente se emplea para la flauta dulce soprano así como para otros instrumentos agudos de viento madera.
  • Clave de sol con un 15 por debajo o por encima: esta clave especial también representa una posibilidad en las partituras. Su notación se realizaría colocando un 15 por debajo o por encima de la clave de sol, sin espacios entre ellos. Esta clave indicaría que entre lo escrito en el pentagrama y lo que se interpretará realmente debería existir dos octavas más grave o más aguda de diferencia.

Por su parte la clave de fa también puede ser anotada como una clave de transpoción de octava, tanto por encima como por debajo. En Música es natural que la clave de fa con un 8 por debajo sirva para instrumentos como el contrafagot y el contrabajo. Mientras que la clave de fa con un 8 por encima se usa para instrumentos como la flauta de pico bajo. Igualmente se conoce como “clave de contratenor” y puede ser usada por un bajo o barítono. No obstante, este tipo de clave es muy extraña.

Sin embargo, aun cuando este tipo de claves han sido creadas para señalar las transposiciones y se emplean hoy en día, la mayoría de editores de partituras no se toman el trabajo de agregarlas, ya que se da por entendido que los instrumentos transpositores conocen la diferencia de octavas. Igualmente, en la época actual también se estila agregar simplemente un 8.a u 8.a alta (para indicar agudos) y 8vb u 8.a bassa (para los graves) a fin de ahorrar el cambio de claves o el uso excesivo de líneas extras.

Clave neutral: conocida también como clave de percusión, a diferencia de las otras claves ésta no indica ni la altura en que debe ser interpretada la pieza ni el nombre de las notas, sino que las líneas y espacios del pentagrama sirven para indicar instrumentos de percusión de altura no determinada. Su notación se realiza colocando dos líneas verticales paralelas gruesas, ubicadas entre la segunda y la cuarta línea del pentagrama, sin que ello implique algún valor para la altura o las notas. Por no estar estandarizado su uso, casi siempre debe agregársele una leyenda. Igualmente su pentagrama no siempre está constituido por cinco líneas. No obstante es usada solo para algunos instrumentos.

Clave de tablatura: normalmente se usa para instrumentos que tienen trastes, como la guitarra o el bajo, para los cuales no se escribe música en pentagramas sino en tablaturas. En este sentido, esta clave tampoco designa notas, a diferencia de los pentagramas, las líneas encabezadas con esta clave indican en números la posición de los dedos en cada uno de los trastes del instrumento para el que ha sido escrita. Su notación consiste en la palabra TAB la cual se escribe en mayúscula y de forma vertical descendente al comienzo de la tablatura.

Fuente de imagen: wikipedia.org

Claves musicales especiales
septiembre 9, 2015

Ver más Artículo al azar