¿Cómo alcanzar la felicidad?

La felicidad puede ser definida como una emoción humana, constituida por un sentimiento de bienestar y satisfacción hacia los logros y componentes de la propia vida.

Lo más reciente:

En este sentido, se podría decir además que la Felicidad está conformada también por un rasgo bastante importante de subjetividad, pues el sentirse feliz con la propia experiencia y estado vital depende de las metas, aspiraciones y deseos de cada persona, así como con su capacidad de ver la vida desde un enfoque positivo, el cual lleve a ver las posesiones con agradecimientos y las experiencias negativas como enseñanzas; o por el contrario, analizarlo todo desde una perspectiva negativa, que traiga consigo un sentimiento de insatisfacción constante en el individuo.

La filosofía sobre la Felicidad

No obstante, la Felicidad es una emoción que ha sido estudiada y añorada por el hombre desde siempre, hecho que se revela en los antiguos mitos de las civilizaciones pasadas, así como en los intentos de los filósofos por analizarla y comprenderla en todas las épocas del pensamiento humano. En este sentido, viene a bien revisar brevemente qué ha significado la Felicidad para cada uno de esto importantes representantes de la Filosofía occidental. A continuación, cada uno de ellos:

Sócrates

Quizás lo primero que hay que mencionar es que en la Antigua Grecia la Felicidad o el intento humano por alcanzar termina por dar paso al nacimiento de la Ética, es decir que para la tradición filosófica que parte desde Sócrates, la virtud moral es el paso esencial para lograr la felicidad, la cual en realidad viene convirtiéndose en el objetivo primordial del ser humano.

Platón

Así mismo, el segundo gran filósofo griego, Platón, quien a un tiempo tuvo la oportunidad de ser discípulo de Sócrates, y luego maestro de Aristóteles, hereda la visión de que la ética es un ejercicio intelectual, por medio del cual el obre discierne entre maldad y bondad, siendo ésta última definitivamente la que lo acerca a la felicidad. No obstante, para este filósofo griego la verdadera felicidad sólo era alcanzada por el hombre en el momento de dejar la vida, y nacer a la muerte.

Aristóteles

Para Aristóteles en cambio, la Felicidad está profundamente ligado al hecho personal de poder autorrealizarse, es decir, conseguir las metas propias, lo cual está ligado un poco también con la libertad, la independencia y la autonomía, pues para este filósofo, así como para algunas corrientes filosóficas como el estoicismo o el cinismo, la autorrealización va ligada profundamente con la autosuficiencia, lo cual puede interpretarse como el individuo que logra realmente no depender de nadie ni de nada para hacer su voluntad.

Así mismo, dentro de esta visión se encuentra profundamente entrelazada la felicidad como el estado que se consigue a través del placer intelectual y físico, pero sin el rasgo hedonismo, sino comprendiendo que el ser humano es un complemento que pasa por el placer, pero también debe sentir dolor para recordar que está vivo, y se consecuente con su condición humana, la cual está preparada para sentir todas las emociones que le son inherentes. Para Aristóteles, finalmente, la Felicidad viene siendo también el objetivo último y supremo de toda existencia humana.

Otras escuelas

No obstante, estos tres filósofos griegos no son los únicos filósofos que se han dado a la tarea de tratar de entender la Felicidad, sino que existen diversas posturas, la cuales pueden ser brevemente resumidas, tal como se muestra a continuación:

  • Epicureísmo: escuela que entiende la Felicidad como sinónimo de autosuficiencia y placer.
  • Estoicismo: por su pate los estoicos piensan que la felicidad reside en aceptar con entereza las propias circunstancias de la existencia.
  • Racionalismo: para algunos racionalistas, la Felicidad depende de la capacidad del humano para adaptar su voluntad a la realidad que le ofrece la vida.
  • Utilitarismo: para esta corriente de pensamiento, en cambio, la felicidad se relaciona como la satisfacción constante de los placeres superiores. No obstante, también piensan que la Felicidad es una decisión que puede ser tomada por el hombre, en la medida que es capaz de asumir su pasado, su presente y tener la voluntad de construir el futuro que desea.
  • Postmodernismo: en cambio para la mayoría de los filósofos postmodernistas la Felicidad en realidad está vetada para el humano, quien –según esta corriente de pensamiento- está condenado perennemente al sufrimiento.

¿Cómo alcanzar la felicidad?

De esta forma se puede ver cómo el hombre, a través de todos los siglos de su existencia, ha dedicado gran parte de su pensamiento a tratar de entender qué es la Felicidad, y cómo alcanzarla. Sin embargo, el gran número de escuelas y posturas al respecto, puede indicar también que no existen fórmulas mágicas ni caminos ideales, así como también que es una larga búsqueda por la que aún transita el ser humano como especie.

En este sentido, la Felicidad surge entonces como una emoción satisfactoria, cuya búsqueda lleva al ser humano a una mirada reflexiva, que lo ayude a analizar y comprender cuáles son los elementos que no lo dejan permanecer en ese estado de satisfacción plena. Hecho que ha ocasionado que algún pensador plantee que el objetivo primordial de la Felicidad es la búsqueda de ella, pues es el camino el que proporciona la satisfacción.

Por otro lado, existen pensadores que también han puntualizado sobre el hecho de que la Felicidad no es un estado o lugar dónde se llega, sino que en realidad son pequeños momentos, que sumados dan como resultado si la vida ha sido feliz o no. También existen posturas que alertan el cómo la Felicidad se ha convertido una mercancía más de los medios publicitarios, que la venden al consumidor, relacionada y confundida a la vez con éxito, dinero, prestigio, amor, cuando en realidad la Felicidad tienen que ver con la propia personalidad y las metas genuinas del individuo.

Quizás por esto es que no existe un llave, una clave o una fórmula para alcanzar la Felicidad, la cual para sacar una conclusión general de las distintas posturas filosóficas, posiblemente esté relacionada con la capacidad del individuo de parecerse en la práctica a lo que realmente desea  y sueña ser, es decir, que la felicidad finalmente, podría estar relacionada con la autenticidad, vista como la frase de aquel personaje de Pedró Almodóvar, llamado La Agrado, que aseguraba que “uno es más auténtico cuando más se parece a lo que soñó de sí”.  De esta manera, tal vez la Felicidad puede alcanzarse en la medida en que sueños y realidad llegan a estar en comunión, siendo quizás la autenticidad el lazo que une estas dos nociones humanas.

Imagen: pixabay.com

¿Cómo alcanzar la felicidad?
marzo 29, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar