¿Cómo cuidar el medio ambiente?

Antes de avanzar sobre la forma en que se puede procurar la conservación del medio ambiente, quizás sea necesario recordar la definición y elementos que lo conforman, a fin de que la importancia de su cuido y no contaminación pueda ser apreciada de mejor manera.


Lo más reciente:

Definición de Medio Ambiente

De esta manera, el Medio Ambiente puede ser definido –en un ámbito científico- como el conjunto de elementos biológicos, químicos, físicos y geográficos que circundan al ser humano, quien interactúa directamente con ellos, viviendo una influencia mutua, es decir, que estos elementos influyen sobre el modo y calidad de vida del ser humano, así como las acciones de este tienen consecuencias –positivas o negativas- sobre ellos.

No obstante, las fuentes teóricas resaltan que la definición Medio Ambiente no sólo puede quedar relegada a una connotación natural, sino que también puede ser considerada como el cúmulo de elementos culturales y sociales en medio de los cuales se desarrolla el ser humano, los cuales aun cuando intangibles también conforman el ámbito en donde vive el hombre, creando una influencia hacia él, al tiempo en que éste influye también en ellos.

Elementos del Medio Ambiente

Sin embargo, yendo a planos más específicos, se pueden considerar entonces elementos del Medio Ambiente físico los suelos, el agua, el aire, la flora y la fauna de un lugar determinado, los cuales son esenciales para el desarrollo de la vida humana, y cuya calidad y pureza determinarán igualmente la salud y bienestar de la persona que se desarrolle en ellos. Por otra parte, en cuanto al medio ambiente social y cultural, los elementos que conforman estos ámbitos serán la familia, la comunidad, las tradiciones, la historia, el idioma, entre otros.

¿Cómo cuidar el Medio Ambiente?

Por lo general, el común denominador asume que la contaminación del Medio Ambiente está ligado totalmente con las acciones de grandes empresas e industrias, que no midiendo los alcances de sus actividades y deshechos, ocasionan grandes problemas en el medio ambiente en donde se encuentran. Así mismo, el público asume que es trabajo de los ambientalistas el luchar por la regulación de estas actividades, así como por contrarrestar los daños ocasionados. No obstante, esto constituye un error, pues siendo el humano un elemento más de ese medio ambiente, cualquier acción cometida por él -por mínima que sea- tendrá incidencia en el bienestar o deterioro de éste.

De esta forma, los expertos en el tema han indicado que las actividades domésticas y personales también influyen en la conservación del medio ambiente, cuyo bienestar no sólo atañe a los ambientalistas, pues al influir directamente en la salud del hombre, éste debe tomar conciencia de que el deterioro del medio ambiente traerá consecuencias negativas en su vida, y en la vida de sus hijos, y de las generaciones futuras.

Por ende, las fuentes al respecto se han dado a la tarea de formular algunos tips que pueden ser de utilidad a la hora de cuidar y conservar el medio ambiente, tanto el físico natural, como el social. A continuación, algunos de ellos:

Conservar el agua

Con respecto al agua, los ambientalistas han resaltado la importancia que tiene que cada individuo tome conciencia sobre el cómo sus actividades domésticas afectan las fuentes de agua, puesto que los desechos que arroja a la calle o por la cañería terminan en los ríos, quebradas, arroyos y finalmente en el océano, incorporando entonces contaminantes al ciclo dl agua, así como a las fuentes de las cuales se surtirá, como forma de preservar la vida.

En consecuencia, los expertos aconsejan no desechar aceites ni restos de comida por las cañerías, a fin de evitar que estos lleguen a las fuentes de agua. Así mismo, en cuanto a las fuentes de agua potable, los ambientalistas llaman también al uso consciente, evitando la pérdida de agua,  el uso de esta para lavar carros o regar el jardín, así como la revisión y reparación de filtraciones o tuberías rotas. Igualmente, se aconseja cerrar el grifo mientras la persona se enjabona o cepilla los dientes, así como cuando se enjabonan los platos o la ropa.

Conservar los suelos

Por otro lado, el suelo es vital también para el Medio Ambiente, así como para la salud de los humanos, puesto que es en ellos donde se producen los alimentos y la vegetación que provee de oxígeno la atmósfera, sin contar que los contaminantes puestos en ellos, tarde o temprano, a través de la acción de las lluvias pueden también llegar a las fuentes de agua, tanto subterráneas como superficiales.

Un forma de conservar los suelos –de acuerdo a las fuentes ambientalistas- será el de no verter desechos y basura en ellos, sin que estos hayan sido tratados adecuadamente. Con respecto a las acciones domésticas, los ambientalistas aconsejan reciclar y no botar basura en la calle o espacios naturales. Igualmente, para las personas dedicadas a la actividad agrícola, los ambientalistas también han señalado la importancia de no sembrar especies que erosionen los suelos, no practicar en extremo la tala y la quema, evitar el uso de agroquímicos contaminantes, así como la procura de animales que no vengan a dañar los suelos. Igualmente es aconsejado el cultivo rotativo, a fin de que los suelos destinados a la siembra tengan oportunidad de recuperarse.

Conservar el aire

En lo que concierne al aire, o atmósfera, los ambientalistas han señalado que no sólo las grandes empresas producen contaminantes que van al aire, sino que cada una de las personas puede en su actividad diaria contribuir a su conservación o deterioro. En consecuencia, estos expertos aconsejan sobre todo cuidar el tipo de gasolina que se usa en los carros, así como su buen funcionamiento, evitando que gases tóxicos sean enviados al aire. Así mismo, se debe evitar la tala o quema de la vegetación, practicando por el contrario la reforestación. Otra forma doméstica de beneficiar el ambiente es evitando el uso de aerosoles, o usando aquellos inocuos para la atmósfera.

Flora y fauna

Por otro lado, dentro de los elementos que conforman el medio ambiente, también se encuentran los animales y la vegetación que se desarrolla en un lugar determinado. En cuanto a la conservación de estos, los ambientalistas indican que la mejor forma es el respeto a las diversas formas de vida, es decir, no atentando contra la vida de plantas ni especies animales, de no ser necesario para la supervivencia. También, aconsejan los especialistas, no traer especies foráneas –ni de fauna ni de flora- que puedan ocasionar desequilibrios ambientales.

Medio ambiente social

Finalmente, en lo que corresponde al ámbito en donde se desarrolla social y culturalmente el humano, los psicólogos han señalado como estrategias para procurar medios ambientes saludables la práctica de valores como Respeto, Tolerancia, Solidaridad, Empatía, Honestidad, Trabajo, Constancia, entre otros. En este sentido, se cree que si cada individuo coloca su grano de arena en pro de construir un ambiente armónico y equitativo, esto contribuirá al bienestar de todos, y la conformación de grupos o sociedades positivas que marchen en colectivo hacia la felicidad, la realización y el éxito.

Imagen: pixabay.com

¿Cómo cuidar el medio ambiente?
enero 18, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar