Cómo pasar de una unidad de capacidad menor a una mayor

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, las Unidades de capacidad resultan equivalentes entre sí, y por lo tanto pueden realizarse procedimientos de conversión entre ellas, como por ejemplo lograr que una medida original pueda ser expresada en una unidad de capacidad mayor.

Sin embargo, previo a continuar con una explicación sobre este procedimiento se revisarán algunas definiciones que de seguro permitirán entenderlo dentro de su justo contexto matemático.

Definiciones fundamentales

De esta manera, se decidirá igualmente delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Capacidad, Litro y Medidas de Capacidad, por encontrarse directamente relacionadas con el procedimiento que se quiere estudiar. A continuación, cada una de estas definiciones:

La capacidad

Por consiguiente, podrá comenzarse por decir que la Capacidad ha sido definida, de forma general como una medida, que sirve para dar cuenta de dos situaciones específicas: o bien la cantidad de espacio o sustancias que puede albergar un objeto dentro de sí, o la cantidad de espacio que ocupa un objeto o sustancia en un espacio determinado.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, la Capacidad es medida en Litros, o al menos esta es la unidad base con la cual se da cuenta de esta medida, lo que hace que pueda inferirse entonces que la Capacidad se refiere específicamente al volumen de una sustancia, que se encuentra bien en su estado líquido, o en su estado gaseoso. Así también, las distintas fuentes señalan que el Litro resulta equivalente a los decímetros cúbicos.

El litro

Por otro lado, también resultará preciso lanzar luces sobre la definición de Litro, el cual ha sido descrito como la unidad base para la Capacidad, o en otras palabras, el Litro puede ser interpretado como la unidad con la cual se da cuenta, por excelencia, del volumen de cualquier sustancia, que se presente o bien en estado líquido, o bien en estado sólido.

Sin embargo, este no es el único uso del Litro, pues este también puede ser empleado para expresar cuál es la cantidad de volumen que puede albergar dentro de sí un objeto. Por otro lado, las distintas fuentes también han señalado las dos maneras aceptadas para expresar el Litro, puesto que esta unidad puede ser escrita tanto con l minúscula, como con L mayúscula.

Además de esto, las Matemáticas señalan que el Litro guarda equivalencias con otras unidades como por ejemplo el decímetro cúbico. En este sentido, la disciplina matemática refiere que 1 litro resulta igual a 1 decímetro cúbico (dm3) lo cual hace que 1 litro resulte equivalente también a 1000 cm3.

Por igual, las distintas fuentes indican que el Sistema Internacional de Unidades reconoce al Litro como la unidad base de la Capacidad. No obstante, que lo reconozca no quiere decir que lo acepte, pues en algún momento del siglo XX determinó que el volumen era mejor medirlo en otras unidades. Así mismo, este sistema declaró en su momento que las equivalencias de otras unidades de capacidad con el Litro en realidad no eran tan precisas.

Medidas de capacidad

Por último, también será necesario tomar un momento para revisar el concepto de Medidas de capacidad, las cuales han sido descritas por distintas fuentes como las unidades o cantidades estandarizadas, con las que se puede realizar la tarea de dar cuenta del volumen de una sustancia o de la capacidad de un objeto. Debido a que estas medidas son empleadas para expresar la Capacidad, se entiende entonces que el Litro es la medida base de estas medidas.

Además de la unidad base de Litro, las Matemáticas señalan dos distintos tipos o clases de unidades de capacidad, cuya principal diferencia radica en cómo se relacionan con respecto al Litro. A continuación, una breve explicación de cada una de ellas:

  • Unidades menores de capacidad: en primer lugar, se encontrarán las unidades menores de capacidad, las cuales han sido descritas como las unidades que dan cuenta sobre capacidades inferiores al Litro, por ende son empleadas para medir la capacidad de objetos pequeños, o también de sustancias de pequeño volumen. Las unidades menores de capacidad son el Decilitro (dl), Centilitro (cl) y Mililitro (ml).
  • Unidades mayores de capacidad: por otra parte, dentro de las unidades de capacidad, se encuentran también las Unidades mayores de capacidad, las cuales se caracterizan por dar cuenta sobre capacidades superiores al litro, por lo que se emplea para medir objetos de gran capacidad, así como grandes volúmenes. Las unidades mayores de capacidad son las siguientes: Kilolitro (kl), el Hectolitro (hl) y el Decalitro (dal).

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, todas las unidades de capacidad, bien sean mayores o menores, guardan equivalencia con respecto al Litro, por lo que también resultan equivalentes entre ellas, esto quiere decir que una misma medida puede ser expresada con diferentes medidas, para lo cual es necesario implementar un proceso de conversión.

En este sentido, la Matemáticas señalan que la forma más idónea de implementar este proceso será visualizando las unidades de mayores y menores de capacidad en forma de una escalera, cuyo centro está constituido por el Litro, sobre este se despliegan de forma ascendente las unidades mayores, debajo de este, se extienden y de manera descendente las unidades menores:

 Una vez se hace esto, se observa cómo entre cada escalón hay una diferencia de 10, así como la necesidad de multiplicar en la medida en que se desciende la escalera, o de dividir a medida que se sube.

Cómo pasar de una unidad de capacidad a una mayor

Toda vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente resulte mucho más sencillo abordar una explicación sobre cómo se debe proceder toda vez que se desee expresar una medida en una unidad de capacidad mayor a la que se ha usado para expresarla originalmente.

Para esto, según señalan las distintas fuentes, será necesario tomar la medida original, despojarla de la unidad original que le ha tocado, y proceder a dividirla entre la unidad, seguida de tantos ceros como se ascienda en la escalera de las unidades de capacidad. No obstante, puede que la mejor forma de entender este procedimiento sea a través de un ejemplo, tal como el que se muestra a continuación:

Convertir 300 litros en kilolitros.

Con el fin de dar cumplimiento al planteamiento del ejercicio, se procederá a dividir la medida original entre la unidad seguida de tres ceros, por ser el número de escalones, que se asciende en la escalera:

300 : 1000 = 0,3

Al obtener el resultado, se le coloca la unidad correspondiente en la que se ha convertido la medida, al tiempo que se expresa también la equivalencia, entre la unidad original y la nueva:

300 l = 0,3 kl

Imagen: pixabay.com

Cómo pasar de una unidad de capacidad menor a una mayor
abril 29, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar