Cómo pasar de una unidad de longitud mayor a una menor

Antes de avanzar en una explicación sobre la forma correcta en la que deben transformarse las unidades mayores de longitud en unidades menores, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este procedimiento en su justo contexto matemático.

Definiciones fundamentales

En este sentido, se decidirá igualmente delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Longitud y Medidas de longitud, ya que estas se encuentran directamente relacionadas con el procedimiento que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas nociones:

Longitud

De esta manera, podrá comenzarse a decir que la Longitud ha sido explicada por las distintas fuentes como una de las magnitudes fundamentales de la Física, condición que busca señalar cómo ella no se genera en base a otras magnitudes, mientras que sí puede servir de generadora de algunas.

Ya desde un punto de vista mucho más específico, la Longitud ha sido definida también como la magnitud unidimensinal que da cuenta de la distancia que existe entre dos puntos específicos, que existen a su vez en un plano. No obstante, en términos prácticos, la Longitud sirve para medir cosas reales como la distancia entre dos ciudades, la altura de un edificio, el ancho de un libro.

Aun cuando la Longitud se determina en base a la Distancia, de acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, no deberán confundirse, pues aun cuando la longitud y la distancia coinciden cuando los puntos a estudiar se encuentran en un plano, esto no siempre es así.

Medidas de longitud

Así también, será necesario lanzar luces sobre las Medidas de longitud, las cuales han sido definidas, por los distintos autores, como las unidades o cantidades estandarizadas, que se usan para dar cuenta de cuál es la distancia que existe entre dos puntos, ubicados en un plano, es decir, de la distancia que existe entre dos puntos.

De igual forma, las distintas fuentes señalan que estas Medidas, conocidas también como Unidades de longitud, han sido establecidas por medio de procesos de convención social, lo cual hace que en la Historia haya habido varios sistemas de medidas de longitud. No obstante, en la actualidad, los más usados son el Sistema de medidas anglosajón y el Sistema de medidas internacional, el cual usa como medida base el metro (m).

Igualmente, de acuerdo a lo que señalan las matemáticas, el Sistema de medidas internacional concibe la existencia de dos clases de unidades de longitud, las cuales se definen en base a su relación o equivalencia con el metro, y que han sido explicadas tal como se ve a continuación:

  • Unidades menores de medida: por un lado, se encontrarán las Unidades menores de medidas, las cuales serán entendidas como aquellas unidades que resultan siempre inferiores al metro, y que por ende son utilizadas para medir objetos pequeños. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, las Unidades menores de medida del Sistema internacional serán el Decímetro (dm), el Centímetro (cm) y el Milímetro (mm).
  • Unidades mayores de longitud: por otra parte, también se definen las Unidades mayores de longitud, las cuales han sido descritas como aquellas medidas que resultan superiores al metro. Esta clase de unidades son usadas entonces para medir objetos o distancias grandes. Ellas son el Decámetro (dam), el Hectómetro (hm) y el Kilómetro (km).

Cómo pasar de una unidad mayor de longitud a una menor

Pese a que cada una de estas unidades expresan una longitud o medida específica, todas ellas presentan equivalencias entre sí, puesto que además de tener como referencia al metro, dan cuenta de longitud. Por ende, una misma longitud puede ser expresada en todas las unidades de medidas, usándose por su puesto siempre la más adecuada para su magnitud.

Este procedimiento de pasar una unidad a otra resulta útil sobre todo cuando se enfrentan ejercicios o problemas, en donde se expresan distintas medidas, en unidades de longitud diferentes, y se necesita homologarlas, para poder realizar operaciones en base a ellas, puesto que resultaría imposible, por ejemplo sumar metros con kilómetros, ya que cada unidad de longitud se suma con sus semejantes.

De esta forma, si se estuviera en la necesidad de convertir una medida expresada en una unidad de longitud a una unidad menor, se debería tener en cuenta primero la escala de relación que existe entre todas las medidas de longitud, lo cual puede representarse a su vez de la siguiente manera:

Al hacerlo, se podrá observar el cómo se ubica cada unidad de longitud con respecto al metro, y con respecto a las otras unidades. Así mismo, se podrá ver cómo entre cada escalón de este gráfico hay una diferencia de diez, mientras que el gráfico también señala cuál es la operación que deberá establecerse siempre que se desee subir o bajar a través de la escalera.

De esta forma, si se tomará una medida específica, expresada en una unidad de longitud precisa, y se quisiera expresarla en una unidad menor, se tomará dicha medida y se multiplicará por la unidad, seguida de tantos ceros como escalones se bajen en esta escala. El resultado será la equivalencia de la medida original en la nueva unidad de longitud que se ha decidido.

Ejemplo de cómo parar de una unidad mayor a una unidad menor

No obstante, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre este procedimiento matemático sea a través de la exposición de un ejemplo, que permita ver su aplicación de forma concreta:

Por ejemplo, si se tuviera la media de 5 metros, y se deseara expresar esta medida en centímetros, se debería entonces proceder a tomar esta medida y multiplicarla por la unidad seguida de 2 ceros, por ser estos el número de escalones que se descienden en el gráfico de unidades de longitud:

5 x 100 = 500

Al realizar la operación, se tiene como resultado 500 cm, es decir que se establece la siguiente equivalencia:

5 m = 500 cm

Imagen: pixabay.com

Cómo pasar de una unidad de longitud mayor a una menor
abril 29, 2019
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar