Cómo pasar de unidades de tiempo a unidades menores

Entre los distintos ejercicios que puede haber en relación con las Unidades de Tiempo se encuentran la de convertir una medida expresada en una unidad determinada a una unidad menor, lo cual es sumamente útil a la hora de homologar las medidas de tiempo, y poder sumarlas o restarlas.

Definiciones fundamentales

Así mismo, se tomará la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Tiempo y Medidas de tiempo, por encontrarse directamente relacionados con el ejercicio que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

El tiempo

De esta forma, se comenzará por decir que el Tiempo ha sido explicado por las distintas fuentes como las Magnitud física, utilizada para segmentar la existencia, y poder determinar cuál es la duración de cada uno de estos segmentos.

En tal sentido, los expertos han señalado que el humano usa el Tiempo para organizar su existencia, logrando entonces establecer horarios, así como poder ubicar los hechos de su vida en distintos tiempos: pasado, presente y futuro.

De acuerdo a lo que señala el Sistema Internacional de Unidades, la unidad base del tiempo es el Segundo. No obstante, este sistema no es el único en reconocer el Segundo como unidad base, puesto que esto es también hecho por el Sistema Técnico de Unidades y el Sistema Cegesimal de Unidades.

Con respecto a la forma en que debe ser expresada la unidad base del Tiempo, las distintas fuentes señalan que esta debe anotarse como s. Siendo este un símbolo, también deberá tenerse cuidado –según señala el Sistema Internacional de Unidades- de anotarlo siempre con minúscula, y nunca con mayúscula.

Medidas de Tiempo

Por otro lado, también se deberán lanzar luces sobre las Medidas de Tiempo, las cuales han sido descritas entonces como aquellas unidades o cantidades estandarizadas, por medio de las que se expresan distintas duraciones que pueden tener los diferentes eventos de la vida.

Al momento de aceptar que las Medidas de Tiempo son unidades estandarizadas, se afirma también que estas han surgido en base a un proceso de estandarización, lo que explica entonces por qué a lo largo de la Historia, las distintas disciplinas han producido sus propios sistemas de unidades de tiempo.

En la era moderna, el sistema de unidades de tiempo más universal y de uso extendido es aquel reconocido por el Sistema Internacional de Unidades, el cual reconoce al Segundo como la unidad base de Tiempo. Igualmente, este Sistema señala que pueden diferenciarse dos distintos tipos de unidades, las cuales han sido definidas en base al Segundo, de la siguiente forma:

  • Unidades mayores de tiempo: en primer lugar, se encontrarán las unidades mayores de tiempo, las cuales pueden ser explicadas como aquellas unidades, que sirven para expresar medidas, que resultan siempre superiores al Segundo. Ellas son las siguientes: minuto (60 s), hora (3.600 s), día (86.400 segundos o 24 horas), año (31.536.000 segundos o 365 días), lustro (50 años), década (10 años), siglo (100 años) y milenio (1.000 años).
  • Unidades menores de tiempo: así mismo, las Matemáticas señalan que existen las Unidades menores de tiempo, las cuales han sido explicadas como las unidades que sirven para dar cuenta de períodos cuya duración es menor al segundo. Estas unidades son las que se muestran a continuación: Decisegundo (1ds = 0,1 s), el Centisegundo (1 cs = 0,01 s), el Milisegundo (1 ms = 0,001 s), el Microsegundo (1 µs = 0,000001), el Nanosegundo (1 ns = 0,000000001), el Picosegundo (1 ps = 1 x 10-12 s), el Femtosegundo (1 fs = 1 x 10-15 s) y el Attosegundo (1 as = 1 x 10-18 s).

Cómo pasar de una unidad de tiempo a una menor

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el proceso de convertir una medida de tiempo a una unidad menor, el cual puede ser bastante útil siempre que se desee homologar distintas medidas de tiempo a una sola unidad, con el fin de poder realizar operaciones entre ellas.

Al respecto, es necesario señalar que aun cuando las Matemáticas reconocen varias unidades de tiempo, en realidad, los procesos de conversión pueden realizarse solo entre las unidades de Hora (h), Minuto (min) y Segundo (s) ya que resultan equivalentes entre sí, gracias a que están basadas en el sistema sexagesimal.

En consecuencia, siempre que se quiera establecer algún proceso de conversión entre estas unidades, que lleve a convertir una medida de tiempo a una unidad menor, deberá comenzarse por visualizar las unidades involucradas como una especie de escalera, en donde ellas se dispongan en forma descendente desde la hora hasta la unidad base del segundo

 

Así mismo, se deberá entender que entre cada escalón hay una diferencia de 60, mientras que –según señalan las Matemáticas- si se desea descender a través de esta escala entonces se debe proceder a usar la operación de multiplicación, por lo que entonces habrá que multiplicar la medida original por 60, cada vez que se descienda un escalón.

Por ejemplo, si se deseara convertir 1 hora en segundos, para expresarlos en esta medida, se deberá multiplicar esta medida primero por 60, para llevarlos a minutos, y luego nuevamente a 60, para convertirlos en segundos:

1 h x 60 = 60
60 min x 60 = 3600 s

Imagen: pixabay.com

Cómo pasar de unidades de tiempo a unidades menores
mayo 31, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar