Cómo preparar cócteles a base de vino tinto

Hogar, salud y belleza

Quizás lo mejor, antes de avanzar en la exposición de algunas de las más populares recetas de cócteles a base de vino tinto, sea revisar algunos datos principales sobre este exquisito licor, que ha acompañado a la humanidad desde la antigüedad.

El vino tinto

De esta manera, se puede comenzar trayendo a capítulo la propia definición de vino, la cual básicamente reza que este licor es una bebida que se obtiene en base a la fermentación alcohólica del mosto de la uva, conocida científicamente como vitis vinífera. En cuanto a su origen específico, algunas fuentes especializadas refieren que existen hallazgos de civilizaciones que ya elaboraban vino ocho mil años antes de la era actual. Así, en cuanto al lugar preciso en donde habría surgido este licor, los científico creen que pudo ser en el límite entre la Europa oriental y Asia occidental, en la costa del Mar negro, territorio actual de Georgia.

No obstante, desde ahí se habría extendido a otras regiones. Por ejemplo, los científicos también han encontrados vestigios de la elaboración de vino en los territorios ocupados actualmente por Irak e Irán, en donde se cree que las civilizaciones que ocupaban esos territorios comenzaron a producir vino durante el Neolítico, usando la fermentación de la Vitis vinífera sylvestris en vasijas de barro hace al menos siete mil años. Por su parte, el antiguo Egipto y la antigua civilización griega también fueron activos fabricantes y consumidores de vino, culturas de donde lo tomaron a su vez los romanos, pasando de ahí a toda Europa, y de ahí a América, siglos después, durante la conquista.

Sin embargo, como hecho curiosamente irónico, los científicos consideran que la aparición del vino quizás se debió a un error o descuido humano, acaecido hace al menos diez mil años, cuando alguien debió dejar por error algunas uvas abandonadas en una vasija de barro, y descubriendo un tiempo después, que se había formado entonces un líquido de fermentado sabor. De esta manera, el vino –como tantos otros hallazgos de la humanidad- se había dado por una afortunada casualidad.

En cuanto a una de sus variaciones más antiguas, el vino tinto, la mayoría de las fuentes coinciden en señalarlo igualmente como la bebida que se obtiene en base a la fermentación de las uvas tintas, en cuyo proceso de elaboración se coloca especial cuidado para que la materia colorante, que proviene de los hollejos de esta fruta, transfiera su coloración característica. Así mismo, luego de la fermentación y la coloración natural, la bebida es llevada a barriles de distintas maderas, en especial de roble, en donde se somete a un proceso de maduración, cuya extensión depende del tipo de vino que se desee producir.

Cócteles a base de vino tinto

Por igual, un recorrido a lo largo de la Literatura y Pintura occidental puede reflejar la importancia social, cultural y religiosa que ha tenido el vino –en especial el tinto- dentro de esta civilización, puesto que se ha convertido en el centro de comunión, el acompañante de los momentos más importantes, la referencia del arte, e incluso en el centro del ritual más importante de la religión más extendida en los dos últimos milenios en Occidente: la religión católica, la cual usa el vino tinto para simbolizar en el ritual de la misa a la sangre del propio Cristo, deidad adorada por esta creencia, así como por aquellas de corriente cristiana. Un poco menos dogmático, el vino es también acompañante de celebraciones y la bebida ideal para ciertas comidas, estando entonces presente en los momentos más importantes e íntimos del hombre.

Sin embargo, con el vino no todo es solemnidad y tradición, puesto que también es un bebida noble, que puede acompañar cualquier conversación y momento, sea en compañía o en soledad. No obstante, no siempre se tiene que tomar de la misma forma, pues aun cuando una copa de buen vino resulta una delicia, también existen otras maneras un poco más creativas y festivas de consumir este importante licor: los cócteles a base de vino tinto, muchos de los cuales se han convertido en verdadera tradición en algunos países, otros constituyen una verdadera innovación en las barras más populares del mundo. A continuación, algunas recetas que permitirán probar en la intimidad del hogar algunas de estas deliciosas creaciones:

Clérigo

Uno de los cócteles a base de vino más tradicionales que existe es el Clérigo, el cual aprovecha el delicioso sabor afrutado de este licor para potenciarlo a base de algunos sencillos ingredientes. Por ende, para prepararlo se necesitará tener a mano los siguientes ingredientes: una (1) botella de un litro de vino tinto / un (1) puñado de frutas cítricas / un (1) litro de jugo de uva de la marca preferida / un (1) puñado de hielo.

Ejemplos de cómo preparar cócteles con pisco Surgido en el Perú durante el siglo XVI, esta bebida a base del vino d...
Mitos y verdades sobre los efectos negativos de cruzar las piernas Durante años hemos escuchado que la forma adecuada de sentarse de una ...
Recetas a base de ajonjolí Quizás lo más conveniente, antes de exponer algunas de las recetas a b...

Al momento de preparar, será necesario tomar una jarra con capacidad para dos litros y medio. En el fondo se colocará la fruta que se ha elegido, la cual por motivos de presentación puede ser cortada en rodajas, o pequeños cuadritos. En seguida, se agrega el vino y el jugo de uva, y con la ayuda de un mezclador se remueve hasta obtener una mezcla homogénea. Se agrega el hielo, y se sirve frío.

Café ruso

Por su parte, esta opción resulta la combinación ideal para todos aquellos que además de declararse amantes de un vino tinto, sienten pasión por el café. Para preparar esta deliciosa opción para una fría tarde o una velada romántica, se necesitará tener a disposición los siguientes elementos: medio ( ½ ) litro de vino tinto de la marca preferida / un (1) litro de vodka  doce (12) cucharadas de café negro líquido, sin azúcar y tan concentrado como se desee.

Al momento de preparar, se necesitará igualmente de un recipiente de gran capacidad. De inmediato se irán agregando en orden cada uno de los elementos. Se mezcla con ayuda de un mezclador, y ya está lista para servir. Para hacerlo se pueden usar tazas estilo vienés, así como decorar con crema chantilly.

Queen Charlotte

Por su parte, quien desee agasajar su paladar con una bebida un poco más juvenil y refrescante podrá optar por un Queen Charlote, la cual además resultará una decisión sumamente chic y glamurosa, razón por la que este cóctel también resulta una de las opciones más populares entre los gustos de las damas.

Para prepararlo, se requerirá contar con los siguientes ingredientes: un (1) litro del vino tinto de su preferencia, aun cuando se recomienda que entre más afrutado y menos seco sea mucho mejor / medio ( ½ ) litro de granadina / un (1) litro de gaseosa de limón / hielo al gusto.

De igual forma, en una jarra de gran capacidad, se mezclarán suavemente el vino, la granadina y la gaseosa de limón. Una vez obtenida una preparación homogénea, se procederá a servirla. Para esto se tomarán vasos largos, completamente llenos de hielo picado, en donde se servirá este delicioso cóctel. Se puede decorar la bebida con hojitas de menta.

Trix de vino

Entre otra de las opciones dulces que pueden encontrarse en cuanto a los cócteles elaborados en base al vino tinto se encuentra el trix de vino, bebida que mezcla el delicioso sabor de esta bebida y la dulce y profunda personalidad del brandy.

Los ingredientes que deberán reunirse para la elaboración de este cóctel serán los siguientes: una (1) medida de vino tinto / una (1) medida de brandy de cereza / una (1) medida de coñac / una (1) cucharadita de azúcar morena. Para su elaboración, se necesitará tener a mano una coctelera, en cuyo interior se verterán cada uno de estos ingredientes. Se agitará vigorosamente, y se servirá directamente en copas para brandy, en donde se deben haber colocado previamente tres finas rodajas de limón.

Tinto de verano

Uno de las preparaciones más tradicionales, en lo que se refiere a cócteles a base de vino es el Tinto de verano, consumido ampliamente en algunas regiones de España, Europa y Suramérica, en donde se consume en épocas o regiones calientes, aun cuando no necesariamente deba contarse con estas condiciones para deleitarse con una de estas preparaciones.

Para elaborar un rico tinto de verano se necesitará una (1) botella de vino tinto, joven y afrutado / medio (1/2) litro de gaseosa de limón / agua con gas / media (1/2) bolsa pequeña de hielo picado. Reunidos estos elementos se deberán colocar a enfriar al menos dos horas antes de que lleguen los invitados, pues es un cóctel que se bebe helado. En una jarra de gran capacidad se colocará el hielo, sobre él se agregará la gaseosa de limón y el vino, y se completará la bebida con agua con gas. Se sirve lo más frío posible a los invitados.

Monkey blood

Por último, pese a su nombre, que en ocasiones puede resultar intimidante, este cóctel en realidad es la oportunidad de probar cómo se mezclan a perfección los sabores del vino tinto y el coñac.

Para prepararlo será necesario reunir treinta (30 ml) mililitros del vino tinto de preferencia / treinta (30 ml) mililitros de grappa / quinte (15 ml) mililitros de coñac / diez (10 ml) mililitros de zumo de limón / una (1) botella pequeña de agua tónica / un (1) puñado de hielo. Una vez a mano todos estos elementos, se tomará una coctelera en donde se verterán progresivamente el vino, la grappa, el coñac, el limón y el hielo. Se agitará vigorosamente, y se servirá de forma directa en un vaso Collins. La bebida se completa con el agua tónica, y puede decorarse con un espiral de piel de limón.

Imagen: pixabay.com

Cómo preparar cócteles a base de vino tinto


Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (marzo 29, 2018). Cómo preparar cócteles a base de vino tinto. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/como-preparar-cocteles-a-base-de-vino-tinto/