Cómo preparar ensaladas a base de plátano

Aun cuando por lo general, al pensar en Plátano macho, el público lo concibe como acompañante o protagonista de un plato principal, esta fruta tropical cuenta también con la propiedad de elaborar deliciosas ensaladas, convirtiéndose en un aporte de sabor y energía a esta receta.

Sin embargo, antes de exponer algunas de las ensaladas que pueden prepararse con plátano, se revisarán ciertos aspectos sobre esta fruta, como por ejemplo su propia naturaleza, su historia e incluso sus cualidades.

El plátano

En consecuencia, se puede comenzar por decir que el Plátano macho ha sido catalogado por los expertos en Botánica como una fruta tropical y subtropical, conocida por el nombre científico de Musa balbisiana.

Así mismo, el Plátano macho es considerado uno de los padres del plátano o banana, fruta de características similares, solo que más pequeña, suave, dulce y que se cree es el híbrido resultante del cruce entre las especies musáceas  Musa acuminata y Musa balbisiana.

Breve historia del plátano

Por otro lado, los expertos han señalado que el Plátano macho puede ser considerado como una fruta tropical y subtropical, proveniente de Asia, específicamente del sureste asiático, territorio este en donde se cree que para el año 850 a.C. ya se consumía y se cultivaba de manera importante.

De hecho, fue tal el nivel de producción que alcanzó el Plátano en este continente, que incluso tuvo lugar la exportación de la semilla, y la comercialización del producto a otras regiones. Así mismo, la Historia ha podido registrar que hacia el siglo VI a.C., el Plátano macho llegó también al Mediterráneo, región ésta que debido a sus condiciones ambientales se erigió como una zona productora de plátano.

Más adelante, en el año 1516, los anales de la historia señalan que los españoles llevaron el plátano a las tierras americanas, en donde esta fruta encontró extensos territorios con el clima y el suelo perfecto para su adaptación y prosperidad.

Aun cuando se habla de Plátano maco en general, el hecho de que esta especie haya viajado a distintas latitudes, y se haya adaptado a diferentes climas y suelos, supone también cambios a nivel genético, por lo que no es de extrañas que los expertos hayan podido identificar, en la era moderna, por lo menos unas 500 especies distintas de plátano macho.

Cualidades del Plátano macho

Además de ser una fruta a la que se le reconoce su gran capacidad de adaptación y producción, el Plátano macho ha sido igualmente identificado como una fruta con grandes propiedades nutricionales, entre las que se encuentra  por ejemplo ser una fuente importante de Grasas naturales, Proteínas vegetales, Fibra alimenticia y Carbohidratos, por lo que su consumo ayuda a que el organismo mantenga sus niveles de energía.

Igualmente, el Plátano macho es identificado como una fuente de vitaminas, entre las cuales se puede encontrar la vitamina A, relacionada con el proceso de la regeneración de tejidos, así como la salud visual, sobre todo la nocturna.

También, dentro del Plátano macho se han encontrado importantes cantidades de vitaminas B1, B2, B3 y B12, las cuales cumplen importantes funciones corporales, relacionadas con la obtención de la energía en base a los carbohidratos, la producción de glóbulos rojos o la salud de los nervios. En esta fruta también se encuentran porciones importantes de vitamina C.

Por otro lado, los nutricionistas han señalado que el plátano puede ser considerado igualmente como una buena fuente de minerales, encontrándose en esta fruta entonces Calcio, Hierro, Fósforo, Magnesio, Potasio y Sodio, por lo que su consumo también se encuentra relacionado con la salud de los huesos, la prevención de la anemia, así como la salud cerebral, nerviosa y cardíaca.

Ensaladas con plátano macho

Considerando entonces que el Plátano macho es una fruta con gran capacidad de producción, al igual que con cualidades alimenticias sorprendentes, no es de extrañar que sea protagonista de numerosas recetas, incluidas las ensaladas. A continuación, algunas de ellas:

Ensalada fresca de plátano verde

Sin importar si el plátano está maduro o verde, puede ser incluido en las ensaladas que se preparen, a fin de darles un toque de creatividad. Un ejemplo de preparación es esta ensalada, para la cual se necesitarán los siguientes ingredientes: un (1) plátano verde / una (1) cebolla mediana / un (1) puñado de cilantro / un (1) puñado de perejil / tres (3) tomates / un (1) limón / un (1) chorrito de aceite de oliva / sal marina.

Al momento de iniciar con esta receta, se procederá a tomar el plátano, lavarlo, pelarlo y cocinarlo en agua con un poquito de sal. Cuando esté completamente cocinado, se bajará del fuego y se le permitirá enfriarse. Conseguida esta temperatura, se pasa por el rallador de alimentos, y se reserva.

Así mismo, se lavan y cortan todos los vegetales: la cebolla, el cilantro, el perejil y los tomates. Para asegurarse de que no quedan rastros de agroquímicos en ellos, después de lavarlos con agua, se agregará también un toque de vinagre. Se llevan todos los ingredientes a una ensaladera, es decir, el plátano y los vegetales.

En una taza aparte, se mezclan el aceite, el limón y la sal. Incluso si se quiere se puede colocar una pizca de pimienta recién molida. Se baña la ensalada y se mezclan todos los ingredientes. Esta ensalada es ideal para acompañar pescado.

Ensalada de plátano verde, pollo y mango

Sin embargo, no siempre las ensaladas hechas a base de plátano deben servir de acompañantes, pues ellas pueden ser también platos principales. Un ejemplo de esta clase de preparaciones lo constituye esta deliciosa receta, que combina armónicamente la textura del plátano verde, el rico sabor del pollo y el dulzor y perfume del mango.

Para prepararla, será necesario tener a disposición los siguientes ingredientes: dos (2) tazas de pollo picado en cubos / un (1) plátano verde picado en cuadritos / un (1) mango maduro / un (1) tomate / un (1) tallo de célery / cuatro (4) hojas de lechuga romana / un (1) limón / Sal marina / Pimienta.

Se comenzará entonces por tomar una olla con agua y llevarla al fuego. Cuando el agua hierva, se agregará el pollo y el plátano verde, con un toque de sal y un diente de ajo, permitiéndoles cocinarse por completo.

Luego, en una ensaladera, se coloca el pollo, el plátano, el mango, el tomate y el célery. Así mismo, se agregan las hojas de lechuga, lavadas con agua y vinagre, y cortadas rústicamente. En un recipiente aparte se mezclan el limón, la sal y la pimienta. Se baña la preparación con el aderezo, se mezclan todos los ingredientes, y se sirve. Se puede acompañar de pan tostado.

Ensalada de plátano maduro y cuscús

No obstante, no sólo el Plátano macho verde sirve para hacer ensaladas, sino que si se emplea maduro, puede aportar un toque dulzón a las preparaciones, sin necesidad de emplear aderezos dulces, con contenido de azúcares,

Para preparar esta ensalada será necesario disponer de los siguientes ingredientes: dos (2) plátanos maduros / seis (6) hojas de lechuga romana / diez o doce (10 o 12) tomates cherrys / un (1) aguacate / dos (2) pechugas de pollo cocidas y picadas en cuadritos / un (1) puñado de cilantro / una (1) taza de arándanos / un (1) paquetico de cuscús / Sal / Limón / Pimienta / Aceite de aguacate.

Con todos los ingredientes a disposición, se comenzará por tomar el plátano, lavarlo, pelarlo y cortarlo en cubitos pequeños. Así mismo, se toma un sartén, se coloca al fuego con un poco de aceite, y se fríe el plátano hasta que comience a dorarse. Se saca del aceite y se reserva, colocándolo en papel absorbente, a fin de eliminar excesos de aceite.

Así miso, se toman las lechugas, se lavan con agua y vinagre, y se parten con las manos para lograr un acabado rústico. Se colocan en la ensaladera. Por otro lado, se tomarán los tomates cherrys, se lavan y se cortan por la mitad. En cuanto al cilantro, se toma, se lava y se pica lo más finamente que se pueda.

Acto seguido, se tomará el aguacate, se pica en pedacitos o cubos. También se procede a tomar las pechugas de pollo cocidas, y picarlas en cubos, más o menos del mismo tamaño con el que cuenta el aguacate. Se agrega a la ensalada igualmente el plátano frito que se tiene en reserva.

Por último, se abre el paquetito de cúscus y se agrega a la ensalada. En un recipiente aparte, tipo taza, se agrega abundante aceite de aguacate, así como la sal, la pimienta y el jugo del limón. Con ayuda de una cucharilla, se mezcla bien el aderezo hasta lograr una mezcla lo más homogénea posible. Si se quisiera un sabor a plátano aún más fuerte, se podrían agregar dos o tres cucharadas de licor de plátano.

Con ayuda de dos paletas, se mezclan todos los ingredientes de la preparación, hasta lograr que se integren de forma homogénea, y que el cúscus cubra en realidad toda la preparación. Si se quisiera una ensalada más colorida, se pueden escoger tomates cherrys rojos y amarillos.

Para finalizar se agregan los arándanos, los cuales en combinación con el plátano maduro frito, le da textura y sabor dulce a esta nutritiva ensalada, que puede servir de plato principal, así como de acompañante de una rica pasta con vegetales.

Imagen: pixabay.com

Cómo preparar ensaladas a base de plátano
junio 23, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar