Cómo se escribe ¿vaina o baina?

Probablemente una de las dudas más frecuentes a la hora de escribir lo constituye las palabras que comprenden la  elección, por parte del hablante, de las letras “b” o “v”, las cuales sólo presentan en el Español de América distintas formas para su escritura, pues en realidad en el habla no existe un sonido distintivo para cada una.

De esta forma, más allá de las normas específicas que pueden hallarse en cualquier Manual de Ortografía respecto al uso de una u otra, el hablante en sí no cuenta con manera de distinguir entre una y otra, por lo que –nuevamente puesto en práctica lo afirmado por los especialistas en Lenguaje- la mejor o única forma que tiene éste a la hora de escribir es conocer a conciencia la relación entre cada forma y su significado. Es decir conocer la palabra que quiere escribir, lo cual se logra sólo a través de la lectura y escritura constante de la Lengua.

Un ejemplo de ellos lo constituyen las formas “vaina” y “baina”, donde además de encontrarse la confusa diferencia entre “v” y “b”, el hablante está en presencia de palabras homófonas, es decir que se pronuncian de la misma forma, aunque cuenten con ortografías y significados distintos. En este sentido entonces la mejor forma de no equivocarse es conocer la definición de cada una, a fin de saber con seguridad cuál corresponde al contexto en el que se quiere incluir.

A continuación entonces, la definición de cada una de estas formas, así como ejemplos sobre los posibles usos que pueden dárseles:

Vaina

Al consultar el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se puede encontrar una entrada correspondiente a la forma “vaina”, la cual presenta a su vez once distintas acepciones, así como cuatro distintas alocuciones. Seguidamente se podrán encontrar las definiciones de cada una de sus significados, así como ejemplos de las oraciones que pueden incluirlas:

1.- La primera acepción de la palabra “vaina” encontrada en el Diccionario se refiere a un sustantivo femenino, usado para señalar la “funda ajustada” en la cual se guardan las armas blanca o corto-punzantes como espadas, navajas o dagas. Un ejemplo de su uso sería el siguiente: Bolívar guardó la espada en su vaina, y procuró hacer la negociación más pacífica que encontró.

2.- Así mismo, la segunda acepción de la palabra “vaina” también constituye un sustantivo masculino, usado para engloba el concepto de cáscaras alargadas y blandas, donde se encuentran encerradas las semillas de algunas plantas. Un ejemplo del contexto en el pudiese emplearse esta acepción sería el siguiente:   Los guisantes se encuentran dentro de las vainas nacidas de una planta trepadora, llamada  Pisum Sativo.

3.- En tercer lugar, la palabra “vaina” –también perteneciente a la categoría gramatical de los sustantivos- se usa para referirse a la envoltura ajustada y flexible con la que se encuentra protegido algún órgano del cuerpo. Un ejemplo de su uso sería el siguiente: La dislocación afectó nuevamente la vaina sinovial, haciendo que perdiera la cirugía anterior.

4.- Igualmente, la palabra “vaina” puede referirse al término botánico con el que se señala cierto ensanchamiento del pecíolo. Por ejemplo: En botánica se conoce al ensanchamiento de la hoja que envuelve el tallo con el nombre de vaina floral.

5.- En quinto lugar, la Academia le concede una acepción más a la palabra vaina, señalando que conforma un sustantivo masculino con el cual se designa cierto dobladillo que se realiza en la orilla de una vela, a fin de reforzarla. Un ejemplo del uso de esta acepción podría ser el siguiente: El examen consistirá en la realización adecuada de la vaina.

6.- También en el ámbito marítimo, la palabra vaina se usa para referirse al “lienzo duro que se cose al canto vertical de una bandera” con el fin de que a través de ella se pase la cuerda con la cual se iza ésta al asta. Por ejemplo: el viento fue tan fuerte que rasgó casi por completo la vaina de la bandera, por fortuna no cayó al suelo.

7.- Por su parte, la séptima acepción pertenece al mundo militar, donde se utiliza para señalar “la parte metálica de la munición” en la cual se guarda la carga explosiva. Por ejemplo: La bala no logró salir del cañón a tiempo, al parecer la vaina explotó dentro del arma.

8.- En cuanto a la octava definición incluida en el Diccionario, ésta constituye un sustantivo femenino usado en Argentina, Asturias y el País Vasco, entre otras regiones, en las cuales se usa para referirse a una judía verde. Por ejemplo: el plato favorito de mi mamá es carne asada con vainas verdes y zanahorias. 

9.- Con referencia a la novena acepción de esta palabra, la Academia señala que consiste en un Americanismo, usado en países como Colombia, Venezuela, Perú, Chile, Ecuador e incluso República Dominicana, zonas donde se usa con el significado de “contrariedad o molestia”. Por ejemplo: Ese tipo me echó una vaina, y se fue con todo el dinero del negocio.

10.- Así mismo, en regiones del continente americano, como Cuba, Honduras, Nicaragua, Perú, Colombia y Venezuela, la palabra vaina se emplea para referirse a algún objeto, cuyo nombre específico no se recuerda en el momento preciso. Por ejemplo: Pásame esa vaina, para que podamos colgar el cuadro hoy mismo.   

11.- En último lugar, la Academia le concede una acepción más a la palabra “vaina”, en la cual señala que se trata de un sustantivo, tanto femenino como masculino, empleado para referirse a una persona irresponsable. Por ejemplo: Esa vaina nunca paga a tiempo.

Baina

Con referencia a la forma “baina”, al consultar el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua no puede encontrarse ninguna entrada para ella, por lo que esta palabra no existe en el léxico del Español. En este sentido se puede concluir entonces que escribirla en un texto constituye un error ortográfico, ya que la forma “vaina” es la única reconocida por la Academia.

Fuente de imagen: elpensante.com

Cómo se escribe ¿vaina o baina?
diciembre 5, 2015
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar