Complemento Circunstancial de Cantidad

Ampliar este tema:

Entre los distintos tipos de complementos circunstanciales que existen, se encuentra el Complemento Circunstancial de Cantidad. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta clase de estructura, se revisarán algunos conceptos, que de seguro permitirán entenderla dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá tomarse también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Verbo y Complemento Circunstancial, por encontrarse directamente relacionados con el tipo de complemento verbal, que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

El verbo

De esta manera, se tendrá que el Verbo ha sido explicado, de forma general, como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las lenguas naturales. No obstante, si se deseara tener una visión mucho más integral sobre esta partícula, será también necesario tomar en cuenta las distintas definiciones que han promulgado sobre el verbo las principales disciplinas de la Lingüística.

En consecuencia, por ejemplo, podrá verse cómo para la Semántica –materia que prefiere estudiar los significados- considera que el Verbo es una palabra que cumple con la misión de señalar la acción, bien sea porque esta se encuentra ejercida por un sujeto activo, o porque es sufrida por un sujeto pasivo.

Por otro lado, la Sintaxis –disciplina que estudia las partículas lingüísticas desde su posición o función dentro del lenguaje- ha señalado que el Verbo puede ser comprendido como el núcleo mismo del predicado, así como del sintagma verbal.

Así mismo, la Morfología –área de la Lingüística que se preocupa por estudiar la conformación de las partículas lingüísticas- considera que el Verbo debe ser visto como una estructura morfológica, la cual puede cambiar de forma, según los distintos accidentes gramaticales impuestos por su contexto. Por ende, desde el punto de vista morfológico, el verbo es una palabra variable.

Complemento Circunstancial

En segundo lugar, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Complemento Circunstancial, el cual ha sido explicado, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de complementos verbales, que pueden encontrarse en las distintas lenguas naturales.

De forma mucho más precisa, el Complemento Circunstancial ha sido explicado como la estructura sintáctica, que en la oración, cumple con la tarea de acompañar o referir al verbo, con el fin de señalar cuáles son las circunstancias en las que se desarrolló, se desarrolla o se desarrollará la acción a la que refiere la partícula verbal.

En tal sentido, no existe entonces una sola clase de Complemento Circunstancial, puesto que habrá tantas clases de complementos como de circunstancias presente un verbo, según el lugar, el tiempo, la forma, la herramienta, finalidad, causa, destinatario, cantidad u obstáculos relacionados con la acción.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, la forma específica de identificar el Complemento Circunstancial en una oración, será referir directamente al verbo, y preguntarle por sus circunstancias, es decir, por dónde, cuándo, cómo, con qué, para qué, por qué, para quién, cuánto o pese a qué se ha realizado, se realiza o se realizará la acción, señalada por el verbo.

Complemento Circunstancial de cantidad

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo tomar un momento para traer a capítulo el concepto de Complemento Circunstancial de Cantidad, el cual ha sido explicado entonces, de forma general, como uno de los principales tipos de complementos circunstanciales, que existen, al menos en el Español.

Más específicamente, el Complemento Circunstancial de Cantidad ha sido explicado por las distintas fuentes como una estructura sintáctica, que cumple con la tarea de acompañar o referir al verbo, con el propósito de señalar en qué cantidad se ha presentado, se presenta o se presentará la acción, representada por el verbo.

De esta manera, siempre que se desee conocer cuál es el Complemento Circunstancial de Cantidad de una oración, se debe tomar el verbo de la estructura sintáctica, y preguntarle directamente cuánto o en qué cantidad ha ocurrido la acción.

Ejemplo de Complemento Circunstancial de Cantidad

Empero, puede que ciertamente sea mucho más sencillo concluir una explicación, sobre esta clase de complemento verbal, revisando de forma breve algunos ejemplos precisos, que permitan ver en concreto la forma de esta estructura sintáctica, así como la manera precisa en que debe ser reconocida dentro de la oración. A continuación, las siguientes oraciones:

Estudié bastante para la exposición → Si se deseara conocer en esta oración cuál es el Complemento Circunstancial de Cantidad, entonces debería tomarse el verbo, y preguntársele directamente ¿Cuánto estudié para la exposición? La respuesta es “Bastante”. Por ende, este adverbio de cantidad es reconocido como el Complemento Circunstancial de Cantidad, en tanto revela esta circunstancia en específico.

Mi mamá disfrutó mucho el concierto → En este caso, también será necesario, si se quisiera determinar el Complemento Circunstancial de Cantidad, se deberá igualmente precisar el verbo, y luego preguntarle directamente ¿cuánto disfrutó mi mamá el concierto? La respuesta es “Mucho”, por lo tanto, este adverbio de cantidad puede ser señalado como el C. C. de Cantidad de esta oración.

Imagen: pixabay.com

Complemento Circunstancial de Cantidad

Bibliografía ►


Ver más Artículo al azar



x