Conjunción de tiempo

Dentro de las distintas Conjunciones subordinantes, se encuentran las Conjunciones de Tiempo. Empero, antes de abordar una explicación sobre esta clase de partículas, se tomará un momento para revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entender estas palabras dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Palabras, Conjunciones y Conjunciones subordinantes, por encontrarse directamente relacionados con la clase de conjunciones, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Palabras

Por consiguiente, se comenzará por decir que las Palabras han sido explicadas, de forma general, como uno de los principales tipos de partículas lingüísticas, que pueden encontrare en las Lenguas naturales. No obstante, si se deseara tener una noción un poco más integral sobre esta clase de partículas, será igualmente necesario reparar sobre cada una de las distintas definiciones, que han promulgado al respecto las diferentes disciplinas de la Lingüística.

Al respecto, se tendrá entonces por ejemplo que la Morfología –área que se encarga de estudiar la conformación o constitución de las partículas lingüísticas- define las palabras como estructuras morfológicas, que surgen gracias a la combinación coherentes de unidades lingüísticas, como por ejemplo los Lexemas –cuya responsabilidad es agregar su sentido léxico a la palabra- y los Morfemas –unidades que vienen a complementar los lexemas, bien sea de forma léxica o gramatical.

Por su lado, la Semántica –materia que se encarga de estudiar los sentidos- considera que las palabras pueden ser vistas como partículas lingüísticas, con significado propio, las cuales hacen vida entre dos silencios, que suceden en el texto. En este punto, es necesario también aclarar que siempre que en Lingüística se hable de texto se hará para referirse al registro oral, y nunca al escrito, en tanto que la Escritura es vista tan sólo como un registro secundario de la realidad viva del Lenguaje.

Finalmente, para la Sintaxis –disciplina que estudia las partículas lingüísticas según su función y posición- las Palabras son entendidas como el núcleo mismo de la oración, así también como cada uno de los eslabones que participan de la conformación de esta cadena superior de significado.

Las conjunciones

En segunda instancia, también será necesario lanzar luces sobre la definición de Conjunciones, las cuales han sido explicadas de forma general como uno de los principales tipos de palabras que existen, dentro de la gran mayoría de las Lenguas naturales, conocidas hasta ahora.

Sin embargo, desde un punto de vista mucho más preciso, las Conjunciones han sido explicadas por la Sintaxis como una clase de palabra, que cumple con la tarea de enlazar otras palabras, sintagmas u oraciones, es decir, que funge como un nexo o lazo sintáctico.

Así mismo, la Semántica ha promulgado su propia definición de Conjunciones, considerándolas entonces como palabras sin significado, a lo cual ha agregado que la existencia de esta clase de palabras se encuentra justificada por su utilidad o función sintáctica.

Por último, la Morfología ha señalado que las Conjunciones deben ser comprendidas como palabras invariables, pues en ningún momento o bajo ninguna circunstancia puede verse que las Conjunciones presenten cambios en su estructura morfológica, lo cual sucede gracias a que no cuenta con disidencias gramaticales.

Conjunciones subordinantes

De igual manera, se tomará un momento para pasar revista sobre el concepto de Conjunciones subordinantes, las cuales han sido explicadas, en primer momento, como una de las tantas clases de palabras que existen en las Lenguas naturales, así como uno de los dos grandes grupos en los que la Lingüística ha clasificado las Conjunciones.

Ya desde una perspectiva mucho más cercana, las Conjunciones han sido definidas por la Sintaxis como una clase de palabra, que cumple con la tarea de enlazar palabras, sintagmas y oraciones subordinadas, es decir, oraciones que vienen a complementar el sentido expresado por una oración previa, la cual recibe por su parte el nombre de oración principal.

Siendo conjunciones al fin, las Conjunciones subordinantes carecen de sentido semántico. No obstante, se clasifican según el sentido de la oración subordinada que ayudan a enlazar o introducir, encontrándose entonces los siguientes unos nueve tipos: conjunciones de lugar, de tiempo, de modo, comparativas, consecutivas, causales,  condicionales, de finales o concesivas.

Conjunciones subordinantes de Tiempo

Toda vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre las Conjunciones de Tiempo, las cuales han sido clasificadas como una de las principales clases de palabras, que existen en las Lenguas naturales, así como uno de los nueve distintos tipos de Conjunciones subordinantes que pueden contarse.

Así también, ya de forma más precisa, las Conjunciones de Tiempo han sido entendidas por la Sintaxis como aquellas partículas lingüísticas o palabras, que vienen a enlazar a la oración principal una oración subordinada, que funciona como complemento de tiempo, es decir, que viene a señalar en qué momento o tiempo sucede, sucedió o sucederá la acción expresada por la primera oración.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, en el Español, las Conjunciones subordinantes de Tiempo cuentan con las siguientes formas:

Cuando, Antes, Después, Antes que, Después que, Mientras, Mientras que, Durante

Imagen: pixabay.com

Conjunción de tiempo
mayo 29, 2019
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar