Conjunciones finales

Entre los distintos tipos de conjunciones que existen en las Lenguas naturales, se encuentran las Conjunciones finales. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre ellas, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este tipo de partículas, en su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

Así mismo, se decidirá enfocar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Palabras, Conjunciones y Conjunciones subordinantes, por encontrarse directamente relacionadas con las partículas que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de las siguientes definiciones:

Las palabras

De esta manera, podrá comenzarse a decir que las Palabras han sido explicadas, a grandes rasgos, como un tipo de partícula lingüística. Sin embargo, puede que la mejor manera de acercarse a la definición de Palabra sea teniendo en cuenta los conceptos que han promulgado sobre ella las distintas disciplinas de la Lingüística.

En consecuencia, se tendrá que por ejemplo la Morfología –materia que se dedica a estudiar la constitución de las partículas- considera que las Palabras pueden ser vistas como una estructura morfológica, la cual se constituye en base a la combinación coherente de Lexemas –unidades lingüísticas que aportan a la palabra su sentido léxico- y Morfemas –unidades lingüísticas que se anexan al Lexema con el fin de complementarlo, aportando tanto información léxica como semántica.

Por su parte, la Semántica –área de la Lingüística que prefiere estudiar los significados- cree que las Palabras deben ser entendidas como aquellas partículas lingüísticas con sentido propio, las cuales se caracterizan por estar comprendidas entre dos pausas, que ocurren a su vez en un texto. Es importante notar que siempre que en la Lingüística se hable de texto, se hará para referirse al texto oral, y nunca al escrito, en tanto que para la Lingüística la Escritura es tan solo un sistema de registro del Lenguaje, al cual considera un ente vivo, residente en la Lengua, y materializado en el Habla.

Finalmente, la Sintaxis –área de la Lingüística que se encarga de estudiar las partículas, de acuerdo a su posición y función dentro de la oración- considera que las Palabras deben ser vistas como el núcleo mismo de esta cadena superior de sentido, es decir de la oración, así también como cada uno de los eslabones que la conforman.

Conjunciones

Así también, será necesario lanzar luces sobre el concepto de Conjunciones, las cuales han de ser entendidas, en primer momento, como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las lenguas naturales.

De una manera mucho más precisa, las Conjunciones han de ser entendidas por la Sintaxis como aquellas palabras, que cumplen con la tarea de enlazar palabras, sintagmas o incluso oraciones, es decir, que desde la Sintaxis, las Conjunciones pueden ser vistas entonces como nexos sintácticos.

Por otro lado, las Conjunciones han sido explicadas también por la Semántica, materia que prefiere describirlas como palabras sin significado. Por ende, la existencia de las Conjunciones estaría justificada sólo por su función sintáctica.

En cuanto a la Morfología, esta disciplina señala que las Conjunciones deben ser pensadas también como una clase de palabra invariable, puesto que ellas no cambian de forma.

Conjunciones subordinantes

Otro de los conceptos que deben ser abordados en esta revisión teórica será el de Conjunciones subordinantes, las cuales serán entendidas entonces como una de las principales clases de palabras, que existen en las Lenguas naturales, así también como uno de los dos grandes grupos de Conjunciones que pueden encontrarse en ellas.

Desde el punto de vista de la Sintaxis, las Conjunciones subordinantes han sido explicadas entonces como aquellas palabras, que cumplen con el papel de introducir a la oración principal una palabra, sintagma u oración subordinada, que venga a servir de complemento a la primera oración.

Por su lado, la Semántica señala que las Conjunciones subordinantes, siendo una conjunción al fin, no tiene un significado preciso. Sin embargo, este tipo de palabra sí cumple con la tarea de introducir a la oración principal oraciones subordinadas que presentan ideas específicas. En este sentido, las Conjunciones subordinantes se clasifican entonces en nueve distintos tipos: Conjunciones de Lugar, de Tiempo, de Modo, Causales, Consecutivas, Condicionales, Finales, Comparativas y Concesivas.

Para la Morfología, en cambio, las Conjunciones subordinantes serán también palabras invariables. 

Conjunciones finales

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a una explicación sobre las Conjunciones finales, las cuales han sido explicadas, a grandes rasgos, como uno de las tantas clases de palabras, que existen en las Lenguas naturales, así también como uno de los nueve distintos tipos de conjunciones subordinantes que hacen vida en ellas.

De forma mucho más precisa, la Sintaxis ha explicado las Conjunciones finales como aquellas palabras, que cumplen con la tarea de introducir a la oración principal una oración subordinada, que viene a expresar cuál es la finalidad de aquello que se ha señalado en la primera oración, de ahí el nombre de Conjunciones finales, porque expresan la finalidad de la acción o el evento.

De acuerdo a lo que han señalado las distintas fuentes, las Conjunciones finales cuentan con las siguientes formas en el Español:

 Para que, A fin de que, Con el fin de que,  Con vista a que, Con el propósito de, Con el objetivo de,  Con objeto de que

Imagen: pixabay.com

Conjunciones finales
mayo 31, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar