Consonantes no pulmonares

Puede que, antes de avanzar sobre la definición de las Consonantes no pulmonares, sea necesario revisar algunos otros conceptos, que permitirán entender estos fonemas consonánticos dentro de su contexto teórico preciso.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea de gran utilidad comenzar por la propia definición de Fonología, a fin de tener presente cuáles son las características de la disciplina dentro de la cual surge la noción de Consonantes no pulmonares. Igualmente, tendrá relevancia pasar revistas sobre los conceptos de fonemas, así también como de Modo de Articulación, por ser definiciones cruciales para entender la naturaleza y forma de producción de este tipo de fonemas. Por último, se tomará en cuenta el proceso por medio del cual se produce el sonido del habla. A continuación, cada uno de ellos:

Fonología

Con respecto a la Fonología, se puede decir que ésta es entendida como una disciplina de la Lingüística, aun cuando existen fuentes que prefieren considerarla una subdisciplina. Así mismo, la Fonología puede ser entendida como la materia que tiene al Fonema como su principal objeto de estudio, es decir, que se dedica a entender los procesos relacionados con la adquisición y funcionamiento de las representaciones abstractas de los sonidos de una Lengua. En consecuencia, el estudio de la Fonología se puede considerar circunscrito en el ámbito intangible del Lenguaje: La Lengua.

Fonemas

Por su parte, el Fonema ha sido descrito como el principal objeto de estudio de la Fonología, así también como la imagen abstracta del sonido de una Lengua. No obstante, es importante reseñar que a diferencia de los alófonos, los cuales son entendidos como realizaciones concretas de los sonidos de una Lengua en el Habla, los Fonemas son sólo la imagen mental que tiene un individuo sobre un determinado sonido de su Lengua, algo así como un ideal de este sonido. Así las cosas, el Fonema puede considerarse además de la unidad fonológica por excelencia, una entidad perteneciente a la Lengua.

Modo de Articulación

En cuanto al Modo de Articulación, noción propia de la Fonología, las distintas fuentes teóricas coinciden en señalar que éste es una de las formas de producción de sonidos articulados, el cual además está directamente relacionado con el Punto de Articulación. En este orden de ideas, mientras el Punto de Articulación consiste en la unión de un ente articulador móvil y uno fijo, a fin de producir un sonido articulado, el Modo de Articulación será la forma en la que la columna de aire, en su salida a través de su cavidad oral o nasal, se ve afectada por la barrera que ha establecido los entes que se han unido en el Punto de Articulación.

¿Cómo se produce el sonido del habla?

De acuerdo a las distintas fuentes teóricas, el sonido del habla es producido por el Aparato fonador, por medio de un proceso que inicia en los pulmones, a través de la expulsión de una columna de aire ascendente, que viaja hacia la laringe, en donde pasa por la glotis y las cuerdas vocales, hasta llegar hecha voz finalmente a la cavidad oral, en donde a través de algunos modos de producción de sonidos articulados como el Punto o el Modo de Articulación, se obtiene un alófono, o en el caso de la conversación, un discurso.

Consonantes no pulmonares

Sin embargo, la columna de aire no siempre viaja hacia arriba, es decir, no siempre la energía acústica proviene de los pulmones, como por ejemplo en las Consonantes no pulmonares, en las cuales no tiene lugar el mecanismo pulmonar egresivo, sino que el aire tiende a bajar por la glotis, resonando bien sea en la laringe, o incluso dentro de los propios pulmones. Entre los distintos tipos de consonantes no pulmonares –llamadas así porque el mecanismo aerodinámico no proviene de los pulmones- se pueden distinguir las siguientes:

  • Eyectivas: en este tipo de fonemas, existe una particularidad, puesto que la columna de aire no es impulsada por los pulmones, sino por la propia glotis, que con un movimiento ascendente empuja hacia la cavidad oral la columna de aire, dando origen a una especie de fonema, que puede ser descrito igualmente como una consonante glotalizada eyectiva. Así mismo, la Fonología indica que todos los fonemas que se inscriban en esta categoría son en líneas generales consonantes sordas.
  • Implosivas: por su parte, las consonantes no pulmonares implosivas también reciben energía acústica de la glotis, sólo que en este caso se mueve hacia abajo, teniendo en ocasiones a los pulmones como caja de resonancia. Los fonemas obtenidos por este Modo de Articulación reciben el nombre de glotalizadas ingresivas.
  • Clics: conocidos también como chasquidos, son producidos a través de un Modo de articulación bastante particular, en el cual la lengua se apoya en los labios o en algunos casos en la zona alveolar, creando una especie de vacío en donde el aire se deposita, mientras dura la oclusión, para ser disparado de la cavidad oral una vez que este Punto de Articulación se rompe. Por lo general, este tipo de sonidos –los cuales pueden ser tanto orales como nasales, además de oclusivos o africados- son comunes en el África del Sur.

Imagen: pixabay.com

Consonantes no pulmonares