Contexto histórico de Antígona

Libros y literatura

Definición de Antígona

En el ámbito de la Literatura Universal, se conoce con el nombre de Antígona a una tragedia griega, nacida de la pluma del célebre autor de teatro griego, Sófocles, en el cual se plantea el enfrentamiento entre dos nociones de deber: aquél que se tiene con la familia y la religión, y por otra parte con respecto a las leyes.

Contexto Histórico de Antígona

De acuerdo a los historiadores, Antígona fue escrita por Sófocles aproximadamente durante el año 442 a.C, mismo año en el cual fue presentada por primera vez. No obstante, como muchas otras obras de este género es pertinente recordar que aun cuando Sófocles creó una obra literaria con el personaje y las circunstancia que vive Antígona, durante el desarrollo de esta historia, no es el creador como tal del mito, el cual es uno de los mitos primordiales y antiguos de la cultura griega, el cual sin embargo pasa a la posteridad en la pluma y verbo de Sófocles.

En cuanto a su contexto cultural, algunas fuentes coinciden en señalar que la escritura de esta tragedia se dio justo en el marco del esplendor del teatro griego, y de la civilización y cultura griega. Por otro lado, en cuanto a su contexto histórico como tal, la historia de Sófocles fue escrita dos años después de la cruenta batalla sucedida entre el líder de los aristócratas, Tucídides, y el líder de los demócratas, Pericles, quien era acusado por el primero de gastar los fondos económicos de la Liga de Délos en construir la Acrópolis. Con el objetivo preciso de colocar a la Asamblea en contra de Pericles, Tucídides levantó molestias en contra de su enemigo, pero llegado el momento de su defensa, Pericles sorprendió a todos afirmando que pagaría todo de sus propios fondos, siempre y cuando los edificios pasaran a su nombre, y no fuesen pertenencia de la ciudad. A diferencia de lo que podía imaginar Tucídides, quien recibió una condena fue él, quien fue obligado al ostracismo, justamente en el año 442 a.C, mientras su rival, Pericles fue reafirmado en su posición de líder de Atenas.

Igualmente, la escritura de esta importante tragedia griega sucede nueve años antes de la terrible Guerra del Peloponeso, en donde se enfrentaron Atenas y Esparta, quedando sumamente débiles y con terribles consecuencias, aun cuando históricamente se registra que Esparta salió triunfante de este conflicto bélico.

Contexto histórico interno de Antígona

En cuanto a los hechos literarios que narra esta tragedia de Sófocles, Antígona se sitúa en el período real conducido por Creonte (hermano de Yokasta, esposa y madre de Edipo), quien ha asumido el poder, después de que Edipo y sus hijos Eteocles y Polinices fallecieran, tal como lo había predicho el oráculo. Sin embargo, como Creonte considera una falta grave el que Polinices se haya levantado contra Tebas, siendo su patria, decide prohibir su sepultura, destinando su cuerpo a ser devorado por los animales, lo que para la cultura y religión griega era sumamente grave, y un castigo terrible, pues según esta cultura, el alma de aquellos que no recibían los honores fúnebres correspondientes eran condenados a vagar eternamente frente a las orillas de del Aqueronte, río que conducía al Hades, lugar donde habitan los muertos.

De esta forma, el que un cuerpo no fuese adecuadamente sepultado, condenaba a esta persona a no poder transitar su camino hasta el nuevo reino que debía ocupar, sin que pudiese subir a la barca de Caronte, que era la única cosa que no se hundía para siempre en este río. Incluso, la cultura griega creía en que este viaje no era gratis, sino que costaba un ovolo, por lo que entre los ritos fúnebres también se acostumbraba a colocar una moneda en los ojos o en la boca del difunto, a fin de que pudiera pagar su viaje al Hades, de lo contrario debería vagar por cien años a la orilla de este río, hasta que Caronte decidiera llevarlo gratis.

No poder realizar este viaje, era verse impedido de llagar a los Campos Elíseos, donde reinaban felices aquellos héroes que eran reconocidos por sus glorias. Sin embargo, según las leyes, aquel que fuese acusado de haber traicionado a la Patria, era condenado a permanecer sin sepultura, como último castigo a esta traición.

De esta forma, Creonte decide condenar a su sobrino Polinices a no ser sepultado, a lo que su hermana Antígona se revela, tratando de darle la sagrada sepultura a su hermano. Es importante también destacar que no sólo se trata de un ciudadano, revelándose contra las leyes civiles, en pro de las leyes familiares y religiosas, sino de que es una mujer, quien decide desafiar las leyes dictadas por el Rey, quien a su vez es su tío y su suegro, pues Antígona está comprometida con Hemón, hijo de Creonte.

Igualmente, esta decisión de Creonte y su soberbia de ignorar al coro y las leyes divinas, conllevan también a una tragedia familiar, pues tanto Antígona como su propio hijo Hemón fallecen, como consecuencia del apego a su decisión de condenar a Antígona a ser enterrada viva, por haberlo desobedecido en su intención de dejar a su hermano sin sepultura.

Imagen: wikipedia.org

Contexto histórico de Antígona

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Bibliografía

El pensante (marzo 28, 2016). Contexto histórico de Antígona. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/contexto-historico-de-antigona/