Curiosidades sobre las aves

Ampliar este tema:

Definición de aves

De acuerdo a los Biólogos, las aves son animales que pueden catalogarse dentro del grupo de los vertebrados, pues cuentan con una estructura ósea interna. Así mismo, la Biología destaca que son animales cuyas extremidades anteriores han sufrido modificaciones evolutivas que les permiten volar, aunque no todos los animales de esta especie lo hagan.

Igualmente, las aves se distinguen por la presencia de plumas, las cuales cubren toda su piel, siendo impermeables y ayudándole a estos animales en la hora del vuelo gracias a las propiedades aerodinámicas de estas. Así mismo –lo que para algunos continúa siendo un hecho sorprendente- es que a pesar de ser animales relativamente pequeños y parecer bastante livianos son descendientes de los dinosaurios, específicamente de los dinosaurios carnívoros que habitaron la era jurásica, aproximadamente hace doscientos millones de años.

No obstante no hay que ir tan atrás en el tiempo para poder hacer referencias a datos sorprendentes con respecto a este tipo de animales dueños de los cielos. A continuación, algunos de los datos más sorprendentes sobre las aves:

Pichones sorprendentes

Uno de los animales que más puede variar en cuanto a su apariencia desde el momento en que nace hasta su edad madura (además del hombre) pueden ser las aves. Pero por si esto fuese poco, algunos pichones no solo se parecen muy poco a sus papás, sino que cuentan con elementos dentro de sus cuerpos que hacen que por momentos tampoco se parezcan a lo que se tiene de idea sobre un pichoncito.

Por ejemplo, los tiernos pollitos amarillos de la gallina, por sobre toda ley biológica que dicta que las aves se diferencian de otros animales por la presencia de un pico de dientes, los pollitos sí lo tienen, es decir tienen un diente, uno solo, el cual se forma desde el huevo, y es el instrumento con el que estos pollitos lograrán romper la cáscara de la cápsula de calcio donde se ha formado. Según los veterinarios a los pocos días de haber salido del cascarón, pierden este extraño elemento para un ave.

Otros pichones que también cuentan con características que pueden hacerlo parecer otro animal es el hoazín, el cual –a pesar de ser un ave, que se caracteriza por tener alas no manos- este pájaro en sus primeras etapas de nacimiento cuenta con un par de garras al final de las alas, con las cuales se sostiene de las ramas, en espera de que crezcan las plumas con las que aprenderá a volar.

No todas las aves vuelan

A pesar de que la Biología afirma que la morfología de las aves (huesos huecos y plumaje) corresponde a adaptaciones evolutivas inherentes al vuelo, así como su relación inmediata con este hecho, lo cual hace que cuando se dice la palabra ave, inmediatamente la personas piensan en un pájaro cruzando el horizonte, existe una realidad que se impone ante el ideal y la poesía: no todas las aves vuelan, por lo que esta condición no es excluyente del concepto ave.

Un ejemplo de este hecho lo constituyen por ejemplo los avestruces, así como también los pingüino, así como cierta especie de loro originario de Nueva Zelanda, conocido como kakapó, el cual con el tiempo ha ido perdiendo la facultad del vuelo. No obstante, el ave que parece llevar esta premisa hasta sus últimas consecuencias es el kiwi, habitante de Oceanía, el cual no sólo no vuela, sino que no tiene alas, así como tampoco cola.

El corazón más fuerte

Por su parte, aún con su pequeño tamaño, el colibrí parece ser el ave que más de que hablar en esta categoría sobre curiosidades, pues las estadísticas que arroja este pájaro sobre su comportamiento son realmente asombrosas. Por ejemplo, según lo señalado por algunos especialistas el colibrí es capaz de mover sus alas a una velocidad de cuatro mil ochocientas veces por minuto, lo cual requiere también un corazón bastante fuerte y que lata lo suficientemente rápido, como en el caso de esta ave, la cual puede registrar cerca de setecientos latidos cardíacos por minuto. No obstante lo más sorprendente de esta ave, es que en las noches cuando duerme por el contrario puede bajar el nivel de sus latidos a máximo dos latido por minuto. Además es el único ave que es capaz de volar hacia atrás.

Otros datos sorprendentes sobre las aves

1.- Se calcula que un ave grande como los gansos o los cisnes pueden llegar a tener hasta veinticinco mil plumas sobre su piel.

2.- Por su parte las aves de menor tamaño, como los pájaros logran tener entre dos mil y cuatro mil plumas cubriendo la piel de su cuerpo.

3.- No obstante, si llegarán a perder una de ellas, deberán esperar veinte días, que es el tiempo en que tarda un pluma en volver a crecer.

4.- Otro rito sorprendente en las aves son los referentes a su cortejo, el cual incluye demostraciones de canto, vuelo, danza, valor, e incluso buen gusto, pues existen especies donde la hembra escoge al macho que haya podido realizar el nido más bonito, en este sentido el macho no sólo se dedica  a hacer un nido funcional, sino que lo adorna con palitos, piedras y flores.

5.- Se ha descubierto que los pájaros y aves en general son animales sumamente inteligentes. De hecho algunos estudios han revelado que animales como el loro o el cuervo cuenta con la propiedad de saber contar. 

Fuente de imagen: pixabay.com

 

 

 

 

Curiosidades sobre las aves

Bibliografía ►

Se habla de:     


Ver más Artículo al azar