Curiosidades sobre las uñas

Largas, cortas, pintadas, cuidadas o descuidadas, las uñas constituyen una parte importante del cuerpo humano, encargadas de preservar la piel sensible que yace bajo ellas, así como para agarrar o rasgar cosas (uñas de la mano) o contribuir con el equilibrio de la marcha (uñas de los pies).

No obstante la mayoría de las personas ignora que las uñas son un tipo de piel endurecida, conformada básicamente por células muertas con una sobre carga de queratina, sustancia que le otorga su dureza, y que más allá de lo decorativo tiene funciones necesarias para el funcionamiento del cuerpo y el desarrollo de la vida cotidiana. Así mismo, estos órganos del cuerpo, que van decorándose de acuerdo a la estéticas o tendencias de la época, también son centro de muchos datos que gran cantidad de la población parece ignorar. A continuación algunos datos curiosos sobre la naturaleza, crecimiento y comportamiento de las uñas humanas:

¿Cuál es la composición de las uñas?

Tal vez uno de los órganos, además del cabello, que más parece inquietar por su naturaleza son las uñas, ya que la mayoría de los humanos las consideran una parte distinta a su piel, cuando no es así. De acuerdo a los científicos la uña está compuesta en ochenta y ocho por ciento por las células muertas de la piel, endurecidas por la queratina. Sin embargo, no son estos los únicos componentes de las uñas, estas también están conformadas por cinco por ciento de lípidos, cinco por ciento de lípidos, y un dos por ciento de azufre.

Ritmo de crecimiento de las uñas

Así mismo, una de las grandes preocupaciones de la población femenina dedicada al cuidado de sus manos y estética estimular el crecimiento de las uñas, a fin de poder decorarlas y lucirlas como una marca social de feminidad. Igualmente el hecho de que se rompa alguna causa cierta preocupación, pues deberá esperarse a que crezca. Si este fuese el caso, la persona deberá saber que las uñas tienen un índice de crecimiento de 0,55 mm a la semana. De hecho si no se llegaran a cortar, además de que no se podría realizar ninguna actividad cotidiana, podrían llegar a tenerse uñas de hasta treinta centímetros de largo, solo que éstas no crecen en sentido recto, sino que se van doblando sobre sí mismas.

En cuanto a este dato, hay otras curiosidades que valen la pena ser revisadas. Por ejemplo, el clima es un factor que afecta el rápido o lento crecimiento de las uñas, pues según lo que apuntan algunos científicos los climas cálidos favorecen mejor el crecimiento de la uña. Al parecer la razón radica en que el calor ambiental hace que el irrigación sanguínea aumente en la uña, favoreciendo su nutrición y crecimiento, cosa que no sucede durante el invierno o bajo climas fríos.

Otro dato importante sobre las uñas que puede interesar a aquel que acaba de perder por completo alguna uña de raíz, es que si el accidente o intervención sucedió en la mano, la persona deberá esperar cerca de seis meses para que la uña crezca desde la raíz hasta el borde del dedo. Por el contrario, si la pérdida ocurrió en algún dedo del pie, la espera podrá prolongarse entre doce y dieciocho meses. Algunos científicos han señalado que la razón de esta dramática diferencia se origina en el hecho de que usamos mucho más las uñas de las manos que las de los pies, por lo que el cuerpo ha evolucionado acelerando el ritmo de crecimiento de las uñas de las manos.

Por último a este respecto sobre el ritmo de crecimiento de las uñas, existe una dato que en ocasiones decepciona a algunas mujeres que invierten largas horas cuidando el crecimiento de sus uñas, y es que según lo que comentan algunos científicos los hombres presentan un ritmo de crecimiento más rápido que las mujeres,  al menos que la mujer en cuestión se encuentre en estado de embarazo, pues al parecer durante la gestación aumenta la velocidad de crecimiento de las uñas. Sin embargo, los adultos siempre serán superados por los niños, quienes tienen el mayor ritmo de crecimiento en sus uñas.

¿Qué son las pequeñas manchitas blancas en las uñas?

Un cuento popular muy repetido en la infancia es que quien dice mentiras le salen pequeñas manchitas blancas en las uñas. Sin embargo esta característica incidental de las uñas poco tiene que ver con la honestidad de sus portador, pues de acuerdo a lo que afirman los científicos, este tipo de manchas reciben el nombre médico de leuconiquia y en realidad constituyen pequeños golpes o lesiones en las uñas, que afectan la matriz de las uñas, aunque en ocasiones son síntoma de una deficiencia de Calcio.

Otros datos curiosos sobre las uñas

1.- Las uñas quebradizas demuestran que la persona no tiene niveles de hidratación adecuadas.

2.- Cuando las uñas se encuentran débiles es un síntoma de falta de proteínas en la persona

3.-  Las uñas de los pies suelen ser el doble de gruesas que las uñas de las manos.

4.- Al igual que el resto del cuerpo, las uñas tienen edad, y envejecen junto al resto del cuerpo al que pertenecen.

5.- Retirar la cutícula deja a la uña sin protección contra los gérmenes, al tiempo que le quita a la matriz la posibilidad de hidratarse, por eso lo mejor es empujarla hacia la raíz de la uña, y no cortarla.

6.- A pesar de que se usa dese hace milenos, los esmaltes de uñas no son lo más recomendable para las uñas pues dejan a esta sin la posibilidad de respirar. Un síntoma de esta situación lo constituye el color amarillento que toma la uña en personas que las mantienen pintadas constantemente.

Fuente de imagen: imujer.com

Curiosidades sobre las uñas
diciembre 15, 2015
Se habla de:

Ver más Artículo al azar