Curiosidades sobre los gatos

Admirados por unos; temidos por otros; y conocidos por todos, los gatos han convivido con el humano desde hace por lo menos unos nueve mil quinientos años. Estos felinos, como su nombre lo indica están relacionados con la familia mamífera carnívora Felidae, de la cual es una subespecie.

También te puede interesar:

No obstante, pocos están realmente interesados en estos rasgos científicos de los gatos, animales que son más llamativos por su fuerte personalidad, enigmático comportamiento y extraños métodos, que a algunos sorprenden y a otros más causan admiración, pues con el gato no hay puntos medios: los quieres o los aborreces, a pesar de que esta segunda opción sea algo difícil de creer para los amantes de los gatos, los cuales se cuentan por miles alrededor del mundo.

En esta oportunidad presentaremos algunos de los datos más curiosos sobre este animal, el gato, que dejará atónito a más de un seguidor, o incluso si no sientes empatía por estos felinos. A continuación entonces algunos de los datos más curiosos sobre los gatos:

Sobre sus características físicas

1.- Un dato curioso de estos felinos es su color de pelaje. De esta forma una buena forma de distinguir el sexo de un gato sin necesidad de hacer un examen más profundo es fijarse en los colores de su pelo, ya que solo las hembras del gato son capaces de tener tres o cuatro colores en su pelo. Si ves a un gato con esta cantidad de tonos, estás frente a una gata.

2.- El corazón del gato late al doble de la velocidad en que lo hace el corazón de un humano adulto.

3.- A pesar de ser animales sumamente activos, un gato adulto duerme en promedio de dieciséis a dieciocho horas diarias, sobre todo de día, pasando gran parte de la noche despiertos, ya que esencialmente son animales nocturnos, lo que además les confiere otro de los rasgos por los cuales se distinguen: tener una de las mejores visiones nocturnas de la naturaleza.

4.- Así mismo, sus oídos son una gran fuente de información para estos gatos, ya que son ultrasónicos, es decir que pueden perciben sonidos que están por encima del umbral del oído humano. No obstante, otro dato curioso a acotar con respecto a este respecto es que la mayoría de los gatos de color blanco, con ojos azules, por lo general son sordos, al menos que tengan ojos de distintos colores. De acuerdo a algunos expertos, el gen de la sordera en los gatos está ligado al gen que los hace nacer blancos, por lo que la mayoría de los gatos de este color también está privados del sentido de la audición.

5.- De igual forma debes saber que por mucho que quieras compartir tu golosina favorita con tu mascota, el chocolate resulta sumamente tóxico para un gato.

6.- Uno de los sonidos que produce el gato se llama ronroneo, y por lo que han descubierto los científicos está diseñado especialmente para calmar al gato, cuando éste se encuentra enfermo o asustado. Asombrosamente algunos científicos han descubierto que produce el mismo efecto en los humanos, por lo que si tu gato te ronronea puede que haya percibido que necesitas calmarte.

7.- El equilibrio del gato y el cómo toman las dimensiones de los sitios por donde pueden meterse reside en sus bigotes, los cuales cambian cada cierto tiempo durante el resto de sus vidas. Dejarlo sin bigotes es dejarlo sin orientación, por lo que los veterinarios aconsejan no tocarlos.

Sobre su comunicación con los humanos

1.- Uno de los datos más curiosos sobre los sonidos que emite un gato, lo constituye el maullido o el reconocido “miau”, el cual es pronunciado por los gatos sólo para comunicarse con los humanos. Así los científicos aseguran que un gato jamás le dice a otro “miau”, sino que los felinos desarrollaron ese particular sonido, por el cual los reconocemos, para hablarnos a los humanos.

2.- No obstante, el gato también usa su cuerpo para emitir mensajes dirigidos hacia nosotros y los otros animales del entorno, por lo que es bueno prestarles atención y saberlos reconocer. Por ejemplo, si al llegar a un sitio, el gato e acerca con la cola totalmente estirada hacia arriba, significa que te está saludando. Si además se voltea boca arriba te está demostrando la absoluta confianza que tiene en ti.

3.- Así mismo debes saber, que debido a su audición ultrasónica, los gatos son más propensos a atender la voz femenina, pues su oído percibe mejor los sonidos agudos que los graves. No obstante, seas hombre o mujer, si quieres atraer la atención de un gato, sólo deberás chasquear la lengua varias veces, ese sonido los atraerá de inmediato.

4.- Aunque te pueda parecer raro al principio, por lo áspera de su lengua, debes saber que si un gato te lame las manos o la cara, es una señal de amor, pues está asicalándote como lo haría con algún miembro de su manada.

Sobre su territorialidad

1.- Por mucho que hayas comprado la casa donde vives con tu gato, debes saber que para él esa vivienda, sus muebles y también tú constituyen parte de sus dominios, pues un gato jamás se sentirá la mascota de nadie, tú eres parte de su territorio y le perteneces, aunque sigas creyéndote su dueño.

2.- Una forma de comprobar la afirmación anterior es fijarse en la cantidad de veces que se frotan contra los muebles, los objetos nuevos y contra ti, cuando lo hace te llena de su olor y te marca de su propiedad.

3.- En este sentido, como amos y señores que son, otro dato curioso a la hora de amaestrarlos es tener conciencia de que un gato no comprende lo que es un castigo. Sin embargo, sí puede comprender lo que es una recompensa, así que una buena forma de entrenarlos es reforzar el lado positivo cuando hacen algo que está bien.

Otras curiosidades

1.-  Así como nosotros tenemos huellas dactilares, los gatos también cuentan con algo irrepetible, que los hace únicos y reconocibles entre ellos: el cojín de su nariz.

2.- Los gatos deben lavarse inmediatamente después de comer. De hecho son animales bastante higiénicos, si alguna vez tu gato enfermara, debes ayudarlo a limpiarse, pues la sola ida de estar sucios puede sumir a tu mascota en una terrible depresión.

3.- Aparentemente, según lo que afirman los científicos, los gatos negros suelen ser más tranquilos que los gatos blancos.

4.- Los gatos detestan el olor de los limones y de las naranjas. Al parecer para ellos estas frutas cítricas son las peores cosas sobre la tierra.

Fuente de imagen: pixabay.com

Curiosidades sobre los gatos
noviembre 9, 2015
Se habla de:     


Ver más Artículo al azar