Cutufato y su gato

En el ámbito de la Literatura infantil latinoamericana, se conoce con el título de Cutufato y su gato a un cuento del poeta colombiano José Rafael Pombo, escritor reconocido por su talento de abordar complejos problemas morales de una forma sencilla, capaz de ser entendida por los niños más pequeños.

Crítica al cuento

En este sentido, Cutufato y su gato constituyen un claro ejemplo del tipo de temas que recorre la vena narrativa de José Rafael Pombo, autor de centenares de cuentos, que sirvieron de guía e insumo educativo a generaciones de niños colombianos y latinoamericanos, quienes pudieron encontrar en las líneas de este breve cuento el poder que tiene la culpa y la conciencia sobre las vidas, y el por qué no se le puede hacer a otros lo que no se quiere para sí mismo.

Cutufato y su gato, cuento

Antes de avanzar sobre el análisis de este cuento de José Rafael Pombo, resulta pertinente, tomando en cuenta lo corto de su extensión, citarlo literalmente, a fin de que el lector pueda leer de la fuente original, garantizando entonces la comprensión total del análisis posterior. A continuación, el texto de Rafael Pombo, Cutufato y su gato:

Quiso el niño Cutufato
Divertirse con un gato;
Le ató piedras al pescuezo,
Y riéndose el impío
Desde lo alto de un cerezo
Lo echó al río.

Por la noche se acostó;
Todo el mundo se durmió,
Y entró a verlo un visitante
El espectro de un amigo,
Que le dijo: ¡Hola! al instante
¡Ven conmigo!

Perdió el habla; ni un saludo
Cutufato hacerle pudo.
Tiritando y sin resuello
Se ocultó bajo la almohada;
Mas salió, de una tirada
Del cabello

Resistido estaba el chico;
Pero el otro callandico,
Con la cola haciendo un nudo
De una pierna lo amarró,
Y, ¡qué horror! casi desnudo
Lo arrastró.

Y voló con él al río,
Con un tiempo oscuro y frío,
Y colgándolo a manera
De un ramito de cereza
Lo echó al agua horrenda y fiera
De cabeza

¡Oh! ¡qué grande se hizo el gato!
¡qué chiquito el Cutufato!
¡Y qué caro al bribonzuelo
su barbarie le costó!
Más fue un sueño, y en el suelo
Despertó.

Con una gran capacidad lingüística y un brillante uso lúdico del lenguaje, Rafael Pombo dibuja con palabras el día de juegos de un chico, que tal vez con ignorancia de lo que hacía, cruelmente tomó a un pobre gato, le ató unas piedras y lo echó al río, acabando con la vida del animal. Sin embargo, las cosas no terminarían así, pues a Cutufato, nombre del chiquillo le esperaba un escarmiento. En la noche mientras dormía fue visitado por el espectro del gato asesinado, quien con toda convicción venía a buscarlo para darle su escarmiento.

Aunque Cutufato se resistía, ahora mucho más grande que el muchacho, logró sacarlo de la cama a la fuerza, llevándolo a rastras hasta el río, desde donde lo tiro, condenándolo al mismo fin que él había tenido. Sin embargo, antes de ahogarse, Cutufato logró despertarse, dándose cuenta de que afortunadamente todo se trataba de un sueño. No obstante, ya había entendido lo terrible de lo que había hecho, pues lo había vivido en carne propia con la ayuda de su imaginación.

Imagen: flickr.com

Cutufato y su gato
marzo 30, 2017

Ver más Artículo al azar