Datos curiosos sobre los mosquitos

Entre la inmensa variedad de insectos que existen sobre la faz de la tierra, quizás uno con mayores capacidades de adaptación y rapidez de reproducción sean los mosquitos, los cuales pueden ser definidos como insectos del orden de los dípteros, suborden de los nematóceros, y pertenecientes  a la familia culídidae.


Lo más reciente:

Características de los mosquitos

También conocidos como zancudos, estos insectos cuentan con cuatro etapas de desarrollo (huevo, estado larvario, crisálida y madurez) las cuales, a excepción de la última deben llevarse a cabo en el agua, por lo que tienden a desarrollarse sobre todo en épocas lluviosas, zonas húmedas, regiones pantanosas, o en cualquier lugar que les ofrezca una masa de agua estancada y tranquila. Así mismo, se alimenta de sangre humana, pero sólo la hembra de la especie, pues los mosquitos machos en realidad lo hacen en base a la sabia de algunas plantas y flores. No obstante, esta costumbre alimenticia los convierte también en una fuente de transmisión de enfermedades sumamente graves para la salud del individuo, como por ejemplo la malaria, el dengue y el zika, por lo que es considerado en la actualidad el insecto más mortífero sobre la tierra, pues el número de muertes a raíz de su picadura se cuentan en millones.

Datos sorprendentes sobre los mosquitos

Empero no todo es malo con este animal, pues más allá de las consecuencias de su picadura o la fragilidad de su cuerpo, en realidad el mosquito, o zancudo, es un insecto asombroso, con grandes capacidades adaptativas y metabólicas, que lo convierten en un adversario difícil de detectar, y mucho más de combatir. A continuación, algunos de los datos más sorprendentes sobre los mosquitos:

Receptores de calor

Uno de los datos más impactantes de los mosquitos es su casi completa ceguera, pues los espacios entre casa ojo, les acortan la vista al punto de que no pueden ver mucho más allá de diez metros. Entonces cómo hacen para localizar el cuerpo humano en medio de la noche, o a plena luz del día, pues la respuesta podría estar en unos pequeños radares de calor que estos insectos tienen colocados en cada una de sus antenas, los cuales les permite ubicarse, y saber hacia dónde deben dirigirse a la hora de buscar comida.

Reproducción admirable

Así también para aquellos que se preguntan cómo es que por más repelente, insecticida, fumigaciones y palmadas en el aire, los mosquitos nunca parecieran acabarse, la respuesta puede estar en la gran capacidad reproductiva que estos insectos tienen. En este sentido, la Ciencia apunta a que tan sólo una hembra de esta especie es capaz de colocar hasta 300 huevos en una puesta, lo que calculando su esperanza de vida, cada uno de ellas puede llegar a convertirse en madre de al menos tres mil nuevos mosquitos, lo cual podría también venir a explicar las nubes de mosquitos que pueden ser observados sobre algunas fuentes de agua.

Chocolate como repelente

En caso de estar pasando una mala noche, o incluso estando al punto de desespero en un campamento, debido a la aparente inutilidad del repelente, es bueno recordar que el mosquito no ve, sino que se guía en parte por el calor y sobre todo por el olor de la sangre humana. Sin embargo, existen sustancias que los confunden, como por ejemplo el chocolate. En este sentido, no está mal comer un poco de este producto, e incluso probar con colocar un poco de esta sustancia sobre la piel, siempre y cuando se haya descartado la presencia de animales u hormigas, si se quiere practicar al aire libre.

Visitantes de oídos

Quizás uno de los ruidos más molestos es el zumbido de un mosquito en medio de la noche, sobre todo porque las luces están apagadas y no podemos verlos. Si más allá de preguntarse cómo deshacerse de este insecto, también se ha presentado la curiosidad sobre este extraño e insistente comportamiento, la razón puede residir en la capacidad de los mosquitos por detectar el dióxido de carbono que exhala el humano por las fosas nasales o la boca, por esta razón cuando se encuentra durmiendo, el mosquito detecta ese olor, y también el calor, que hay en la cara, acercándose, por lo que tiende a revolotear en esa zona, reconociendo su objetivo.

Saliva molesta

Otra de las interrogantes más populares en el caso de los mosquitos se dirige a saber por qué la picadura de este insecto resulta tan molesta, causando tanto dolor. En este sentido, la Ciencia ha apuntado a que la causa detrás de esta reacción corporal reside en su saliva, la cual es inyectada por este insecto, a fin de causar en el cuerpo un efecto anticoagulante, que les permita extraer la sangre sin ninguna complicación. No obstante, la mayoría de los humanos son alérgicos, en mayor o menor grado a esta sustancia, de ahí el picor y la inflamación de la zona donde ha ocurrido la picadura.

Olfato admirable

Finalmente, entre los datos más terribles en referencia a la anatomía o capacidades de este tipo de insecto, se refiere a su poderoso olfato, el cual no solamente es capaz de percibir el dióxido de carbono que el humano exhala por sus fosas nasales, para orientarse en la oscuridad, sino que también cuenta con la habilidad de poder percibir, oler y rastrear el olor a sangre humana a por lo menos cincuenta kilómetros de distancia, lo que tomando en cuenta su tamaño, en realidad resulta un dato sorprendente.

Imagen: pixabay.com

Datos curiosos sobre los mosquitos
marzo 31, 2017

Ver más Artículo al azar