Derivación adjetival

Quizás lo más conveniente, previo a abordar la definición de Derivación adjetival, sea revisar algunos conceptos, cruciales para poder entender este tipo de Derivación en su contexto preciso.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea prudente delimitar dicha revisión a tres conceptos básicos: Lexema, Afijos y Derivación, pues cada uno de ellos constituyen parte fundamental del proceso lingüístico conocido como Derivación Adjetival. A continuación, sus definiciones:

Lexema

En primer lugar, se hará una aproximación a la noción de Lexema, el cual básicamente ha sido explicado por la Lingüística como el núcleo de la palabra, así como la parte invariable en las distintas palabras que conforman una familia léxica. De esta manera, el Lexema es visto también por algunos autores –sobre todo en los niveles básicos de Educación- como la raíz de una palabra o de una familia de palabras.

Afijos

Por sus lados, los Afijos han sido señalados por la Lingüística como una estructura, que cumple con la función de insertarse en una parte determinada de la palabra, con el propósito de originar nuevas palabras o para señalar los distintos accidentes gramaticales de ésta. Así mismo, la Lingüística señala que se pueden encontrar varios tipos de Afijos:

  • Prefijos: serán aquellos que se inserten de forma anterior al lexema. Estos son descritos por la Lingüística como estructuras átonas. Además se considera que no son capaces de cambiar la categoría gramatical de la palabra a la que se unen.
  • Sufijos: por su parte, los sufijos serán partículas o estructuras lingüísticas, que se agregan a la palabra de forma posterior. Cuentan con la cualidad de ser tónicos, así como de tener influencia en la categoría gramatical de la palabra a la que se unen.
  • Interfijo: en tercer lugar, la Lingüística define los Interfijos como estructuras que se insertan entre la base del lexema y otro afijo. Son entendidos igualmente como partículas átonas, y carentes de carga semántica.
  • Infijos: en cuanto a los infijos, estos son señalados como partículas o secuencias lingüísticas, que se insertan en medio del lexema, rompiéndolo en dos. En el Español son muy pocos comunes.
  • Circunfijos: finalmente, se habla de circunfijos cuando en una palabra se da la situación de doble afijación. Igualmente, este tipo de afijo es poco común en las Lenguas naturales.

Derivación

Por otro lado, también será necesario tener presente la noción de Derivación, la cual es vista por la Lingüística como el proceso de formación de palabras, en donde un afijo se une a un lexema o palabra, creando a su vez una nueva forma, con sentido propio, aun cuando siga relacionada semánticamente con la palabra que le ha dado origen.

Así también, esta disciplina refiere igualmente que la Derivación es también una de las formas de producción de palabras más comunes dentro de las distintas Lenguas naturales, superando a otras como por ejemplo la Composición. En este orden de ideas, la Derivación sería entonces la principal fuente de productividad lingüística de los hablantes.

Derivación adjetival

Teniendo presente estas definiciones, será entonces mucho más sencillo entender el concepto preciso de Derivación adjetival, el cual ha sido explicado como el proceso lingüístico por medio del cual un afijo se une a un lexema, originando una nueva palabra, que puede ser clasificada gramaticalmente como un Adjetivo.

De igual forma, en la Derivación adjetival también se ha señalado que no se crea un solo tipo de Adjetivo, sino que se pueden distinguir al menos tres distintos tipos, según la categoría gramatical de la palabra que le ha dado origen. En consecuencia, estos serían los distintos tipos de adjetivos que pueden tener lugar dentro de la Derivación adjetival:

Adjetivos Deverbales

Se considerará que un Adjetivo, surgido de un proceso de Derivación, es un Adjetivo Deverbal cuando la palabra a la que se haya unido el afijo sea considerada, gramaticalmente hablando, como un Adjetivo. Entre los ejemplos de estos tipos de adjetivos, se encuentran los siguientes:

Cerrar (verbo) → Cerrado (adjetivo)
Contar (verbo) →Contado (adjetivo)
Colgar (verbo) → Colgante (adjetivo)
Comer (verbo) → Comelón (adjetivo)
Adaptar (verbo) → Adaptable (adjetivo)
Andar (verbo) → Andante (adjetivo)
Tirar (verbo) → Tirado (adjetivo)

Adjetivos Deajetivales

Así también, dentro de los distintos tipos de Adjetivos que pueden originarse en la Derivación adjetival se encuentran los Deajetivales, los cuales son básicamente Adjetivos que se han originado de otros Adjetivos. A continuación, algunos ejemplos:

Contento (adjetivo) → Contentísimo (adjetivo)
Bueno (adjetivo) → Buenísimo (adjetivo)
Grande (adjetivo) → Grandote (adjetivo)
Blanco (adjetivo) →Blanqueado (adjetivo)
Verde (adjetivo) → Verdoso (adjetivo)
Alto (adjetivo) → Altivo (adjetivo)
Azul (adjetivo) → Azulado (adjetivo)

Adjetivos Denominales

En último lugar, se distinguirán igualmente los Adjetivos denominales, definidos como aquellos Adjetivos, que han sido formados en un proceso de Derivación, en donde el afijo se ha unido con un sustantivo, generando entonces un Adjetivo. Algunos ejemplos serán:

Fenómeno (sustantivo) → Fenomenal (adjetivo)
Invierno (sustantivo) → Invernal (adjetivo)
Poesía (sustantivo) → Poético (adjetivo)
Pelo (sustantivo) → Peludo (adjetivo)
Flor (sustantivo) → Floral (adjetivo)
Furia (sustantivo) → Furioso (adjetivo)

Imagen: pixabay.com

Derivación adjetival
noviembre 16, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar