Ejemplo de autobiografía de un estudiante

Definición de Autobiografía

En el campo literario, se conoce como Autobiografía a un texto narrativo, escrito en primera persona, el cual da cuenta de los hechos y acontecimientos más relevantes de la vida de quien la narra y escribe, desde el momento de su nacimiento hasta el tiempo desde el cual escribe la historia de su propia vida.


Lo más reciente:

En este sentido, una Autobiografía es básicamente un texto biográfico narrado en primera persona, el cual sin embargo –según algunos críticos y editores- cuenta a veces con más peso que  la biografía, pues se supone que es hecha y escrita por el propio protagonista, aun cuando este mismo detalle hace que otras corrientes literarias no la consideren un texto objetivo, históricamente hablando, pues el individuo puede sentir el deseo de ocultar acontecimientos, expresarlos de otra forma, o matizarlos o exagerarlos según su conveniencia, como consecuencia directa del nivel de compromiso que guarda con la historia. No obstante, una Autobiografía –sobre todo de personajes históricos-  la mayoría del tiempo será visto como una confesión pública, hecho que atrae a muchos lectores.

Estructura de la Autobiografía

Sin embargo, objetiva o no, al ser un texto literario, que requiere contar con cierta tensión dramática. En este sentido, la Autobiografía –al igual de la Biografía-  responde a una estructura literaria, la cual básicamente está regida por momentos introductorios, un desarrollo y un final, el cual por ser escrito por la persona que la protagoniza, casi siempre coincide con su momento actual, a diferencia de las biografías sobre terceros que pueden culminar narrando los últimos momentos de la persona, en caso de que ésta haya fallecido.

De esta forma, algunos autores expertos en el género han indicado que la Autobiografía debería comenzar normalmente por un primer párrafo en donde, en primera persona, se detalle el nombre completo de la persona, ciudades y fechas de nacimiento, profesión y oficio, así como algún dato relevante que sirva para definir claramente su edad.

Seguidamente, debería introducirse un párrafo en el cual la persona pueda describir brevemente las circunstancias de su nacimiento, el entorno familiar, sus primeras experiencias educativas, así como cualquier otro hecho que haya resultado relevante en su conformación familiar y social, que haya repercutido en su infancia.

Como tercera idea, se deberían señalar igualmente los aspectos importantes de la juventud de esa persona, por ejemplo el cómo se desarrollaron sus años escolares en el bachillerato, que preferencias comenzaron a surgir, cómo se relacionaba con su entorno, a lo mejor si durante esos años realizó algún viaje o tuvo algún encuentro que haya marcado para siempre su vida. Es decir, aquellos hechos importantes que hayan estructurado su carácter o modificado su destino en este período.

Si se tratase de un individuo adulto, los párrafos siguientes deberían incluir también en qué momento la persona decidió o encontró su vocación, cómo fue su ingreso a la Universidad –de haber asistido- cuáles fueron sus primeras habilidades o triunfos. Igualmente, una autobiografía que aborde los aspectos adultos debería señalar también relaciones interpersonales y amorosas, o incluso bodas y nacimientos de los primeros hijos, en caso de que hayan ocurrido.

Finalmente, se debería dedicar otro espacio a nombrar los logros que esta persona haya obtenido durante su carrera, así como los viajes, mudanzas o grandes sucesos que hayan ocurrido en su vida. Posteriormente, el autor deberá referirse al momento actual desde el cual escribe, a fin de señalar cómo se siente, e incluso poder proyectarse y describir dónde se ve en un plazo de cinco años.

Autobiografía de un estudiante

En el caso de algunos ejercicios escolares que establecen como asignación escribir una Autobiografía, el estudiante deberá simplemente seguir la misma estructura señalada, sólo que de acuerdo a su edad se originará entonces un texto más corto. En caso de que se deseara un texto de mayor extensión, simplemente se deberá ser mucho más detallista, agregando a cada una de las partes hechos, fechas, nombres y pensamientos que vengan a enriquecer el texto.

Sin embargo, lo mínimo aceptable en una Autobiografía es un texto de cinco párrafos, en los cuales el primero abarque la introducción; los párrafos dos, tres y cuatro el desarrollo (primeros años, juventud) y el párrafo final, el momento desde donde se escribe. En este sentido, resulta entonces pertinente exponer un ejemplo de este tipo de textos. A continuación el ejemplo de una autobiografía de un estudiante:

Nací en la ciudad de Bogotá, Colombia, un 24 de julio de 1981, misma fecha del nacimiento de Simón Bolívar, hecho que siempre ha llevado a mis papás a decirme que nací para grandes victorias y pocos amigos. Desde pequeño me gustó el dibujo, aunque creo me va mejor escribiendo, oficio en el que llevó ya unos diez cuentos.

Primeros años

Como decía, mi nacimiento sucedió en la ciudad de Bogotá, Colombia, un viernes de lluvia, cuando el almanaque contaba que era 24 de julio de 1981, día en que me convertí en el primer hijo del abogado Álvaro Rosario y su hermosa esposa y bailarina, Joaquina Guzmán. Desde entonces y por los tres años siguientes fui el rey de la casa y el primogénito, hasta la llegada de mi hermana menor, Andreina, y el ingreso al jardín.

Sin embargo, esta fue una etapa también muy bonita, pues la profecía de mis padres no se cumplió en parte, ya que desde mis primeros día en el jardín fui de tener muchos amigos. Así mismo, mis profesoras decían que yo era uno de los alumnos más aplicados y bellos de esta institución, que llevaba por nombre Mis Primeros Pasos, y en donde estudié desde marzo de 1984 hasta diciembre de 1986, cuando con lágrimas lloré, sin saber en verdad que dejaba atrás mi etapa escolar más bonita.

Años en la Escuela

De esta forma, continué con mis estudios en el colegio distrital Carlos E. Restrepo, en el cual no llamaba tanto la atención ni tenía tantos amigos, y en donde por si fuese poco me enfermé a los ocho días de clase, de una varicela espantosa que me mantuvo alejado de los salones de clases unas tres semanas. Cuando por fin regresé, todos ya habían creado círculos impenetrables de amigos, mientras yo seguía siendo el nuevo. La verdad nunca pude adaptarme.

Sin embargo, un golpe de fortuna, haría que mi papá ganara un caso muy importante, lo que le valió el ascenso a socio del bufete en el que trabajaba hace diez años. Y así como subió el cargo y las responsabilidades, también subió el sueldo y las posibilidades. En esa época, mis papás compraron una hermosa casa, en donde aún somos muy felices, cambiaron de carro, y a mi hermano y a mí nos inscribieron en este colegio, en donde todavía cursamos nuestros años escolares.

Años actuales

A pesar de que aquí tampoco soy considerado el alumno más bello, la varicela no me atacó en este comienzo, así que tuve tiempo para hacer amigos, los cuales quiero mucho, así como a mis profesoras. A veces me cuesta la matemática, pues mi gran pasión es el dibujo, aunque me sale mejor escribir. Cuando me gradúe estudiaré Derecho como mi papá, buscando tiempo entre casos para poder escribir mis cuentos. Mientras tanto seguiré estudiando y tratando de no pelearme tanto con mi hermano, sino acompañándolo y siendo su amigo, como dice mi mamá.  

Imagen: definicionabc.com

Ejemplo de autobiografía de un estudiante
abril 7, 2016
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar