Ejemplo de C.C. de Destinatario

Antes de exponer algunos ejemplos que se pueden encontrar, al menos en el Español, se deberán revisar algunas definiciones, que de seguro le permitirán entender cada uno de estos casos en su justo contexto lingüístico.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se deberá también delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Complemento Circunstancial y Complemento Circunstancial de beneficiario, por encontrarse directamente relacionadas con los ejemplos que se abordarán más adelante. A continuación, cada una de estas definiciones:

Complemento Circunstancial

De esta manera, podrá comenzarse por decir que el Complemento Circunstancial ha sido explicado por las distintas fuentes como uno de los distintos tipos de complementos verbales, que existen en la mayoría de lenguas naturales, estudiadas hasta el momento por la Lingüística.

Así también, el Complemento Circunstancial es visto como una estructura sintáctica o partícula, que cumple con la tarea de acompañar o referir al verbo, en la oración, con el fin de informarle al hablante las circunstancias en las cuales ha sucedido, sucede o suceder la acción que ha sido señalada por la partícula verbal.

En consecuencia, no se puede decir que existe un solo complemento circunstancial, en tanto que existirán tantas clases de complementos como circunstancias distintas haya en relación con la acción. Por lo tanto, estos tipos surgirán en base al lugar, el tiempo, el modo, la herramienta, la compañía, causa, finalidad, cantidad, obstáculo o destinatario relacionados a la ejecución de la acción, expresada por el verbo.

De igual forma, los distintos autores señalan que la forma correcta de identificar el Complemento Circunstancial en una oración es interrogar directamente al verbo, con el fin de preguntarle directamente sobre sus circunstancias, para así poder preciar entonces dónde, cuándo, cómo, con qué, con quién, por qué, para qué, cuando, pese a qué o para quién se ha producido la acción.

Complemento Circunstancial de Beneficiario

En segundo lugar, también será necesario pasar revista sobre la definición de Complemento Circunstancial de Beneficiario, el cual ha sido explicado entonces, a grandes rasgos, como uno de los principales tipos de complementos circunstanciales que puede tener un verbo.

De forma mucho más precisa, el Complemento Circunstancial de Beneficiario puede ser descrito como una estructura sintáctica, que se refiere al verbo, con el fin de señalar para quién se realiza la acción, es decir, quién es beneficiario directo.

Tal como ocurre con el resto de los complementos circunstanciales, para identificar este tipo de complemento en la oración, será necesario interrogar al verbo, preguntándole entonces ¿para quién se ha realizado la acción? La respuesta a esta pregunta será el Complemento Circunstancial de Beneficiario.

Otra forma de identificar esta clase de complemento verbal es conocer que esta estructura sintáctica es siempre introducida, en la oración, por la preposición “para”, al tiempo que se encuentra constituida por una entidad, en lugar de una finalidad.

Ejemplo de Complemento Circunstancial de Beneficio

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a los distintos ejemplos, que existen en el Español, sobre el Complemento Circunstancial de Beneficio, así como la forma exacta en que debe ser identificado en la oración. A continuación, los siguientes ejemplos:

Mi mamá trajo la pizza para ti → Si en esta oración, se deseara precisar cuál es el C. C. de Destinatario se debe tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿para quién trajo la pizza mi mamá? La respuesta será “para ti”. Al ser introducida por la preposición “para”, estar constituido por un ente y ser la respuesta a la pregunta, entonces esta estructura sintáctica se establece como el Complemento Circunstancial de Destinatario o Complemento Circunstancial de Beneficiario.

Compraré estos libros para mi sobrino → Por otro lado, esta oración también puede funcionar como ejemplo de estructura sintáctica con presencia de Complemento Circunstancial de Beneficiario. En consecuencia, se toma la oración, y se le pregunta al verbo ¿para quién compraré estos libros? La respuesta es “para mi sobrino”. Esta estructura puede ser llamada o identificada entonces como el Complemento Circunstancial de Beneficiario o Destinatario de esta oración.

Trabaja para el magisterio → Igualmente, en este caso, se puede tomar la oración, e interrogar directamente al verbo, con el fin de preguntarle directamente ¿para quién trabaja el sujeto? La respuesta a esta pregunta será “para el magisterio”. Como responde a la interrogante, y además es una estructura sintáctica que refiere a una entidad, entonces puede ser identificada como el Complemento Circunstancial de Beneficiario del verbo de esta oración.

Me traerá sushi → Así mismo, esta oración, aun cuando no tiene una estructura introducida por la preposición “para”, sí cuenta con un Complemento Circunstancial de Beneficiario, puesto que bastará entonces con tomar el verbo, y preguntarle ¿para quién traerá el sushi? La respuesta será “para mí”. Por ende, la partícula “me” puede ser señalado como el Complemento Circunstancial de Beneficiario o Destinatario.

Buscaré la dirección para decírtela a ti cuando nos veamos →  En este caso, toca interrogar al texto, preguntándole al verbo ¿para quién buscaré la dirección? La respuesta será “Para decírtela a ti”. Por ende, el Complemento Circunstancial de Beneficiario será “a ti”, pues es para quien se realiza la acción.

Imagen: pixabay.com

Ejemplo de C.C. de Destinatario
septiembre 26, 2019
Se habla de:             


Ver más Artículo al azar