Ejemplo de Función Metalingüística

Ejemplos, Idiomas y lenguaje

Definición de Metalenguaje

De acuerdo a disciplinas como Filosofía del Lenguaje, se define “Metalenguaje” como al sistema de signos usado para referirse a otro, es decir, el lenguaje empleado para hacer referencia o describir otro lenguaje.

En este sentido, un ejemplo de Metalenguaje lo constituye el momento en que una persona, haciendo uso del Lenguaje verbal interpreta un cuadro. En esas circunstancias el individuo hace uso de un sistema de signos para traducir, describir o hablar de otro, el cual casi siempre se nombra como “lenguaje objeto”. Así mismo, los especialistas en Filosofía del Lenguaje han señalado que el Lenguaje verbal puede ser lenguaje objeto de sí mismo, por ejemplo cuando se usa el idioma Español para explicarse a sí mismo. En este caso, un manual de gramática u ortografía es un ejemplo perfecto del metalenguaje, cuando el lenguaje de objeto es el mismo que se usa para describirlo.

Funciones del Lenguaje

Por su parte, los Lingüistas han señalado que el Lenguaje, como sistema de signos al fin, es decir, como creación humana que responde a determinados usos, cuenta con distintas funciones. En este sentido, se puede definir como Función del Lenguaje, a cada uno de los objetivos, servicios o funciones con los que cuenta el Lenguaje, en su tarea de comunicar. Dicho con otras palabras, las Funciones del Lenguaje son aquellos mecanismos o formas en que el hablante usa el Lenguaje para perfeccionar la intención comunicativa.

En cuanto a la cantidad de Funciones del Lenguaje y cuáles son, hay varios autores. No obstante, la Lingüística usa regularmente aquellas promulgadas por el lingüista Roman Jakobson, quien diferencia entre seis distintas Funciones del Lenguaje:

  • Función Apelativa: conocida también como Función Conativa, y donde el centro es el receptor, del cual se espera una acción o respuesta.
  • Función Emotiva: llamada también Función Expresiva, cuyo foco reside en el hablante, quien pretende con ella exteriorizar sus emociones, a fin de conseguir la identificación de sus receptores.
  • Función Poética: denominada también Función Estética, y donde la atención reside en el mensaje, pretendiendo darle a éste formas estéticas.
  • Función Fática: la cual recibe a veces también el nombre de Función de Contacto, y cuyo interés se centra en el canal. A través de esta función el Emisor y el Receptor comprueban que el canal por el que viaja el mensaje se encuentra abierto. Está constituida por expresiones como “Ajá”, “Aló”, “Ok”.
  • Función Metalingüística: aquella centrada en el propio código.
  • Función Referencial: es la función del Lenguaje más ejercida por los hablantes. Su centro de atención se posa sobre los distintos referentes externos al acto comunicativo.

 

Definición ampliada de Función Metalingüística

Con referencia a esta Función del Lenguaje, la Lingüística la define como el momento en el que el Lenguaje habla de él mismo, es decir, cuando el lenguaje objeto es el mismo código que se usa para describirlo, analizarlo o dictar su funcionamiento. Así mismo, algunos autores afirman que esta es una de las Funciones del Lenguaje más usadas, pues constantemente en la vida se hace uso del Lenguaje para referirse a sí mismo y a su funcionamiento.

De igual forma, los lingüistas señalan que tanto los textos de Gramática y Ortografías, como las clases de Lenguaje, son expresiones tanto escritas como verbales de la Función Metalingüística, con la cual evidentemente el humano se encuentra en constante contacto durante sus años de formación académica.

Ejemplos de Función Metalingüística

Visto de esta forma, bastaría abrir cualquier libro de Gramática u Ortografía para estar en presencia de un ejemplo de Función Metalingüística. A continuación, entonces, algunos ejemplos de Función Metalingüística:

  • La palabra murciélago es una palabra esdrújula, pues se encuentra acentuada en su antepenúltima sílaba.
  • El Lenguaje es un sistema de signos, el cual cuenta con seis distintas Funciones.
  • Antes de “p” y “b” se escribe “m” en lugar de “n”.
  • Las palabras agudas son aquellas cuyo acento reposa en la última sílaba.
  • Las palabras homónimas son aquellas voces que comparten la misma escritura, aún cuando sus significados apunten a conceptos diferentes.
  • Cocodrilo es una palabra de nueve letras.
  • Las vocales son cinco letras.
  • Existe una diferencia de conceptos entre las formas Hay, Ahí y ay. En primer lugar, la palabra “Hay” constituye una de las conjugaciones del verbo “haber”: hay varios dulces en la despensa. Por su parte la forma “Ahí” es un adverbio de lugar, usado para indicar la ubicación de una persona u objeto: el saco que me prestaste está ahí en la gaveta de la cómoda. Finalmente, la forma “Ay” refiere a una interjección, usada convencionalmente para expresar dolor: Ay, qué dolor tan grande.
  • El lenguaje cuenta con distintas categorías gramaticales, dentro de las que se pueden contar nueve principales: sustantivos, artículos, adjetivos, pronombres, verbos, adverbios, conjunciones, preposiciones e interjecciones.
  • Algunas personas creen que murciélago es la única palabra del Español que contiene en su forma la totalidad de las cinco vocales, no obstante es un error, pues en este idioma existen más de cien palabras con esta condición, entre las que se puedan contar como ejemplo las siguientes: aceituno, amiguero, Bielorrusa, Bisabuelo, centrifugado, confluencia, cuestionar, degustación, depurativo, escuálido, freudiano, guitarrero, metalúrgico, neumonía, paquidermo, regulación, superación, turbamiento, vestuario, zurrapiento, entre otras.

Fuente de imagen: lenguamaternagrupo55100125.blogspot.com

Ejemplo de Función Metalingüística

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: