Ejemplo de verso heptasílabo

Definición de heptasílabo

En el ámbito de la Poesía, se conoce como “Heptasílabo” a un verso, que se caracteriza por tener una métrica de siete sílabas. Por lo general, se combina con versos pentasílabos para formas seguidillas, para dar como resultado versos de arte menor.

También te puede interesar:

No obstante, la Poesía culta también cuenta con este tipo de versos, los cuales en ocasiones se combinan con versos endecasílabos (once sílabas) para producir versos conocidos como silvas. Igualmente, dentro de los versos alejandrinos (catorce sílabas), los heptasílabos conforman los hemistiquios, es decir, la mitad de los versos, separados por una pausa.

A continuación, entonces, algunos ejemplos de este tipo de versos, llamados de arte menor, compuestos por siete sílabas:

Auto de los Reyes Magos

¡Quín/ vi/o/ num/cas/ tal/ mal,

So/bre/ re/y/ o/tro /tal!

A/ún/ non/ só/ yo/ mor/to,

ni /so/ la/ te/rra/ pus/to!

¿Re/y/ o/tro/ so/bre/ mí?

Extraído del parlamento de Herodes, en la escena cuatro, estos versos constituyen un ejemplo de heptasílabo, a la vez que hace parte del Auto de los Reyes Magos, obra anónima española del siglo XII, considerada como uno de los vestigios más antiguos de los heptasílabos. Al separar sus palabras en sílabas podemos encontrar que están compuestas por siete sílabas. Sin embargo, es importante acotar que toda la obra no tiene esta métrica, alternando los heptasílabos con octosílabos, endecasílabos e incluso alejandrinos.

Disputa del Alma y el Cuerpo

¿los /ca/ua/llos/ co/rien/tes,        las/ es/pue/las/ [pu]/nen/tes,

Las/ mu/las/ bien/ am/blan/tes,        a/su/ue/ras/ trai/nan/tes,

Los/ fre/nos/ e/so/ra/dos,        los/ [pe/tr]a/les/ do/ra/dos,

Las / co/pas /d’o/ro/ fi/no        con/ que /be/uies/ to/ ui/no?

¿do/ son /tos/ bes/ti/men/tos?        ¿o/ los/ [tos]/ guar/ni/men/tos

Que/ tu/ so/lies/ fes/tir        e/ tan/bien/ r[es/cre/bir?]

Estos versos constituyen un fragmento del poema Disputa del alma y el cuerpo, escrito también en el siglo XII, y que se encuentra compuesto por un total de 37 versos heptasílabos pareados. De acuerdo a los especialistas en Historia del Arte, este verso fue descubierta por Tomás Muñoz y Romero, sobre la cubierta de un códice que data del año 1201, y que según reportó en su momento el protagonista del hallazgo provenía del Monasterio de Oña. Junto con la obra Auto de los Reyes Magos conforma uno de los vestigios más antiguos que se conocen en Español de los heptasílabos.

Góngora

Del siempre en la montaña opuesto pino

al /e/ne/mi/go/ no/to

pia/do/so/ miem/bro/ ro/to,

breve tabla, delfín no fue pequeño

al inconsiderado peregrino

que a una Libia de ondas su camino

fio, y su vida a un leño.

 

Igualmente, estos versos compuestos por Luis de Góngora forman parte del poema Las Soledades, conformado por un total de 1613 silvas, es decir, versos compuestos por endecasílabos y heptasílabos, y que de acuerdo a la opinión de la mayoría de los críticos literarios habría sido la obra maestra de Gçongora, si la hubiese terminado.

Garcilaso de la Vega

Si / de /mi/ ba/ja/ li/ra

tanto pudiese el son, que en un momento

a/pla/ca/se/ la/ i/ra

del /a/ni/mo/so/ bien/to

y la furia del mar y el movimiento

Así mismo, estos versos extraídos del poema Oda a la flor de Gnido del Garcilaso de la Vega, constituyen también un antiguo ejemplo de heptasílabos. En el caso preciso de este verso, se trata de una lira, cuya métrica está conformada por tres versos heptasílabos y dos endecasílabos.

San Juan de la Cruz

En /una/ no/che/ os/cu/ra,

con ansias en amores inflamada,

(¡oh/ di/cho/sa/ ven/tu/ra!)

Sa/lí/ sin/ ser/ no/ta/da,

estando ya mi casa sosegada.

Así también, este fragmento del Poema La noche oscura, de San Juan de la Cruz contienen en su composición versos heptasílabos, es decir, con métricas de siete sílabas, las cuales se combinan perfectamente con versos endecasílabos, para componer Liras. Como se puede apreciar, en esta fragmento, como en toda lira, se encuentran tres versos heptasílabos y dos endecasílabos, para dar un total de cinco versos.

Fray Giuseppe di Vertente

¡Oh/, im/por/tes/ y fac/tu/ras

de encargos y serviçios impagados!

¡Oh /ca/ras/ si/ne/cu/ras,

oh /cuar/tos/ a/fa/na/dos,

decid quién vos dexó por todos lados!

Contemporáneo con San Juan de la Cruz, este Fray también fue reconocido en su época –aun cuando fue olvidado en los siglos posteriores. Estos versos, que fueron inicialmente escritos en toscano, y posteriormente traducidos al español antiguo por el mismo fray Giuseppe di Vertente, conforman otro claro ejemplo de liras, en los cuales se encuentran combinados tres versos de métrica heptasílaba (siete sílabas) y dos versos endecasílabos (once sílabas) para un total de cinco versos.

Carlos Gardel

El / dí/a / que / me /quie/ras

la rosa que engalana

se vestirá de fiesta

con su mejor color.

De la misma forma, las canciones pueden ser ejemplo de versos heptasílabos, como por ejemplo esta estrofa extraída del popular tango “El día que me quieras”, escrito por Carlos Gardel y Alfredo Lepera, y en donde el verso inicial de cada estrofa corresponde a un verso heptasílabo, es decir que contiene en su métrica siete sílabas.

Fuente de imagen: elpensante.com

Ejemplo de verso heptasílabo
febrero 6, 2016
Se habla de:     


Ver más Artículo al azar