Ejemplos de C.C. de Concesión

Antes de abordar una exposición sobre los distintos casos que se pueden dar en el Español sobre los Complementos Circunstanciales de Concesión, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender estos ejemplos dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, también se tomará la decisión de delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Complemento Circunstancial y Complementos Circunstanciales de Concesión, por estar directamente relacionados con los casos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Complemento Circunstancial

De esta manera, podrá comenzarse por decir que el Complemento Circunstancial ha sido explicado, de forma general, como uno de los tantos tipos de complementos verbales, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales, que se han estudiado hasta el momento.

Así mismo, el Complemento Circunstancial ha sido explicado como una estructura sintáctica, que cumple con la tarea de referir o acompañar al verbo, con el fin de señalar cuál ha sido la circunstancia en la que ha ocurrido, ocurre u ocurrirá la acción, declarada por esta palabra.

En consecuencia, no se puede hablar de un solo tipo de Complemento Circunstancial, pues habrán tantos tipos como circunstancias pueda tener un verbo, en cuanto el lugar, tiempo, forma, herramienta, finalidad, causa, destinatario u obstáculos entre los que ha sucedido la acción.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, toda vez que se desee identificar el Complemento Circunstancial de una oración será necesario interrogar al verbo, preguntándole entonces cuáles son las circunstancias en las que ocurre, es decir, dónde, cuándo, cómo, con qué, para qué, por qué, para quién o pese a qué se ha presentado la acción. La respuesta será el tipo de Complemento Circunstancial que se desea conocer.

Complemento Circunstancial de Concesión

Por otro lado, también será necesario tener en consideración el concepto de Complemento Circunstancial de Concesión, el cual ha sido explicado de forma general como uno de los tantos tipos de complementos verbales circunstanciales, que pueden existir en las distintas oraciones.

De forma mucho más específica, el Complemento Circunstancial de Concesión puede ser explicado entonces como una estructura sintáctica, cuya tarea es referir al verbo, para indicar los obstáculos que este ha tenido que enfrentar para realizarse. Por lo general, este complemento verbal es introducido a la oración por las construcciones “A pesar de” o “Pese a”.

Por ende, siempre que se quiera saber o identificar cuál es el Complemento Circunstancial de Concesión de una oración, será necesario tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿Pese a qué ha ocurrido, ocurre u ocurrirá la acción? La respuesta será el Complemento que desea precisarse.

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Concesión

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos de los tantos ejemplos, que pueden encontrarse en el Español, sobre el Complemento Circunstancial de Concesión. A continuación, los siguientes casos:

El partido se llevó a cabo, pese a que llovía → Si se deseara conocer el Complemento Circunstancial de Concesión de esta oración, se deberá tomar la construcción sintáctica, y preguntarle directamente ¿Pese a qué se llevó a cabo el partido? La respuesta es “A que llovía”. Esta estructura sintáctica puede ser vista como el Complemento Circunstancial de Concesión.

Iré a verte, a pesar de que ya no estamos juntos → En este caso, si se deseara conocer cuál es el Complemento Circunstancial de Concesión, será necesario preguntarle directamente al verbo ¿A pesar de qué iré a verte? La respuesta es “De que ya no estamos juntos”. En consecuencia, esta estructura constituye el Complemento Circunstancial de Concesión toda vez que explica la circunstancia que resulta como obstáculo al verbo.

Mi papá compró peras, pese a que le dije que trajera manzanas → Igualmente, si el objetivo es establecer el Complemento Circunstancial de Concesión de esta oración, entonces será necesario preguntare al verbo ¿Pese a qué mi papá compró peras? La respuesta a esta pregunta es “A que le dije que trajera manzanas? Como es lo que adversa a la acción, entonces esta estructura sintáctica puede ser comprendida como el complemento que se desea identificar.

Pese a que tengo mucho sueño, seguiré trabajando, → Por su parte, en esta oración, si se deseara entonces determinar cuál es el Complemento Circunstancial de Concesión se debe tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿Pese a qué seguiré trabajando? La respuesta es “A que tengo mucho sueño”. Por ende, esta estructura sintáctica, que surge como respuesta a la pregunta puede considerarse como el complemento circunstancial de concesión, pues explica qué se opone a lo que se realiza.

En todos estos casos se ha podido observar cómo el Complemento Circunstancial de Concesión presenta una oposición al verbo, es decir, es la circunstancia que se le opone. Al mismo tiempo, en todos los casos esta estructura sintáctica se encuentra introducida a la oración por las partículas “pese a que” o “a pesar de que”, bien si el complemento ocupa la primera parte de la oración o la segunda.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de C.C. de Concesión
septiembre 21, 2019

Ver más Artículo al azar