Ejemplos de cómo calcular el Tiempo de un recorrido (Matemáticas)

Antes de abordar algunos ejemplos sobre la forma correcta de determinar el Tiempo, basados en la Distancia y la Velocidad en las que se ha desplazado un cuerpo, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este procedimiento dentro de su justo contexto.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que también sea necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Distancia, Velocidad y Tiempo, por ser las magnitudes directamente relacionadas con cada uno de los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Distancia

Por consiguiente, se comenzará diciendo que la Distancia es una Magnitud física, que se encarga de dar cuenta de la Longitud que existe entre dos puntos, ubicados en un plano o espacio. Sin embargo, las Matemáticas también advierten sobre la necesidad de no confundir nunca Distancia con Longitud, pues se trata de medidas distintas.

En este sentido, la disciplina matemática ha puesto como ejemplo el cómo por un lado, si el trayecto es en línea recta, sucede que realmente Distancia y Longitud coinciden, mientras que si el trayecto sucede en línea curva, estas dos medidas son diferentes. Además, la Longitud se define en cuanto a la Distancia, mientras que esta lo hace en base a la Velocidad y el Tiempo en que un objeto demora en recorrer el espacio entre dos puntos.

Por otro lado, según las distintas fuentes, la Distancia se mide en unidades de longitud, teniendo como unidad base el metro, cuyo símbolo universal es m. Además de esta unidad base, la Distancia también puede medirse en Kilómetros, Hectómetros, Decámetros, Decímetros, Centímetros y Milímetros.

Así mismo, para determinar la Distancia, en base al Tiempo y la Velocidad, será necesario entender que esta magnitud resulta entonces equivalente al producto de las otras dos, lo cual puede materializarse en la siguiente fórmula:

                                                                   Distancia = Velocidad x Tiempo

Velocidad

En segundo lugar, será igualmente preciso tomar un momento para lanzar luces sobre el concepto de Velocidad, la cual ha sido descrita, por los distintos autores, como una Magnitud física, de tipo vectorial, que se encarga de señalar los distintos cambios de posición que sufre un cuerpo, mientras recorre una Distancia específica, en un tiempo preciso.

Por otro lado, las Matemáticas también señalan que la unidad base de la Velocidad es metros por segundo, unidad que tiene m/s como símbolo universal. Así también, las Matemáticas señalan que la Velocidad puede determinarse siempre que se considere como el cociente resultante entre la Distancia y el Tiempo, lo cual puede ser explicado en base a la siguiente fórmula:

Velocidad = Distancia / Tiempo

Tiempo

Por último, también resulta necesario pasar revista sobre el concepto de Tiempo, el cual ha sido explicado como una magnitud física, cuya misión es señalar cuánto ha durado una experiencia específica. Por ende, el Tiempo es usado por los humanos para organizar y dividir sus vidas, permitiéndole señalar cuándo un evento pertenece al pasado, al presente o al futuro.

Por otro lado, las distintas fuentes señalan que el Tiempo tiene como unidad base al segundo, cuyo símbolo universal es s. De igual forma, el Tiempo cuenta con otras dos unidades: la Hora y el Minuto, las cuales se basan en el sistema métrico sexagesimal, es decir, que establecen sus unidades en base a potencias de sesenta.

Así también, la Física indica que el Tiempo puede ser explicado como el cociente resultante entre la Distancia que ha recorrido un cuerpo y la Velocidad que ha empleado en el recorrido. Esta realidad puede ser plasmada en la siguiente fórmula:

Tiempo = Distancia / Velocidad

En consecuencia, siempre que se quiera saber cuánto Tiempo empleó un cuerpo para trasladarse de un punto a otro, se deberán conocer entonces estas otras dos magnitudes: Distancia y Velocidad.

Ejemplos de cómo determinar el Tiempo

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar algunos ejemplos concretos sobre cómo se debe calcular el Tiempo, en base a la Distancia y la Velocidad. A continuación, algunos de ellos:

Ejercicio 1

Juan parte desde Caracas rumbo a la ciudad de Valencia. En su viaje recorre un total de 167,3 km a una velocidad constante de 80 km/h. ¿Cuánto tiempo usó Juan en hacer su recorrido?

Lo primero que deberá hacerse es declarar cuáles magnitudes se conocen y cuáles no:

Distancia: 167,3 km
Velocidad: 80 km/h
Tiempo: ¿?

Al no conocer el Tiempo, entonces se llega a la conclusión de que la fórmula que debe emplearse para despejar esta incógnita es la siguiente:

Tiempo = Distancia / Velocidad

T = 167,3 km : 80 km/h
T =  2.09 h

Se entiende entonces que Juan recorrió los 167,3 km entre Caracas y Valencia a una velocidad de 80 km/h, usando para esto un total de 2 h 9’

Ejercicio 2

Jaime sale a dar un paseo en moto. En total recorre de ida y regreso 30 km. Si Jaime mantuvo una velocidad constante de 10 km/h. ¿Cuánto tiempo duró el paseo?

Igualmente, en este caso se deberán declarar las unidades que se tengan, y aquellas que se ignoren:

Distancia: 30 km
Velocidad: 10 km /h
Tiempo: ¿?

Al hacerlo, se determina entonces que la fórmula correcta a usar es aquella que tiene como objetivo despejar el Tiempo:

Tiempo = Distancia / Velocidad

Tiempo = 30 km : 10 km/h
Tiempo= 3 h

Finalmente, se conoce que Jaime recorrió un total de 30 km, a una velocidad constante de 10 km/h, empleando en su paseo un total de 3h.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de cómo calcular el Tiempo de un recorrido (Matemáticas)
julio 29, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar