Ejemplos de cómo hacer un maquillaje Emo

Ampliar este tema:

Si has decidido asumir la tendencia Emo, debes ser consciente de que uno de los recursos indispensables para lograr tu objetivo es el maquillaje, pues éste –acompañado de tu peinado liso y en punta- será el que le dará a tu cara ese aspecto Emo que buscas.

Debes tener presente que los principales requisitos que debe tener todo maquillaje Emo es el de contar con ojos maquillados de colores oscuros y con la técnica del ahumado. Así mismo debes usar delineador negro, con el cual dibujarás una línea larga en la parte superior de tu ojo, al estilo egipcio, la cual tiene la intención de hacerte parecer un gato. No obstante, tus mejillas y labios deben ir siempre en tonos naturales, pues son ellos precisamente lo que definirán tu estilo Emo y te diferenciarán de la tendencia gótica, en la cuales se usa también ojos ahumados, acompañados de tonos borgoña o negros en los labios.

A continuación algunos de los pasos que deberás seguir a la hora de aplicarte un verdadero maquillaje Emo:

Preparar tu cara

Antes de maquillarte (sea cual fuere el estilo escogido) es necesario que prepares tu cara. Para esto es recomendable que la laves muy bien, con un jabón neutro, a fin de eliminar cualquier impureza, pues aplicar maquillaje sobre una piel no del todo limpia, puede ocasionar la aparición de reacciones alérgicas o de erupciones cutáneas. Una vez lavada, procede a aplicar una crema humectante que te ayude a cuidar tu piel de la acción del maquillaje, si además tu crema puede contener algún tipo de protector solar, mucho mejor.

Aplica una base

Ya con tu cara lavada y humectada, procede a usar un corrector en barra debajo de tus ojos, a fin de ocultar cualquier ojera. Así mismo aplícalo sobre aquellas manchas o marcas que quieras ocultar. Con la ayuda de la yema de tus dedos esparce sobre tu piel, a fin de que quede sobre ella una capa uniforme.

Una vez hayas aplicado el corrector, procederás entonces a aplicar la base. Se aconseja que tanto el corrector como la base del mismo tono y que además vayan de acorde al tono de tu piel, para que así logres la apariencia más natural posible. Igualmente, algunos expertos en maquillaje aconsejan el uso de bases líquidas. Coloca entonces un punto de base sobre las yemas de tus dedos índice y medio, y procede a aplicar sobre tu rostro. Igualmente se aconseja el uso de un pincel, a fin de lograr una aplicación uniforme y limpia. Luego puedes aplicar un polvo compacto traslúcido, a fin de dar un acabado de piel de durazno.

Uso del rubor

Ya con tu base hecha, procederás a agregar un poco de color a tu cara, para esto aplicarás un poco de rubor. El tono que escojas debe ser claro, y lo más natural posible. Igualmente deberás aplicarlo con moderación, pues el protagonista de tu maquillaje serán tus ojos, al tiempo que según los dictámenes de la estética Emo, el look femenino en cuanto al maquillaje debe ser lo menos extremo posible. Escoge entonces un tono apenas más rosado que el de tu piel. Con la ayuda de un pincel o brocha agrégalo bajo tus pómulos siguiendo un patrón de forma circular. Este rubor lo aplicarás sólo en el sitio de tu cara, indicado anteriormente, a fin de que se forme una sombra que haga que tu cara se vea más larga y delgada.

Ojos ahumados

Para maquillar tus ojos con este efecto deberás usar por lo menos tres tonos de sombra, regularmente: blanco, gris y negro. Procederás agregando en todo el párpado la sombra blanca, colocando principal énfasis en la parte superior y externa del ojo. Acto seguido agregarás la sombra gris por todo el párpado, en especial atención a la zona media del párpado. Con la ayuda de la yema de tus dedos esparcirás la sombra sobre la superficie del párpado.

Una vez hayas hecho esto, colocarás entonces la sombra más oscura, pero sin que esta supere la mitad del párpado, enfocándote en la parte inferior del párpado. Igualmente agregarás esta sombra oscura en el párpado inferior, es decir, en el que se encuentra debajo del ojo. Con la yema de tu dedo trata de mezclar la sombra negra con la gris, tratando de esparcirla desde adentro hacia afuera.

Delineado

Con un delineador líquido o en lápiz si lo prefieres, dibujarás sobre tu párpado superior una delgada línea que comenzará en el interior de tu ojo, pasará por todo el borde del párpado superior y buscará terminar en un pico inclinado hacia arriba en la parte exterior del párpado superior. La idea de esta línea es que tu ojo tome un aspecto felino, aunque algunos prefieren relacionarlo con una estética de tipo egipcio. Una vez hayas terminado con la parte de arriba, dibuja también en el borde del párpado inferior una delgada línea. No es necesario que termine en punta en su parte exterior como el del párpado de arriba. Aplica rímel o pestañina oscura.

Labios

Por último agrega un brillo un poco rosado o sin color sobre los labios, estos siempre deben ir en tonos bajo u opacos, pues toda la atención debe fijarse en tu mirada triste y melancólica, que sellará tu look Emo. Así mismo evita los tonos demasiado brillantes, es mejor que elijas tonos más mate. Aléjate también de los delineadores de labios, pues no entran en la estética Emo. Tus labios deben pasar desapercibidos. ¡Y ya, ahora puedes salir a la calle demostrando que pertenecer eres a la tribu urbana Emo!

Fuente de imagen: imagenesdeemo.net

Ejemplos de cómo hacer un maquillaje Emo

Bibliografía ►

Se habla de:         


Ver más Artículo al azar