Ejemplos de cómo preparar postres navideños

Siempre que llega la época navideña, comienzan las reuniones familiares, los reencuentros con los viejos amigos, el rezo de las novenas o cantos de villancicos, y cualquier otra ocasión donde el objetivo principal sea el compartir con aquellos seres queridos, a quien a veces no tenemos la oportunidad de ver tan a menudo en el transcurso del año.

No obstante, una casa bellamente adornada y todo tu cariño, a veces no son suficientes para recibir a estos especiales invitados. También necesitarás algo con lo cual consentirlos, para lo cual los postres tradicionales navideños son una excelente opción. En esta ocasión traemos algunos ejemplos de cómo preparar los postres navideños más famosos en diferentes regiones del mundo, a fin de que cuentes con un menú variado y delicioso con lo cual agasajar a tus familiares y amigos en la próxima navidad.

A continuación entonces tres deliciosos postres, con los cuales podrás endulzar tus noches navideñas:

Natilla con Nueces

Típica de las tierras colombianas, esta receta constituye una deliciosa y rica receta, la cual además cumplirá la función de adornar tu mesa de Noche Buena. Para prepararla necesitarás de los siguientes ingredientes: una (1) lata grande de leche condensada / un cuarto (¼ ) de libra de nueces molidas / una (1) cucharadita de nuez moscada / cinco (5) cucharadas de fécula de maíz / dos (2) tazas de leche / una o dos (1 ó 2) cuharaditas de esencia de vainilla. De igual forma necesitarás de una (1) olla grande / así como de un (1) molde para servir.

Una vez tengas todos tus alimentos a disposición, procederemos entonces a colocar nuestra olla al fuego, al tiempo en que vertemos en ella una taza de leche líquida, junto a la leche condensada. Mezclamos y removemos hasta que ésta comience a hervir. Una vez haya sucedido el proceso de hervor, procederemos entonces a disolver la fécula de maíz en la segunda taza de leche. Cuando hayamos logrado una mezcla homogénea, la agregaremos entonces a la leche con leche condensada, junto a la vainilla, la nuez moscada y el cuarto de libra de nueces, trituradas. Cocinaremos hasta que alcance nuevamente el punto de hervor, removiendo constantemente con una paleta o cuchara de madera, mientras la mezcla se espesa. 

Retiramos del fuego, y vertemos la mezcla en el molde. Se deja enfriar a temperatura ambiente hasta que cuaje, aunque algunas personas prefieren llevarlo a la heladera. Cuando esté lista, se saca del molde, y se decora con nueces, cerezas marrasquino o algún otro ingrediente de tu gusto. Y ya, puedes servir en tu mesa este deliciosos y hermoso postre, que de seguro encantará a tus invitados.

Leche Frita

Originaria de Galicia, España, la Leche Frita constituye una receta tradicional que no puede faltar en los recetarios de abuelas y madres, así como también constituye una deliciosa opción para tus tardes y noches decembrinas. Para prepararla necesitarás reunir los siguientes ingredientes: medio (½ ) litro de leche / cien (100) gramos de azúcar / cuarenta (40) gramos de fécula de maíz / la cáscara de un limón / una (1) ramita de canela / una (1) cucharadita de esencia de vainilla / un poco de canela en polvo / dos (2) cucharadas de azúcar / un (1) huevo / una (1) taza adicional de fécula de maíz que se usará para rebozar / aceite vegetal. Así mismo necesitarás una (1) olla grande / así como una (1) sartén.

Cómo preparar cócteles a base de huevo Quizás uno de los puntos clave de toda noche de fiesta o reunión íntima sea –además de la comida y l...
¿Cómo decorar sandalias? Técnicamente, la sandalia puede ser definida como todo calzado que deje al descubierto los dedos del...
Ejemplos de marcadores Textuales Los Marcadores Textuales –conocidos también como Marcadores de Discurso- pueden ser definidos, según...

Cuando cuentes con todos los ingredientes y elementos necesarios, procede a cocinar durante diez minutos, y a fuego lento, cuatrocientos (400 cc) centímetros cúbicos de leche, la cáscara de limón, la canela y el azúcar, pero sólo noventa gramos de esta, los otros diez mantenlos aparte. Retira del fuego y deja enfriar. Cuando haya pasado suficiente tiempo, coloca la mezcla de nuevo a fuego lento. En paralelo, mezcla la fécula de maíz, con el sobrante de azúcar y los diez (10 cc) centímetros cúbicos de la leche sobrante, y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea, la cual iremos entonces incorporando a la mezcla que tenemos al fuego, revolviendo lentamente con una cuchara de madera.

Cuando se haya formado una mezcla espesa, retiramos del fuego, y llevamos a un recipiente de cristal, a fin de que se enfríe a temperatura ambiente, una vez alcanzada llevaremos la mezcla a la heladera o nevera, no sin antes tapar la mezcla con un papel plástico transparente. Cuando esta mezcla haya cuajado, procederemos entonces a cortarlas en pequeños rectángulos y a rebozarla. Para esto pasamos primero por la fécula de maíz, luego por un huevo batido, y nuevamente por la fécula de maíz.  Procedemos entonces a sumergirla entonces en aceite hirviendo, hasta que tomen un color dorado, sacamos del aceite y espolvoreamos con canela y azúcar.  ¡Y ya, tienes otro delicioso postre con el cual agasajar a tus invitados en Navidad!

Dulce de Lechosa

Proveniente de Venezuela, el dulce de lechosa o de papaya constituye una verdadera institución de los dulces navideños en este país suramericano. Para prepararlo necesitarás una (1) lechosa o papaya, aproximadamente de dos kilos y medio / tres (3) litros de agua / media ( ½ ) cucharada de bicarbonato / doce (12) tazas de panela o papelón rayadas / ocho (8) clavos de especia / tres (3) litros de agua adicional, el cual destinarás para el almíbar. Así mismo necesitarás una (1) olla grande / un (1) colador de pasta.

Una vez tengas todos los elementos a disposición, procede a cortar la papaya o lechosa en tiras de más o menos un centímetro de espesor, si es posible déjalas al manos medio día al alcance de los rayos del sol. Coloca entonces los tres litros de agua en una olla grande y llévala al fuego. Cuando el agua haya hervido, agrega la lechosa, tápala y déjala cocinar por al menos cinco minutos. Pasado este tiempo, retira del fuego, cuela en un colador de pasta y baña con agua fría de inmediato para frenar la cocción.

En otra olla, prepara el almíbar. Para esto colocarás el papelón, los clavos, el azúcar y el resto del agua. Llévalo al fuego por al menos quince minutos, en los que permitirás que se cocine sin tapar. Una vez esté cocido, agregarás el almíbar a la lechosa, para lo cual lo colarás con un filtro de tela. Cuando tengas juntos el almíbar y la lechosa, vuélvelos a llevar al fuego, y cocina la preparación por una hora y media más. El punto para retirarlo del fuego es cuando tu almíbar esté a punto de caramelo, es decir que se desprenda de tu cuchara de madera en forma de hilos. Apaga, deja que se enfríe a temperatura ambiente, y luego llévalo a la heladera para que lo mantengas frío. Cada vez que tengas invitados, sírvelo en tu mesa, y verás cómo se deleitan con este sabroso dulce.

Fuente de imagen: debellotagourmet.com

Ejemplos de cómo preparar postres navideños
noviembre 23, 2015