Ejemplos de cómo preparar recetas con espinaca

La Espinaca es una planta, de hojas grandes y medianas, de color verde oscuro, que es cosechada una vez al año, y con la cual se pueden preparar una gran cantidad de recetas nutritivas, tanto cocidas como crudas, constituyendo una importante fuente de antioxidantes, Yodo, Hierro, así como vitaminas A y E.


Lo más reciente:

Origen de la espinaca

Con respecto al origen de esta planta, cuyo nombre científico es spinacia oleracea, las distinta fuentes indican que es originaria de Persia, siendo introducida en Occidente, a través de España, a donde los árabes la llevaron, durante los años de dominación y conquista, aproximadamente en el siglo XI, adaptándose muy bien al terreno de la Península Ibérica y al paladar de los españoles. Posteriormente, hacia el siglo XV se extendió al resto de Europa, al tiempo en que también cruzó el Océano, de mano de los conquistadores españoles, llegando a América, en donde tuvo también bastante receptividad.

Recetas a base de espinaca

Actualmente, es parte integral de una alimentación balanceada y nutritiva, debido a la gran cantidad de propiedades curativas y nutritivas que se le atribuyen a esta planta, la cual se ha convertido –sobre todo a raíz de la tira cómica Popeye- en símbolo de fortaleza, nutrición, Hierro y vitalidad. Sin embargo, no todos tiene muy claro cuál debe ser la forma más adecuada de cocina y hacer la espinaca, en especial si no se gusta mucho de consumir vegetales y plantes.

Afortunadamente, existen numerosos chefs, que se han dado a la tarea de diseñar sabrosos platos, que combinan a perfección el gran valor nutritivo de la espinaca con recetas versátiles, para todos los gustos, las cuales además pueden ser preparadas en la comodidad de la casa, a fin de integrar este importante ingrediente en la dieta cotidiana. A continuación, algunos de ellas:

Quiche de espinacas

Una de las opciones más cotizadas en lo que a preparaciones con espinacas se refiere en el quiche de espinacas, el cual es una especie de tarta salada, la cual constituye en realidad un exquisito plato, que puede constituir un nutritivo almuerzo o cena, siendo acompañada de una rica ensalada o sopa. Para prepararlo se necesitará, en primer lugar preparar la masa para el quiche, para la que se necesitará contar con los siguientes ingredientes: quinientos (500) gramos de mantequilla / tres (3) huevos / sesenta (60) mililitros de agua / una (1) pizca de sal / una (1) pizca de azúcar.

Una vez se tengan todos los ingredientes a mano, se deberá colocar en una mesa la harina, haciendo un volcán con ella. Se deberán agregar la sal y el azúcar. Así mismo, se comenzarán a agregar los huevos, uno por uno, a fin de ir mezclando. Cuando se hayan incorporado, se deberá verter el agua y seguir mezclando hasta lograr una masa homogénea. Se debe envolver en una película de plástico y dejar reposar por un lapso de treinta minutos, lapso después del cual se deberá extender en una superficie con un molino, cortar en dos partes, colocando una parte sobre un molde, en el cual preparará el quiche, guardando otra parte para cubrirlo.

A continuación se deberá disponer también de una (1) bolsa de espinacas lavadas / dos (2) lonchas de jamón de york / una (1) lata pequeña de crema de leche / un (1) diente de ajo / una (1) pizca de sal y pimienta. Una vez reunidos, se deberá saltear en un poco de aceite de coco las espinacas y el ajo, hasta que la planta largue sus jugos. Seguidamente, se verterá sobre la masa del quiche, se colocará el jamón y cubrir con la otra parte de la masa para quiche que se preparó. Llevar al horno por un período de 20 minutos, a 170 grados centígrados. Se pueden colocar cubitos de queso encima de la masa, para que se gratine.  Se saca del horno, y se sirve fría.

Crema de espinacas

Otra forma de consumir esta nutritiva planta es en forma de crema, plato que resulta una exquisita opción, que puede ser la predilecta de los niños. Para prepararlo se necesitará contar con trescientos (300) gramos de espinacas lavadas / doscientos (200) gramos de zanahorias / dos (200) cientos gramos de papas / un (1) puerro / una (1) pizca de sal / dos (2) litros de agua / una (1) pizca de nuez moscada / dos (2) cucharadas de queso crema.

Luego de lavar, pelar y cortar en pedazos pequeños los vegetales de la receta, se deberán agregar al agua hirviendo las zanahorias y las papas, agregando también la sal, la pimienta y el puerro. Cuando estas verduras se encuentren cocidas, se deberá agregar las hojas de espinacas, las cuales se dejarán hervir por tan sólo dos minutos. Se apagará la preparación, y se procesará en una licuadora, tratando de colocar la menor cantidad posible de agua, y agregando el queso crema. Se obtendrá una crema verde y espesa. Se sirve y se decora con un chorrito de aceite de oliva y unas semillas de ajonjolí.

Ensalada de espinacas y pera

Sin embargo, los expertos indican que la forma en la que más se aprovechan las espinacas, entre otros vegetales, es cuando se consumen crudos. En este sentido, la mejor opción entonces es una ensalada. Para preparar una de las tantas opciones que existen se necesitará de los siguientes elementos: dos (2) tazas de espinacas lavada y en trozos / una (1) pera madura / dos (2) nueces trituradas / unos trozos de queso tentación o de cabra (según el gusto) /aceite de oliva.  Con los ingredientes disponibles, bastará entonces con mezclar los ingredientes y servir.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de cómo preparar recetas con espinaca
julio 31, 2016

Ver más Artículo al azar