Ejemplos de cómo preparar recetas en base a lechuga

Casi siempre que se piensa en perder un poco de peso o comenzar con hábitos alimenticios más saludables, la mayoría de las personas piensan en incluir la lechuga en su lista de compra, no obstante, llegado el momento de tener esta verde y fresca planta en las manos pocos saben qué cocinar con ella, más allá de una ensalada.


Lo más reciente:

Sin embargo, son cientos las opciones, creativas, económicas, nutritivas y divertidas, que se pueden preparar con esta planta, de origen italiano, que desde la antigüedad ha estado relacionada con la concepción de salud y bienestar. En consonancia con esto, resulta pertinente entonces ofrecer algunas de las más originales recetas a base de lechuga, a fin de que se pueda incluir en la dieta de una forma divertida. A continuación, recetas creativas a base de lechuga:

Pesto de lechuga

Es innegable que la palabra pesto es sinónimo de albahaca, pero existe una variedad de esta salsa que incluye lechuga, con lo cual es doble el beneficio de los ingredientes de este delicioso plato. Para su preparación se requerirán los siguientes ingredientes: una (1) taza de lechuga / quince (15) gramos de albahaca / cincuenta (50) gramos de queso parmesano / dos (2) dientes de ajo / treinta (30) gramos de almendras / cien (100) mililitros de aceite de oliva / una (1) pizca de sal / una (1) pisca de pimienta.

Cuando se cuenten con todos los elementos a disposición, se deberá proceder a lavar muy bien las hojas de lechuga y las de albahaca. Hecho esto, se deberán añadir a un procesador de alimentos o en su defecto en una licuadora, la lechuga, la albahaca, los ajos, la mitad de la cantidad de aceite de oliva y las almendras. Se procesarán estos ingredientes, hasta obtener una pasta aceitosa. Se vuelve a activar el procesador y se comienza a agregar el resto del aceite de oliva, hasta que se consiga la consistencia deseada. En ese momento, se agregará la sal, la pimienta y el queso parmesano. Se servirá sobre una porción de salmón, previamente marinado en sal y limón, y sellado en un sartén caliente con aceite de oliva.

Sopa de lechuga

Igualmente, la lechuga resulta ideal para ser preparada en sopa, no obstante, se recomienda tomar esta sopa los fines de semana o en la noche antes de dormir, puesto que algunas fuentes refieren que la lechuga, preparada de este modo, puede tener efectos calmantes, e incluso somníferos. Para preparar esta receta, se requerirá contar con dos (2) tazas de lechuga / una (1) cebolla blanca de tamaño mediano / una (1) papá mediana / tres (3) dientes de ajo / dos (2) hojas de laurel fresco / una (1) taza de crema de leche / treinta (30) mililitros de aceite de oliva / una (1) pizca de jengibre molido / una (1) pizca de sal / una (1) pizca de pimienta.

Luego de que hayan lavado muy bien las hojas de lechuga, las cuales se aconseja incluso pasar por agua con vinagre, se deberá colocar al fuego una olla mediana, con agua, y esperar que hierva. Ocurrido el proceso, se deberá entonces agregar las hojas de lechuga, las cuales se cocinarán por solo dos minutos, tiempo después del cual se retirarán y se sumergirán en agua con hielo, a fin de blanquearlas. Por su parte, se deberán sofreír en una olla con aceite de oliva, la cebolla, el jengibre y la cebolla, así mismo, cuando la cebolla comience a transparentar, se deberá entonces agregar la papa y el laurel, y seguir mezclando un rato más.

Pasado este tiempo se deberá agregar al menos taza y media de caldo de pollo o carne, o incluso de verduras, y se deberán cocinar estos vegetales por un rango de veinticinco minutos. Al concluir este período, se debe llevar la preparación a la licuadora, en donde se extrae el laurel, y se agregan las hojas de lechuga blanqueadas. Se procesa hasta obtener una mezcla homogénea. Seguidamente se agrega también la sal, la pimienta y la crema de leche. Se procesa por unos minutos más, y se sirve caliente. Se puede adornar con pedacitos de hojitas de lechuga. Hay personas que prefieren sustituir la crema de leche por puré de coliflor, el cual es igual de cremoso y un poco más saludable.

Tortilla de lechuga

También se puede preparar una delgada película de lechuga, que sirva para preparar creps o deliciosos sanduches.  Para esto se necesitará contar con una (1) lechuga fresca y tierna / tres (3) huevos / dos (2) cucharadas de harina de arroz / una (1) cucharadita de polvo para hornear / una (1) pizca de sal / aceite de oliva / una (1) pizca de pimienta.

Luego de haber lavado muy bien las lechugas, e incluso desinfectado con vinagre, se deberá cortar en pedacitos bastante finos. A parte, se deberán batir las claras de los huevos hasta lograr el punto de nieve, al lograrlo, se mezclan inmediatamente con las yemas y se baten. Inmediatamente se agrega la lechuga, y se va incorporando poco a poco la harina y los polvos de hornear. Así mismo, se agrega la sal y la pimienta. Se coloca un sartén al fuego con un poco de aceite, y se esparce la mezcla, tratando de hacer con ella una película muy fina. Se retira del fuego y se puede rellenar con algún ingrediente como pollo, queso o vegetales.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de cómo preparar recetas en base a lechuga
abril 28, 2016
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar