Ejemplos de cómo usar el poder desinfectante del Agua Oxigenada

Anualmente gastamos grandes cantidades de dinero en desinfectantes comerciales que prometen ser la panacea a nuestro objetivo de propiciarnos a nosotros y a nuestros familiares un hábitat lo más higiénico posible. No obstante, pocos sabemos que tenemos a nuestra mano, reposando en nuestro botiquín de primeros auxilios uno de los desinfectantes más poderosos, naturales y seguros: el agua oxigenada.

Compuesta por peróxido de hidrógeno, el agua oxigenada constituye un eficiente agente germicida, el cual mata los agentes patógenos a través de un proceso de oxidación, a través de un proceso de quema controlada, por lo que es considerado uno de los elementos desinfectantes más seguros. Una vez que el peróxido de hidrógeno reacciona con materia orgánica éste se descompone en oxígeno y agua, comenzando un proceso de oxidación que trae como consecuencia la eliminación de gérmenes y bacterias.

Estas propiedades antisépticas han hecho que el agua oxigenada se haya convertido en un elemento indispensable para el lavado de heridas. No obstante, su uso no tiene por qué estar limitado al tratamiento de lesiones cutáneas, sino que puede ser empleado como un gran aliado en las tareas del hogar, así como en el mantenimiento de lugares higiénicos.

En esta ocasión te traemos al menos ocho ejemplos de cómo puedes incorporar el uso del agua oxigenada en las tareas domésticas y de cuidado personal, a fin de aprovechar sus propiedades desmanchantes y desinfectantes:

a) Para el cuidado de la ropa, el agua oxigenada constituye un verdadero sustituto de la lejía. Sirve para blanquear ropa, siendo un eficiente desmanchante con el que se pueden eliminar manchas de sangre. Para lograr este efecto basta con impregnar la mancha con agua oxigenada por unos minutos, después de los cuales sólo es necesario frotar y enjuagar con agua fría.

b) Igualmente puedes desinfectar tu máquina lavadora, colocando un chorro generoso de agua oxigenada en el dispensador de ésta, para después iniciar un ciclo de lavado sin ropa, a fin de procurar la limpieza del aparato. Así mismo lo puedes usar en el lavador de vajillas. Este uso es recomendado, pues estas máquinas tienden a contaminarse de hongos y moho, debido a la constante humedad a la que son sometidas. El uso del agua oxigenada para la limpieza de ellas, eliminará estos agentes, evitando así malos olores y resguardando de cualquier patógeno nuestra ropa y vajilla.

c) También puedes usar agua oxigenada para limpiar las encimeras de tu cocina, el piso donde jugarán tus hijos, el lavamanos, el inodoro, el lavaplatos y cualquier superficie de tu casa que quieras mantener libre de gérmenes. Sólo basta con llenar un envase con atomizador y rociar, consiguiendo de esta manera un desinfectante mucho más seguro y económico que cualquier marca comercial.

d) Otro de los usos que puedes dar al agua oxigenada es servir como desinfectante de los cepillos de dientes. Para esto sumerge tu cepillo de dientes una vez por semana en un vaso con agua oxigenada, a fin de eliminar los gérmenes presentes en él. Aunque también existen algunos farmaceutas que recomiendan mantener el cepillo de dientes constantemente sumergido en agua oxigenada a fin de que no crezcan bacterias, hongos o gérmenes en la superficie de éste.

e) En cuanto al cuidado corporal, el agua oxigenada es recomendada para el tratamiento de hongos, tanto en las manos, los pies o cualquier parte del cuerpo. Para esto debes preparar una mezcla a medida de cincuenta por ciento agua, cincuenta por ciento agua oxigenada, con la cual rociarás el área a tratar, dejando que la mezcla se seque sobre la lesión. Sin embargo, es importante recordar que en el uso del agua oxigenada no puede sustituir al tratamiento indicado por el médico, sino por el contrario debe reforzarlo.

f) Así también puedes usar el agua oxigenada como coadyuvante de heridas infectadas o no, por lo que debes exponer la lesión a esta sustancia por lo menos cinco minutos varias veces al día. De acuerdo a lo afirmado por algunos expertos, el agua oxigenada ha incluso resultado eficiente en el tratamiento de gangrena. No obstante, se debe consultar con el médico, a fin de que sea él quien dicte el tratamiento adecuado.

g) Igualmente, se recomienda su uso para el tratamiento de infecciones de los senos nasales, para lo que se aconseja usar en forma de spray, luego de mezclar una cucharada de agua oxigenada al 3% (la cual puedes conseguir en tu farmacia de confianza) disuelta en una taza de agua destilada, sin coloro. Sin embargo, ante cualquier síntoma o afección es necesario que consultes al médico.

h) De igual forma, a pesar de que no tiene propiedades analgésicas, el agua oxigenada puede servir de ayudante para aliviar dolor de muelas, ya que sus propiedades antisépticas coadyuvan a la disminución de bacterias y por ende de la inflamación. No obstante, debes asistir al odontólogo, a fin de que te recomiende el tratamiento adecuado.

Fuente de imagen: ecoesfera.com

Ejemplos de cómo usar el poder desinfectante del Agua Oxigenada
septiembre 8, 2015
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar