Ejemplos de complemento agente

Antes de exponer los distintos ejemplos, que pueden encontrarse en el Español sobre el Complemento Agente, se revisarán algunas definiciones, que permiten entender cada una de los diferentes casos, dentro de su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

Así mismo, se tomará la decisión de delimitar esta revisión teórica a cuatro nociones específicas: Sujeto, Sujeto pasivo, Oración pasiva y Complemento agente, por encontrarse directamente relacionadas a los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Sujeto

De esta manera, podrá comenzarse por decir que el Sujeto ha sido explicado, por las distintas fuentes, como una de las dos principales partes de la oración. Sin embargo, si se quisiera tener una visión mucho más integral de esta partícula también se podría tener en cuenta las definiciones que han dado sobre ella las principales disciplinas lingüísticas.

En este sentido, se tendrá por ejemplo que la Semántica –materia que se preocupa por estudiar los significados- considera al Sujeto como la parte de la oración que señala la entidad que realiza la acción, o que en algunos casos la recibe.

Por otro lado, la Sintaxis –disciplina que prefiere estudiar las partículas o estructuras según la función y posición que ocupa en la oración- considera que el Sujeto puede verse entonces como el núcleo mismo del sintagma nominal.

Para la Morfología –área que se preocupa por la constitución de las palabras- el sujeto puede estar constituido por partículas variables, puesto que cambia para coincidir con el número y el género de la entidad a la cual señala.

Sujeto pasivo

Por otro lado, también se deberán lanzar luces sobre el concepto de Sujeto pasivo, el cual ha sido señalado, a grandes rasgos, como uno de los dos distintos tipos de sujetos que pueden encontrarse en las oraciones.

De forma mucho más precisa, el Sujeto pasivo será la entidad que en la oración recibe la acción cometida por otro ente. Por ende, a diferencia del Sujeto activo, el Sujeto pasivo no realiza ninguna acción, sino que simplemente se encuentra en actitud pasiva, recibiendo la acción.

Oración pasiva

Así mismo, se tendrá que tomar un momento para explicar también el concepto de Oración pasiva, la cual ha sido señalada, de forma general, como uno de los dos principales tipos de oraciones que existen, según el tipo de sujeto con el que cuentan.

En consecuencia, la Oración pasiva será explicada entonces como aquella construcción sintáctica de sentido superior que cuenta en su composición con un sujeto pasivo, es decir, que el sujeto principal de esta oración recibe la acción que ejecuta otra entidad.

Complemento agente

Por último, también será necesario revisar el concepto de Complemento Agente, el cual ha sido entendido entonces como uno de los complementos verbales, que forman parte de las oraciones pasivas.

De forma mucho más precisa, el Complemento agente será entendido como la partícula o estructura sintáctica que señala al ente que realiza la acción que recibe el sujeto pasivo. Por otro lado, toda vez que se desee conocer en una oración pasiva este complemento, se deberá entonces interrogar directamente al verbo, preguntándole entonces ¿por quién ha sido realizada la acción?

Es decir, si la oración pasiva se convirtiera en una oración activa, el Complemento agente pasaría a ser el sujeto activo de esta construcción sintáctica.

Ejemplos de Complemento agente

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo exponer algunos ejemplos precisos sobre el complemento agente, y su participación en oraciones pasivas. A continuación, las siguientes oraciones:

El fuego fue apagado por los bomberos → en este caso, lo primero que se hacer es verificar que la oración sea pasiva. Al hacerlo encontramos que el sujeto principal es “el fuego”, el cual recibe la acción de ser “apagado”. Por ende, para reconocer cuál es el Complemento agente, deberá preguntársele al verbo ¿Por quién fue apagado el fuego? La respuesta es “por los bomberos”. Esta estructura sintáctica es el complemento agente.

Los libros fueron vendidos por el librero → por su parte, en esta oración, “los libros” constituyen el sujeto pasivo de la oración. Por ende, se toma el verbo y se interroga: ¿por quién fueron vendidos los libros? Por el librero, esta estructura es entonces el Complemento agente de esta oración.

Luis fue castigado por el profesor → en esta oración “Luis” es la entidad que funge como Sujeto pasivo. Por ende, para conocer cuál es el complemento agente se debe interrogar al verbo ¿por quién fue castigado Luis? La respuesta es “por el profesor”.

Las medidas gubernamentales fueron rechazadas por el pueblo → con respecto a esta oración, se tiene que se puede identificar la estructura “las medidas gubernamentales” como el sujeto pasivo de la oración. Para entender cuál es el Complemento agente, se interroga al verbo: ¿por quién fueron rechazadas las medidas gubernamentales? Por el pueblo. Esta estructura es el complemento agente.

El perro fue llevado a pasear por su amo → Finalmente, esta oración también puede tomarse como pasiva, puesto que cuenta con un sujeto que recibe la acción “el perro”. Para conocer el complemento agente, se le pregunta entonces al verbo: ¿por quién fue llevado el perro a pasear? Por su amo, esta estructura es identificada entonces como el Complemento agente de la oración.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de complemento agente
septiembre 28, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar