Ejemplos de Complemento Circunstancial de Causa

Antes de exponer un conjunto de ejemplos sobre los distintos Complementos circunstanciales de Causa, que pueden encontrarse, al menos en el Español, se revisarán algunas definiciones, que de seguro servirán para entender cada uno de estos casos en su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

De esta forma, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a tan sólo dos nociones: Complemento Circunstancial y Complemento Circunstancial de Causa, los cuales se encuentran directamente relacionados con los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Complemento Circunstancial

En consecuencia, podrá comenzarse por señalar que el Complemento Circunstancial ha sido explicado por la Sintaxis –de forma general- como uno de los principales tipos de complementos con los que cuenta el verbo.

De forma mucho más específica, el Complemento Circunstancial es definido como la estructura sintáctica que, en la oración, refiere o acompaña al verbo, con el fin de completar la información sobre él, señalando entonces las circunstancias en las cuales ha ocurrido, ocurre u ocurrirá la acción expresada por esta palabra.

Por ende, no existe una sola clase de Complemento Circunstancial, sino que en realidad existen varios tipos de ellos, según refieren al lugar, la forma, el tiempo, la compañía, el material, la causa, finalidad o destinatario de la acción.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, la forma correcta de identificar el Complemento Circunstancial en la oración, es ir al texto, y preguntarle directamente dónde, cómo, cuándo, con quién, con qué, por qué, para qué o para quién, entre otras preguntas.

Así mismo, los diferentes autores señalan que el Complemento Circunstancial puede estar constituido por diferentes estructuras sintácticas, como por ejemplo los sintagmas verbales, sintagmas adverbiales o sintagmas preposicionales. Por igual, puede estar ejercicio por estructuras más complejas, como por ejemplo la oración subordinada adverbial.

Complemento Circunstancial de Causa

En segundo lugar, también será necesario tomar un momento para lanzar luces sobre el Complemento Circunstancial de Causa, el cual es descrito como uno de los principales tipos de Complementos circunstanciales que pueden encontrarse en referencia al verbo.

Ya desde una perspectiva mucho más cercana, el Complemento Circunstancial de Causa puede ser también explicado como la estructura sintáctica, que busca acompañar o referir al verbo, dentro de la oración, para declararle al hablante el por qué ha ocurrido, ocurre u ocurrirá la acción, señalada por esta palabra.

En consecuencia, siendo esta estructura un Complemento Circunstancial, la forma correcta de identificarlo dentro de la oración será yendo nuevamente al texto, con el fin de preguntarle directamente ¿por qué ha ocurrido la acción? La respuesta será identificada como el Complemento Circunstancial de Causa.

Sin embargo, esta no es la única forma de identificar a este tipo de complemento, puesto que según como señala la Sintaxis, por lo general esta clase de estructura es introducida en la oración por preposiciones o locuciones preposicionales, como por ejemplo las siguientes: por, porque, debido a, a causa de, gracias a, por culpa de.

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Causa

Toda vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos ejemplos que permitirán ver de forma concreta la apariencia de este tipo de complementos, así como la forma idónea de identificarlos. A continuación, las siguientes oraciones:

Mi papá no irá con nosotros, porque debe trabajar → para identificar el Complemento Circunstancial de Causa en esta oración, se debe tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿por qué mi papá no irá con nosotros? La respuesta será “Debe trabajar”. Así mismo, se puede ver cómo esta estructura sintáctica es introducida en la oración por la partícula “porque”.

El juego se suspendió a causa de la lluvia → en esta oración, a fin de identificar el Complemento Circunstancial de Causa, también será necesario interrogar al verbo. Para esto se toma entonces la oración, y se le pregunta ¿por qué se suspendió el juego? La respuesta será “La lluvia” o “A causa de la lluvia”. Esa estructura sintáctica constituye el C.C. de Causa.

Me dolió el estómago por comer mucho chocolate → así mismo, si se deseara conocer el C.C. de Causa, será necesario tomar la oración, y preguntarle directamente ¿por qué me dolió el estómago? La respuesta será “por comer mucho chocolate”. En este caso esta estructura sintáctica, identificada como el C.C. de Causa es introducida a la oración por la preposición “por”.

Me caí por culpa de mi hermano → igualmente, en este caso, será necesario tomar la oración, y preguntarle directamente al verbo ¿por qué me caí? La respuesta será “por culpa de mi hermano”. Siendo esta la razón que produce la acción, es identificado como el C.C. de Causa. Así mismo, puede verse cómo es introducido por la partícula “por culpa de”.

Iremos al campamento, gracias a la compañía de mi mamá → para conocer entonces el C.C. de Causa en esta oración, se debe proceder igualmente a tomar el verbo, e interrogarlo, preguntándole ¿por qué iremos al campamento? La respuesta será “gracias a la compañía de mi mamá”. Esta estructura lingüística es identificada entonces como el Complemento Circunstancial de Causa.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Causa
agosto 31, 2019

Ver más Artículo al azar