Ejemplos de Complemento Circunstancial de Compañía

Entre los distintos tipos de Complementos Circunstanciales que existen, se encuentra el Complemento Circunstancial de Compañía. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta clase de estructura sintáctica, se revisarán algunas definiciones, que permitan entenderla en su justo contexto.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

De esta manera, podrá tomarse también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones fundamentales: Verbo y Complemento Circunstancial, por encontrarse directamente relacionado al tipo de complemento verbal, que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

El verbo

Por consiguiente, se comenzará por decir que el verbo ha sido explicado, por las distintas fuentes, como una de las principales clases de palabras, que pueden encontrarse en las lenguas naturales. No obstante, si se deseara una visión mucho más integral sobre ella, se deberá tomar también en consideración las distintas definiciones que han promulgado respecto al verbo las principales disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, podrá comenzarse señalando por ejemplo que la Semántica –disciplina que estudia las partículas lingüísticas según su significado- entiende el Verbo como una palabra, que tiene la misión de referir a la acción, que es ejecutada por el sujeto, cuando este es activo, o que por el contrario es sufrida por el sujeto, cuando este es pasivo.

Así también, la Sintaxis –disciplina que prefiere estudiar la posición y función de las partículas- señala que el verbo debe ser también comprendido como el núcleo del Predicado, así también como del Sintagma verbal.

Por otro lado, la Morfología –materia que se enfoca en estudiar la constitución de las partículas- prefiere señalar que el verbo es una palabra de tipo variable, en tanto cuenta con la capacidad de cambiar su estructura lingüística, con tal de responder a los accidentes gramaticales, impuestos por su entorno: Modo, Tiempo, Voz, Número, Persona, entre otros.

Complemento Circunstancial

En segundo lugar, será igualmente necesario lanzar luces sobre el concepto de Complemento Circunstancial, el cual ha sido visto entonces como uno de los distintos tipos de complementos verbales que pueden encontrarse en las lenguas naturales, como por ejemplo el Español.

De forma mucho más específica, el Complemento Circunstancial ha sido explicado, por las distintas fuentes, como una estructura sintáctica, que tiene como misión complementar al verbo, a fin de señalar las circunstancias en las cuales se ha realizado, se realiza o se realizará la acción.

Por ende, no puede hablarse de un solo tipo  de Complemento Circunstancial, sino que la Sintaxis reconoce al menos diez distintas clases, en tanto muestran el lugar, tiempo, forma, compañía, material, propósito, finalidad, destinatario, o incluso si sí o no ocurrió la acción.

Así mismo, la Sintaxis señala que siempre que se desee conocer el Complemento Circunstancial de una oración, se deberá ir al texto e interrogarlo, preguntándole entonces dónde, cuándo, cómo, con quién, con qué, para qué, por qué, para quien, entre otras informaciones, relacionadas con el verbo. La respuesta que arroje cualquiera de estas preguntas será entendida entonces como el Complemento Circunstancial.

Además de esto, la disciplina sintáctica señala que el Complemento Circunstancial puede estar conformado por distintas estructuras, como por ejemplos los sintagmas verbales, sintagmas preposicionales y los sintagmas adverbiales. Incluso, el Complemento Circunstancial podría llegar a ser ejercicio por una oración subordinadas preposicional.

Complemento Circunstancial de Compañía

Una vez se ha pasado revista sobre estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Complemento Circunstancial de Compañía, el cual ha sido identificado, de forma general, como uno de los distintos tipos de complementos verbales que existen en las lenguas naturales.

Desde una perspectiva mucho más cercana, el Complemento Circunstancial de Compañía ha sido explicado, por las distintas fuentes, como una estructura sintáctica que, en la oración, busca acompañar o referir al verbo, con el fin de indicar quién sirve de compañía a la acción, expresada por el verbo.

Siendo un Complemento Circunstancial, el C.C. de Compañía puede ser identificado en la oración, yendo al texto, y preguntándole directamente al verbo ¿con quién? La respuesta que arroje esta interrogante, será catalogada como el C.C. de Compañía.

Ejemplo del Complemento Circunstancial de Compañía

Sin embargo, puede que la forma más eficiente de completar una explicación sobre el C.C. de Compañía sea a través de la exposición de algunos ejemplos concretos, que permitan ver la forma de esta clase de complemento, así como la manera de interrogarlos. A continuación, las siguientes oraciones:

Maritza fue al Circo con Miriam →  si se quisiera identificar, en esta oración, el C.C. de Compañía, entonces sería necesario aproximarse a ella, y preguntarle ¿con quién fue Maritza al Circo? La respuesta es “con Miriam”. Esta estructura puede considerarse entonces el complemento que se está buscando.

Jaime salió con sus amigos → en este caso, también sería necesario aproximarse a la oración, e interrogar al verbo, preguntándole entonces ¿con quién salió Jaime? La respuesta sería “con sus amigos”. Esta estructura sería entendida como el Complemento Circunstancial de Compañía.

Es importante señalan que en las oraciones, el Complemento Circunstancial de Compañía es introducido por lo general por medio de la preposición “con”.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Compañía
agosto 31, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar