Ejemplos de Complemento Circunstancial de Finalidad

Previo a exponer algunos ejemplos sobre el Complemento Circunstancial de Finalidad, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender esta clase de estructuras sintácticas, en su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, también se decidirá delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Complemento Circunstancial y Complemento Circunstancial de Finalidad, los cuales se encuentran directamente relacionados con las definiciones, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Complemento Circunstancial

Por consiguiente, podrá comenzarse por decir que el Complemento Circunstancial ha sido señalado, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de complementos verbales, que pueden encontrarse en las lenguas naturales.

De forma mucho más específica, la Sintaxis –materia que estudia las partículas lingüísticas según su posición y función dentro de la oración- considera que el Complemento Circunstancial puede ser definido como una estructura sintáctica, cuya misión es indicar cuáles han sido las circunstancias en las cuales se desarrolla, se ha desarrollado o se desarrollará la acción.

En consecuencia, no puede hablarse de un solo tipo de Complemento Circunstancial, sino que existen varias clases, según señalen el lugar, el modo, tiempo, compañía, materia, finalidad, causa o destinatario de la acción. Así mismo, el Complemento circunstancial puede señalar si la acción ha ocurrido o no.

Con respecto a la forma de identificar este tipo de estructura dentro de la oración, las distintas fuentes señalan que para esto es necesario entonces interrogar a la oración, con el fin preguntarle al verbo dónde, cómo, cuándo, con quién, con qué, para qué, por qué o para quién ha ocurrido la acción, señalada por el verbo.

Además, la Sintaxis indica que el Complemento Circunstancial puede estar constituido por distintas estructuras sintácticas, como por ejemplo los sintagmas adverbiales, sintagmas preposicionales o sintagmas verbales. Así también, podría estar conformada por una oración subordinada adverbial.

Complemento Circunstancial de finalidad

En segunda instancia, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Complemento Circunstancial de finalidad, el cual ha sido explicado, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de complementos circunstanciales, que pueden encontrarse en las lenguas naturales.

Así también, desde una perspectiva mucho más cercana, el Complemento Circunstancial de finalidad, ha sido explicado como un tipo de estructura sintáctica que cumple con la misión de señalar para qué ha ocurrido, ocurre u ocurrirá una acción.

Siendo el C.C. de Finalidad un Complemento Circunstancial, la forma de identificarlo en la oración será yendo al texto, y preguntándole directamente ¿para qué ha ocurrido la acción? La respuesta a esta pregunta será entonces el C.C. de Finalidad.

Igualmente, la disciplina sintáctica señala que este tipo de complemento es introducido siempre a la oración por medio de la preposición “para”, por lo que entonces este es otro rasgo que puede ayudar a identificar este tipo de complemento.

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Finalidad

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que entonces sea mucho más sencillo abordar una exposición sobre los distintos ejemplos que existen sobre el Complemento Circunstancial de Finalidad, así como sobre la forma correcta de identificarlo. A continuación, las siguientes oraciones:

Compré el material para la construcción de la pared → en este caso, si se deseara identificar el Complemento Circunstancial de Finalidad, se debe tomar entonces la oración, y preguntarle directamente al verbo ¿para qué compré el material? La respuesta es “la construcción de la pared”. Ese es el C.C. de Finalidad. Así mismo, puede verse que esta estructura es introducida por la preposición “para”.

Llamé a Mauricio para invitarlo al parque → por igual, en esta oración, si se quisiera saber cuál es el Complemento Circunstancial de Finalidad, entonces se procede a tomar la oración y preguntarle directamente ¿para qué llamé a Mauricio? La respuesta es “invitarlo al parque”. Siendo la respuesta a la pregunta, y siendo esta estructura sintáctica introducida por la preposición “para”, entonces puede ser identificada como Complemento Circunstancial de Finalidad.

Busqué los ingredientes para la pizza → en esta oración, a fin de conocer el Complemento Circunstancial de Finalidad, se le preguntará directamente al verbo ¿para qué busque los ingredientes? La respuesta es “para la pizza”. Esta estructura constituye entonces el C.C. de finalidad de esta oración.

Mi mamá llamó a la policía para denunciar el robo del carro → ante esta oración, y en caso de que se deseara conocer el Complemento Circunstancial de Finalidad, se debe tomar el texto, y preguntarle directamente ¿para qué mi mamé llamó a la policía? La respuesta es “denunciar el rodo del carro”. Esta estructura, introducida a la oración además por la preposición “para” constituye el C.C. de Finalidad.

Revisé dos veces para estar segura → al momento de querer saber cuál es el Complemento Circunstancial de Finalidad en esta oración, se deberá tomar el verbo, y preguntarle directamente ¿para qué revisé dos veces? La respuesta que se consigue es “estar segura”. Considerando que esta estructura es la respuesta a la interrogante, y además es introducida a la oración por la partícula “para”, entonces puede entenderse como el C.C. de Finalidad.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de Complemento Circunstancial de Finalidad
agosto 31, 2019

Ver más Artículo al azar